“Con mucho cariño hacia la escuela”

Con la vocación de dar. Beltramo es directora desde hace un año, pero lleva 30 en la Escuela Mitre

María Rosa Beltramo es la directora de la institución y destacó la importancia del compromiso de los padres y exalumnos que sostienen la cooperadora. Subrayó que no han tenido problemas con el Paicor. “Siempre nos acomodamos. Hace 30 años la esencia era la misma que hoy. El espíritu familiar prosigue en el tiempo”, sostuvo 

Con la vocación de dar. Beltramo es directora desde hace un año, pero lleva 30 en la Escuela Mitre
Con la vocación de dar. Beltramo es directora desde hace un año, pero lleva 30 en la Escuela Mitre
Día del Estudiante. El turno mañana, durante las actividades recreativas desarrolladas sobre la calle Mitre
Día del Estudiante. El turno mañana, durante las actividades recreativas desarrolladas sobre la calle Mitre

La Escuela Bartolomé Mitre de Villa Nueva es el centro educativo más antiguo de la ciudad (138 años de vida) y un pilar fundamental de la sociedad en función de que allí conviven la enseñanza, la contención y la comprensión, con el plato de comida.

El saber público e inclusivo se ve reflejado en esta institución que mantiene viva la llama de ser un eslabón principal en el crecimiento de los niños que viven en Villa Nueva. “Alumnos de Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires, como así también provenientes de comunidades bolivianas, vienen a clases todos los días. La escuela siempre tuvo las puertas abiertas a todos, nunca ha abandonado esa característica que la identifica”, reflejó María Rosa Beltramo, la actual directora que lleva 30 años en la escuela y es una palabra más que autorizada para hablar sobre el presente, necesidades actuales y lo que ha dejado el paso del tiempo.

“Esta escuela tiene un Proyecto de Educación Institucional (PEI) en el que fluctúan tanto programas de la provincia como entre instituciones locales. El desarrollo de los alumnos está dentro de las planificaciones de cada docente. La comprensión, lectura y escritura son fundamentales para fortalecer el crecimiento educativo de los niños. Los recientes programas puestos en práctica fueron ‘Leer con todo’, ‘Feria de Ciencias’, ‘Amijugando’ y ‘Festival de la lectura’”, comentó en el inicio del diálogo.

En cuanto a la composición de la institución, dijo: “Hoy asisten 302 niños divididos en 12 secciones. Hay 12 docentes de grado para los turnos mañana y tarde de primero a sexto grado. En la estructura hay una directora, una vice, una docente pasiva y 3 docentes de ramas (Música, Plástica y Educación Física)”.

También mencionó el funcionamiento de la jornada extendida: “Es un plan de la provincia que se implementa a partir de octubre de 2011. Consiste en ampliar el espectro educativo con otros contenidos. Se dictan clases de Artes Visuales, Inglés, Ciencia, Literatura y Educación Física. Funciona de 11.30 a 13.30 (para los chicos del turno mañana se extiende hasta esa hora, mientras que los del turno tarde lo inician en ese horario). Por supuesto previo almuerzo en el comedor”.

Una de las consultas puntuales del contacto con la directora fue referida al almuerzo diario en el colegio. Sobre el funcionamiento del Paicor en la institución y la cantidad de alumnos que comen, indicó: “La gran mayoría de los que asisten comen aquí, realmente son casi todos. Por suerte no hemos tenido problemas con el Paicor, aunque sabemos que ha habido inconvenientes en otras instituciones. Hemos elevado todos los informes correspondientes y luego recibimos las autorizaciones para los incrementos de las raciones y soportar el impacto económico actual”.

Sobre los cambios que vio en los últimos nueve meses, remarcó: “Se ve mucho el trabajo de la misma hacia adentro. Hay mucha participación de los papás. Nos ponemos cerca de los acuerdos de convivencia para crecer y prosperar. No solamente se da con las seños para mejorar diariamente, sino que participan y se involucran los padres dentro de la escuela. Cuando hay trabajos, proyectos, cuando salimos a las calles, cuando vamos de visita… la inclusión de la sociedad en la inclusión de los hijos es un punto para destacar de este último tiempo. Hay que decir que el esfuerzo de la cooperadora que se ha creado permite redoblar esfuerzos y poder mantener la estructura para que a los chicos no les falte nada. La cooperadora está formada por exalumnos y papás. El trabajo es dado con mucho cariño hacia la escuela. Eso es muy importante y para destacar”.

Por otro lado, comentó lo que viene: “Vamos a participar del Operativo Aprender el 18 de octubre. Es una evaluación para los niños de 3ro. y 6to. grado, para saber qué es lo que sabemos y qué es lo que nos falta. Esta instancia no es para una nota, sino que es una producción para que quienes están en los ministerios conozcan la realidad de los conocimientos que tienen o no los niños de la educación pública. Por otra parte, a nivel zonal estamos trabajando con nuestros inspectores en la detección de aprendizajes débiles, mediante un proyecto que consiste en subsanar las falencias y potenciar las virtudes”.

Sobre lo que significa vivir para la escuela y los chicos en una relación directa con la familia y las instituciones, puntualizó: “Es una relación muy a diario de involucrarnos en cada cosa que le pasa al niño, en por qué no viene a clases, hablar con las papás, tener visitas domiciliarias. Es una relación de familia, donde el eje principal es que el niño esté en la escuela cumpliendo la función de alumno, pero fundamentalmente pueda sociabilizar en la vida para tener puertas abiertas y los horizontes más cercanos”.

Print Friendly, PDF & Email