Camioneros montó un campamento frente a planta de Lorenzati Ruetsch

El grupo de acampantes mantuvo un reclamo pacífico frente a las instalaciones cabralenses de la firma

Choferes de camiones de la firma y un grupo de integrantes del Sindicato de Camioneros comenzaron un reclamo por encuadramiento frente a la manisera por aplicación de convenio colectivo de trabajo

El grupo de acampantes mantuvo un reclamo pacífico frente a las instalaciones cabralenses de la firma

Un grupo de trabajadores de la empresa Lorenzati Ruetsch & Cía. e integrantes del Sindicato de Camioneros instaló un campamento frente a la playa de camiones y próxima a la planta de la firma en Arroyo Cabral, en reclamo de mejoras salariales y encuadramiento de Convenio Colectivo de Trabajo (CCT).

Se trata de unos 24 choferes en total de la sección de cargas generales, sumando los que se desempeñan en las instalaciones cabralenses de la manisera más las plantas que la misma empresa tiene en la localidad de Ticino (apenas distante 24 km por ruta provincial S358).

 

Por convenio

En la protesta demandan pasar al convenio propio estos más de 20 choferes que actualmente perciben salarios como empleados de comercio, lo que difiere, según dejaron trascender, entre un 30% y un 50% en sus haberes. Los acampantes y dirigentes que llevan adelante esta protesta indicaron que la duración del conflicto “depende de la empresa”.

Si bien los integrantes del Directorio de Lorenzati evitaron hacer declaraciones al respecto, mantuvieron reuniones operativas “de rutina” que demanda el comienzo de la campaña de maní y entre los puntos abordados estuvo en evaluación el pedido del Sindicato de Camioneros. Sin embargo, la visión de los empresarios comenzó en la mesa por hacer ver que se trata de un conflicto entre gremios y que el encuadramiento en el CCT de Empleados de Comercio es válido (puntualmente en la rama acopio), en tanto “la actividad principal de la firma es la comercialización”. “Vale decir que hay choferes que se fueron a otras empresas y volvieron, porque las condiciones de trabajo no deben ser tan malas como dicen”, arriesgó un encargado de la industria cabralense. Explicó que ayer “hubo camiones de particulares que cargaron para salir al puerto de Rosario, no se puede frenar así nomás la actividad”.

 

Bien “encuadrados”

Mientras tanto, desde el Centro de Empleados de Comercio (CEC), Mario García reconoció que “este es un conflicto de encuadramiento”, y apuntó que “los trabajadores están bien encuadrados en el CCT, ya que el 130/75 en la categoría chofer, porque la actividad principal de la empresa es la comercialización y cuenta con logística propia”.

“Ayer realizamos una asamblea con los trabajadores en su lugar de trabajo, escuchamos y expusimos, pero Camioneros tiene este estilo de querer avanzar sobre otras actividades y han logrado convencer a un grupo de que les conviene estar encuadrados en su convenio”, manifestó García.

El titular del CEC Villa maría se lamentó “porque es una decisión unilateral que se quiere imponer, sin intervención del Ministerio de Trabajo y sin convocar a Comercio. Estos reclamos deben hacerse por la vía que corresponde y no por la fuerza, van por la vía del apriete…”.

El dirigente mercantil también desmintió que pueda haber mucha diferencia en los salarios y sostuvo que “el convenio 130/75 tiene un parámetro de valores por kilómetros en la actividad y puede haber alguna diferencia en la liquidación que se puede revisar, pero se trata de un cotejo gremial. Vamos a tomar las acciones legales que correspondan”.

Recordó que “esta modalidad” del Sindicato de Camioneros “tiene ya antecedentes con el conflicto de la cadena de supermercados Maxiconsumo (mayo del año pasado), donde bloquearon y presionaron para cambiar el encuadramiento, lo que es un mecanismo para ellos convencional”. “No estamos en contra de que un trabajador mejore sus ingresos, pero debe pasar por otro lado, primero deberían haber hablado institucionalmente para tratar de llegar a un acuerdo. Nosotros vamos a ir por la vía legal”, insistió García. Y por último recordó que “la empresa Lorenzati tiene 50 años y 450 empleados que siempre estuvieron bajo convenio de comercio”.

 

Acompañando

Por la tarde, hubo reuniones en la empresa, pero nadie confirmó si las evaluaciones tuvieron la participación de dirigentes gremiales del Sindicato de Camioneros, a pesar que desde esta entidad marcaron que “hoy” no tienen representatividad dentro de la firma ticinense-cabralense. Si adujeron que “lo que se hace es acompañar a los trabajadores” porque entienden que “están mal encuadrados”, o sea que se rigen por otro convenio y por ende por otra escala salarial distinta a la que entienden debería aplicarse.

También apuntaron que la diferencia en los sueldos de estos 24 trabajadores no estaría en el básico si no en los diferentes ítems que se aplican y que constituyen el salario de bolsillo, como por ejemplo los kilómetros que transporta, el control de carga y descarga, los viáticos, el kilómetro al 100% cuando se trabaja sábado (después de las 13) y domingo, etcétera.

Print Friendly, PDF & Email