Cuando la pelota los saca de la calle

Márquez advirtió que la ciudad perdió sus potreros, por el avance tecnológico o el crecimiento urbano

Gabriel Márquez, quien la generó, dijo que busca alejar a los nenes de la droga y de otros riesgos. También, que todos los chicos puedan jugar, independientemente de cómo lo hacen

Márquez advirtió que la ciudad perdió sus potreros, por el avance tecnológico o el crecimiento urbano

Con la premisa de alejar a niños de los riesgos de la calle, de darles contención y de que todos puedan jugar al fútbol independientemente de su talento, nació hace cinco meses la “primera escuela” de este deporte en Villa Nueva.

La lleva adelante el extécnico y jugador Gabriel Márquez, quien ayer en la Redacción de EL DIARIO expresó varias veces su agradecimiento al intendente Natalio Graglia, a Franco Graglia, a la titular de Cultura Marcela Unzueta y a Fabián Jaime del Sitramun por apostar a esta iniciativa, que se concreta los lunes, miércoles y viernes en el predio de los municipales a la vera del río.

“Del baby me había ido con una sensación amarga, porque se compite mucho, se discrimina. Participa sólo el que juega bien. Yo quise darle prioridad a quienes no pueden estar en un baby porque no pueden pagar la cuota o no juegan tan bien”, resumió Márquez. Así la escuela recibe a casi 40 chicos de 5 a 12 años de todos los barrios. Colaboran cuatro mamás y papás, el municipio compró los materiales y hay eventos a beneficio.

“Queremos que no estén en la calle. La presencia de la droga es brava, y con esto buscamos alejarlos”, remarcó. También advirtió que se ha perdido el clásico “potrero”. “No hay, porque los baldíos están cerrados o tapados o porque a los nenes los superó la tecnología”, consideró y agregó que a su hora ninguno lleva celular.

“Yo vengo del potrero, nací del potrero. Estos chicos no tienen posibilidades y el objetivo es formar algo con ellos, pero esencialmente los quiero sacar de todos los peligros que hay en la calle”, señaló.

“Cuando salen del colegio muchas veces están solos en sus casas porque sus padres están trabajando, entonces se van a las esquinas. Con esta escuela tienen deporte y contención”, definió.

Entusiasmado, al final contó que este domingo participarán en un encuentro futbolístico en Las Varillas.

 

Print Friendly, PDF & Email