Color y juegos al Paseo de los Niños

Un niño ya disfruta de una tarde en el paseo intervenido por estudiantes y docentes

Alumnos y docentes del CENMA Ausonia participaron del proyecto y llevaron adelante un reconocido trabajo al hermosear el Paseo del Niño

Un niño ya disfruta de una tarde en el paseo intervenido por estudiantes y docentes
Un niño ya disfruta de una tarde en el paseo intervenido por estudiantes y docentes

Pasaba inadvertido como tal, estaba bastante gris ese espacio. “Poco atractivo, era un lugar de paso para los vecinos, para acortar (camino)”, dijo la coordinadora del CENMA Ausonia, Natacha Estévez.

“Buscamos darle colorido para hacer honor a su nombre”, afirmó la profesora.

La comunidad del Centro de Educación de Nivel Medio para Adultos (CENMA) Anexo Villa Nueva, concretó la restauración y embellecido de esta esquina dedicada a los más pequeños de la localidad.

Fueron las alumnas Mirta Graciela Barreto, Roxana Micaela Cañas, Norma Beatríz Pajón, Johana Daniela Rey, Olga Beatríz Rey, Andrea Micaela Ríos, María Luisa Zorrilla y Susana Magdalena Mossello, junto a las profesoras Malena Volta, Cintia Rinaudo, Janet Rosso y la coordinadora Estévez quienes pusieron manos a los diseños y colores.

 

En plena tarea, un grupo de alumnos del CENMA hermoseando el paseo
En plena tarea, un grupo de alumnos del CENMA hermoseando el paseo

Reconocimiento

“La propuesta apuntó a transmitir sensaciones y poner en circulación ciertos elementos subjetivos del ámbito de la sentimentalidad, catalizada por el juego infantil. A partir de esta movilización espacial y subjetiva se promovió una nueva forma de relacionar a los vecinos de Ausonia con el paisaje urbano; especialmente, mediante el embellecimiento visual de un lugar emblemático para la localidad”, reza el argumento oficial resaltado desde el municipio.

Precisamente la coordinadora recibió en el acto concretado el martes, en el marco de la entrega de viviendas en los festejos patronales en honor a Santa Rosa de Lima, un certificado de manos del intendente Mauricio Pajón, en agradecimiento de toda la comunidad y la municipalidad “por el creativo proyecto, alentándolas a que continúen en el camino de la superación”.

 

Dejar huella

“Está ubicado frente a un mercadito (referencia del pueblo), donde con cuidados los niños podrían quedarse mientras los padres hacen las compras”, indicó Estévez. Pero destacó lo aportado a ese lugar: “Junto con las alumnas escribimos fragmentos de canciones y frases infantiles y dibujaron juegos como rayuela y ta-te-ti. También incluimos formas geométricas, colores y números en inglés, para jugar y aprender”.

“Participaron todos los alumnos, que tienen edades repartidas entre los 20 y más de 70. Todos participaron y en una semana, asistiendo todas las tardes y compartiendo el mate, concretamos esta tarea propuesta”, resumió.

Consultada por un cronista de EL DIARIO, subrayó: “Hacemos muchos proyectos de salida a la localidad. La idea nuestra de Escuela es dejar huella, devolver al pueblo parte de lo que nos brinda. Porque como Institución también queremos gestionar cultura”.

“Al involucrarnos, sumamos y estamos convencidos que motivamos”, dijo para señalar que “también participaron alumnos de la Escuela General San Martín (primario) para confeccionar un mural de manitos”.

Para llevar adelante esta actividad, Estévez valoró: “Pusimos nuestro trabajo, nuestro tiempo, y también el municipio puso los materiales y su apoyo”. Y añadió que “en ese lugar se ubica un rincón para la oración que es de la Capilla Santa Rosa” (el que se respetó) y además “en grupo, plantaron todos juntos un árbol, una grevillea”.

 

Print Friendly, PDF & Email