Cuantioso robo en una fábrica de muebles en barrio Las Playas

Los desconocidos habrían entrado a la fábrica tras violentar el portón de descarga, señaló el propietario de la planta

 Los cacos no sólo se llevaron máquinas y herramientas, sino que también sustrajeron una computadora y hasta el escritorio del lugar

Los desconocidos habrían entrado a la fábrica tras violentar el portón de descarga, señaló el propietario de la planta
Los desconocidos habrían entrado a la fábrica tras violentar el portón de descarga, señaló el propietario de la planta

“Esto realmente te bajonea”, expresó a EL DIARIO el propietario de la fábrica Constantino Muebles, Mayco Maier, quien resultó damnificado por el robo perpetrado durante la madrugada de ayer en la planta que posee en barrio Las Playas.

El fabricante, quien junto a su hermano llevan adelante con gran esfuerzo el microemprendimiento que produce “todo tipo de amoblamiento para el hogar”, apuntó que “además de lo robado también dañaron portones, estanterías y revolvieron todo en la oficina”.

Maier calculó el valor de todo lo robado en una suma aproximada “a los 70 mil pesos” y recordó que “esta no fue la primera vez” que resultan víctimas de los ladrones, “aunque la primera ocurrió hace un tiempo y en esa oportunidad no fue tan importante como ahora”.

Según lo estimado por el industrial, “tienen que haber ocurrido entre la 1 y las 3 de la madrugada de hoy” (por ayer) y, si bien el local está emplazado en un sector donde hay vecinos y viviendas, “como ocurre en estos casos, nadie vio ni sintió nada”.

Maier estimó que los delincuentes “tienen que haber estado durante bastante tiempo en el interior de la planta”, situada en la esquina de Figueroa Alcorta y Uruguay, y que, además, “tienen que haber entrado por lo menos dos o tres, con dos o más vehículos” para llevarse todo.

“Para entrar forzaron el portón de descarga” y, una vez en el interior del galpón de 300 metros cuadrados, “empezaron a abrir otros portones y candados”.

Además de una computadora, los cacos se apoderaron del escritorio y numerosas máquinas-herramientas (amoladoras, sierras, etcétera).

Maier dijo que recién tomó conocimiento de lo sucedido “cuando llegué esta mañana (por la de ayer) para trabajar” y consideró que, por el movimiento, “tienen que haber contado con información para poder robar de esta manera, además de conocer de antemano las herramientas y máquinas que había acá”.

Pese a que el robo fue denunciado por el damnificado, la Policía no proporcionó información sobre lo ocurrido.

 

Arrebato

En tanto, no muy lejos del lugar donde está situada la fábrica saqueada por los ladrones, se produjo otro episodio delictivo en el que resultó víctima una mujer de 54 años.

Se trata de un arrebato perpetrado por un adolescente de 17 años, quien poco después fue aprehendido por los uniformados, según informó la Unidad Departamental San Martín.

El episodio delictuoso fue denunciado a las 18.30 de ayer en la esquina de Bahamas y Paraguay, donde la víctima relató que, cuando se encontraba a la altura del 800 de calle Figueroa Alcorta, el furtivo le quitó la cartera recurriendo a la agresión física.

En el interior de la cartera la mujer guardaba un audífono, documentación personal y dinero en efectivo, objetos que pudieron ser recuperados por la Policía cuando atrapó al menor y lo trasladó a la sede de la Comisaría por la supuesta autoría del delito de “robo en flagrancia”.

Print Friendly, PDF & Email