Buscan captar a votantes sin candidatos

Gill, Zannini, Accastello y Cavagnero en la mesa principal de la reunión que se realizó en el Salón Blanco

El postulante a vicepresidente estuvo en Villa Nueva por motivos personales y aprovechó su visita para tener “un encuentro privado” con dirigentes de su espacio

 

Gill, Zannini, Accastello y Cavagnero en la mesa principal de la reunión que se realizó en el Salón Blanco
Gill, Zannini, Accastello y Cavagnero en la mesa principal de la reunión que se realizó en el Salón Blanco

“Junto a Carlos Zannini y más de 80 intendentes de la provincia de Córdoba participamos de una reunión de trabajo en Villa María con el objetivo de continuar afianzando el modelo de inclusión de nuestro país.

Además, abordamos temas y problemáticas de cada localidad para planificar y desarrollar la Córdoba que viene para los próximos años”.

La breve información fue posteada en el muro de Facebook del intendente Eduardo Accastello.

Fue todo lo que se supo en forma oficial de la reunión que se concretó el sábado a la tarde en Villa María con el candidato a vicepresidente de la Nación del Frente para la Victoria, Carlos Zannini.

Intendentes y dirigentes del kirchnerismo provincial llegaron a la ciudad, tal como adelantamos en nuestra tapa de la edición de ayer, para dialogar con Zannini, hacer un análisis de la realidad electoral y proyectar las acciones a llevar adelante con la mira puesta en el próximo 25 de octubre.

“Zannini vino por cuestiones personales a Villa Nueva y planteó la posibilidad de hacer un encuentro para charlar en privado”, precisó a nuestro matutino uno de los asistentes a la reunión.

La cuestión es que el candidato a vicepresidente prefirió la charla a puertas cerradas y con “bajo perfil”.

Legisladores electos, jefes comunales y candidatos participaron del cónclave. En la oportunidad, los dirigentes analizaron los resultados obtenidos en Córdoba, repasaron la situación electoral del oficialismo que propone a Daniel Scioli a la Presidencia y barajaron distintas acciones para “crecer” en la provincia de Córdoba.

De acuerdo a fuentes consultadas, en la reunión se habló de la organización logística de la campaña. “La idea es salir al encuentro del votante justicialista, de electores radicales, teniendo en cuenta que el que ganó en Córdoba (por José Manuel de la Sota) no participará de la elección de octubre”, señaló uno de los asistentes.

 

Escenario diferente

En las filas del kirchnerismo local especulan que hay “un 40% de votantes cordobeses cuyos candidatos no estarán en el cuarto oscuro en los comicios nacionales del 25 de octubre”.

Precisamente, el voto que en las PASO fue a De la Sota o al radical Ernesto Sanz, está bajo la lupa del Frente para la Victoria.

La clave para el oficialismo está en “plantear un escenario diferente a partir de diciembre, con una Córdoba integrada a la Nación”.

“Se viene un tiempo distinto”, expresó un dirigente K de peso en la provincia.

Los invitados al cónclave con Zannini salieron con el compromiso de trabajar fuertemente para que la fórmula Scioli-Zannini tenga un significativo crecimiento en la provincia en relación a los resultados obtenidos el pasado 9 de agosto.

Con mucho optimismo apuntan a crecer 6 ó 7 puntos en nuestra provincia para estar bien cerca del triunfo en primera vuelta.

 

Print Friendly, PDF & Email