Con voto unánime declararon la emergencia en violencia de género

En el recinto hubo un minuto de silencio por todas las víctimas de femicidio

El debate legislativo que fue extenso, pero tranquilo, estuvo presenciado por las organizaciones sociales impulsoras de la medida

En el recinto hubo un minuto de silencio por todas las víctimas de femicidio

Fue conmovedor el minuto de silencio por Tamara Córdoba y todas las víctimas de femicidio que se dio en medio de la sesión a pedido de Gisele Machicado. Fue un silencio que se extendió hasta el final de la jornada legislativa, aún después de declarar la emergencia en violencia de género en Villa María.

Todos esperaban que, después de cinco años transcurridos y de tantas víctimas en el medio, el aval por unanimidad de la tan ansiada declaración de emergencia fuese coronado con un cerrado aplauso. No fue así. Más tarde, desde las organizaciones sociales presentes explicarían que no era un día para festejar.

Sobre tablas, se aprobó un proyecto elaborado por los tres bloques, debido a que no había tiempo de desarchivar y tratar la iniciativa presentada en 2012 por las bancadas de la oposición.

El presidente del bloque Villa María para la Victoria, Carlos De Falco, recordó, al fundamentar la norma, que la ciudad se vio sacudida por hechos de violencia contra la mujer y tres femicidios: María Luján en la cárcel, Alicia en el barrio La Calera y Tamara Córdoba.

“Esta situación genera un profundo dolor y laceración en la sociedad que nos impone, como representantes del pueblo y como órgano de Gobierno, una expresión que vaya más allá de una formalidad. El proyecto no solo es para formular una declaración, sino que contiene disposiciones específicas para continuar trabajando en este tema”, afirmó.

Luego remarcó que el proyecto fue presentado por los tres bloques y que, por lo tanto, “es la expresión de los 12 concejales”, por lo que le da mayor legitimidad.

“Esta ordenanza no es producto de la elaboración de un bloque, sino del consenso, porque todos entendemos la gravedad de la circunstancia”, insistió.

“Esta emergencia no tiene plazo, como debería tener, creo que nos va a llevar muchos años porque hay diversos factores que atraviesan a la sociedad y el Estado debe estar presente. Por eso no se puso fecha hasta que podamos declarar libre de violencia de género a la ciudad”, subrayó.

De Falco sostuvo que los estados municipal, provincial y nacional están generando acciones sobre esta problemática y mencionó las medidas que tomó el Ejecutivo local, como la apertura de la Casa de la Mujer y la ampliación del horario de atención del Centro de Asistencia a la Víctima, entre otras.

 

Navarro: “Correspondía que actuáramos de esta manera”

“Este es un día triste y la ciudad está conmocionada, todos nos preguntamos por qué no cesa tanto espiral de violencia. Esta declaración venía siendo solicitada hace varios años, la primera inquietud fue el petitorio de las organizaciones en 2012, y es lo que el municipio vino trabajando en estos años. Hay que decir que el municipio articuló algunas políticas y acciones con los gobiernos provincial y nacional, venía tomando medidas y desarrollando políticas públicas en la materia, pero los hechos nos han sacudido”, afirmó la edil oficialista Verónica Navarro tras la sesión.

“Hubo muchos casos, pero el caso de Tamara fue la gota que colmó el vaso, esta declaración de emergencia tal vez nos haga tomar conciencia de que hay un grave problema que no debe naturalizarse y que hay que trabajar fuertemente en todo lo que podamos”, remarcó.

“La emergencia significa programas, políticas, recursos, darle un marco legal al municipio para que pueda hacer las transferencias de los recursos presupuestarios que sean necesarios, en articulación con los demás poderes, porque no alcanza solo con lo que hace el municipio. Por ejemplo, tenemos que pedir que los programas nacionales bajen a la ciudad con partidas y personal técnico que lleve adelante estas cosas”, indicó.

“Desde nuestro bloque hubo conversaciones con nuestro intendente por la declaración de emergencia, le planteamos que era el momento político que correspondía. Creo que correspondía que actuáramos de esta manera”, concluyó.

 

Qué dice la letra del proyecto aprobado

Un día antes, el bloque de Juntos por Villa María había solicitado que se desarchivara el proyecto pidiendo que se declarara la emergencia en violencia de género en Villa María presentado en noviembre de 2012 por las fuerzas de la oposición en el Concejo, y que fue acompañado por más de mil firmas.

“Ya en noviembre habíamos pedido esta medida, hoy, si bien no logramos el desarchivo, salió un proyecto de ordenanza con un texto muy parecido en el que se insta al Ejecutivo municipal a que continúe y profundice las políticas que tengan que ver con esta materia; se pide incrementar el personal técnico y administrativo en los dispositivos de atención a las víctimas con el fin de garantizar la atención inmediata en distintas áreas; implementar un programa de acompañante comunitario para el sostenimiento de estrategias de autovalidamiento de la mujer; garantizar la satisfacción de necesidades básicas de las víctimas y sus hijos, y disponer una partida presupuestaria para que todo esto pueda concretarse”, detalló la presidenta del bloque, Karina Bruno.

“También plantea conformar un centro de estudios sobre la temática para que desarrolle las políticas necesarias; se instará a los gobiernos provincial y nacional a que continúen y profundicen las acciones en la materia; trabajar coordinadamente entre los tres niveles de gobierno para que pueda ser recibido por la víctima y articular con Villa Nueva”, agregó.

 

Un paso adelante

“Es un paso adelante, con esto se salda una deuda que el sector político de la ciudad tenía con este problema. Esto no va a cambiar mañana la realidad, pero se toma el tema para solucionarlo. La declaración de emergencia tiene que ver con una definición política de reconocer que hay un problema tan grave, que nos involucra a todos y que es necesario atenderlo, entonces lo ponemos sobre la mesa y actuamos, asignándole recursos”, dijo Bruno.

“Reconocemos que algunas acciones se realizaron, pero no alcanzó y hay que tomar decisiones más profundas, poner en evidencia esta problemática”, añadió la edil, quien consideró que hay que reconocer el trabajo de las organizaciones sociales.

“Esta es una conquista de las organizaciones sociales, mi reconocimiento y respeto a ellas, que nunca dejaron que este tema se cayera de la agenda pública. Lamento que no se haya recogido antes este pedido”, finalizó la edil.

 

En homenaje a Mary

Seguidamente pidió la palabra Nora Landart, de Juntos por Villa María. “En homenaje a Mary Amaya quiero respetar la autoría intelectual del proyecto”, manifestó, en referencia a la iniciativa presentada en 2012 que impulsaron los bloques de la oposición.

“En 2012 dijimos que el Estado era el responsable de llevar adelante esta declaración de emergencia que termina viendo ahora muchas de las cosas que queríamos concretar. Lo que se logró en asistencia a las víctimas de violencia de género fue gracias al trabajo ininterrumpido de mujeres de Organizaciones No Gubernamentales que instalaron este tema”, apuntó, y luego valoró el reconocimiento hacia esas organizaciones por parte del intendente Martín Gill.

En su intervención, Landart aprovechó para reclamar por los escasos presupuestos para educación, salud y desarrollo social destinados por el “proceso político de más de 16 años” que gobierna la ciudad, a la vez que recordó que faltan equipos de constatación.

“Hoy es un día triste, después de tres femicidios ocurridos en nuestra ciudad y cinco en la provincia de Córdoba hoy es un día difícil para todos, pero es un gran avance poder declarar la emergencia en violencia de género en Villa María con un consenso pleno de todo el cuerpo”, aseguró por su parte Mónica Lazos, de Compromiso Comunitario.

“El texto del proyecto fue tomado del petitorio plasmado por las organizaciones sociales y que entregó Mary Amaya. Ella fue una mentora de eso y debemos decir también que las organizaciones fueron las responsables de instalar en la agenda pública este tema, hay que hacer un reconocimiento a su trabajo”, continuó.

Luego la edil recordó que se conformó la Mesa de Diálogo contra la Violencia de Género a instancias del intendente y que en ella trabajaron sobre este petitorio.

“Hoy lloramos la pérdida de Tamara, no es un día para festejar. Villa María está paralizada. Hoy lloramos por Tamara, por Alicia, por Micaela, por María Luján, pero comenzamos a trabajar entre todos, porque el compromiso para mitigar la violencia es de todos”, aseguró.

 

Sin aplausos

“No hubo aplausos porque hace cinco años que se presentó este proyecto y nos costó una piba más, una mujer más para que esto se pusiera en el tapete. Ahora hay una voluntad absoluta cuando hace una semana atrás estaba encajonado el proyecto. Es muy costoso el avance, tan costoso que fue una vida, por eso no podemos aplaudir”, subrayó Carola Marchisio, de Las Juanas.

“La declaración en sí no significa nada si no tiene un presupuesto. Estamos conformes con lo aprobado, pero creemos que tiene que ser un trabajo conjunto con las organizaciones”, consideró.

“Lamentablemente pasaron cinco años para que se tratara, porque en 2012 apuntábamos medidas para prevenir, para no tener más Tamaras o Alicias. La declaración es un avance, ahora tenemos que ver qué presupuesto le designan y cómo se va a trabajar”, señaló por su parte Leticia Forconi, del Foro la Mujer y la Defensa de sus Derechos.

Al aprobarse la declaración, hubo algunos reclamos e insultos que partieron de las gradas, provenientes de Juntas y a la Izquierda.

 

Villa Nueva, a la cabeza

Los ediles de la vecina ciudad aprobaron por unanimidad la declaración de emergencia en violencia de género en Villa Nueva un día antes de que lo hicieran sus pares villamarienses. En el Deliberante villanovense se reflotó un proyecto presentado en octubre pasado por la bancada de Juntos por Villa Nueva.

Print Friendly, PDF & Email