con materiales simples y dimensiones generosas

Federico Moreno Arquitecto MP: 1-11458
Federico Moreno Arquitecto MP: 1-11458
p16-f1
La planta baja posee un living comedor de generosas dimensiones. Además cuenta con grandes ventanales que aportan una gran luminosidad
p17-f1
Como se observa en la parte posterior de la vivienda, todos los ventanales van desde el piso hasta el techo
p17-f2
La planta alta cuenta con tres amplios dormitorios
p17-f3
El plano de la planta baja. Allí se observa la pileta, uno de los factores que el arquitecto Moreno mencionó como “construcciones previas al proyecto en cuestión”

Compacta y funcional, esta vivienda ubicada en el barrio Prado Español de la ciudad de Villa Nueva, en las cercanías del río Ctalamochita, donde predominan grandes espacios verdes y el contacto con la naturaleza, se implanta en un lote definido por construcciones previas al proyecto en cuestión, como lo son la pileta y el quincho.

Se plantea en dos pisos. La planta baja cuenta con un ingreso y un espacio central que alberga un living comedor de dimensiones generosas, con grandes ventanales hacia el interior del lote que aportan gran luminosidad a los ambientes.

Todo ello adosado a un paquete de servicios que incluyen cocina, despensa, estudio y baño, encolumnados con los servicios en planta alta, consolidando un núcleo húmedo, compacto y eficiente.

La planta alta cuenta con el mismo núcleo de servicios, además de tres dormitorios amplios. Uno de ellos, el principal, posee vestidor y baño en suite, otro baño al que tienen acceso las dos habitaciones restantes y la circulación vertical de la vivienda.

Cabe decir también que todos los ambientes se encuentran iluminados por ventanales que van desde el piso hasta el techo.

 

Materialidad

En esta construcción se optó por la utilización de materiales simples y por técnicas constructivas de iguales características. Así se decidió para que el desarrollo de la misma sea eficiente, económica y que no representa complejidades que pudieran requerir de una mano de obra muy calificada.

Posee una estructura sismo resistente de hormigón y paredes de ladrillo cerámico portante, algo muy común en la zona de la construcción.

A la vez se optó por una loza maciza de hormigón, que se encuentra a la vista en planta y que le aporta un toque distintivo al espacio de living comedor. Se dejaron todas las vigas exteriores a la vista para darle personalidad y rusticidad al proyecto de manera armónica en su totalidad.

 

La obra

Por último, es oportuno señalar que la obra tiene una superficie cubierta de 155 metros cuadrados cubiertos más 40 metros cuadrados de garaje, totalizando la construcción un total de 195 metros cuadrados cubiertos.

Print Friendly, PDF & Email