Cuatro años de prisión para un reincidente que vendía cocaína

Se trata de Luis Guillen, un olivense que fue condenado por “comercialización de estupefacientes”. Detenido hace un año, tendrá que completar al menos tres años y medio entre rejas ya que podría salir si se le concede la “libertad asistida”

Luis Guillen comparece ante el tribunal; detrás, su abogada defensora, la asesora letrada Silvina Muñoz. Estará entre rejas hasta, por lo menos, mediados de abril de 2019
Luis Guillen comparece ante el tribunal; detrás, su abogada defensora, la asesora letrada Silvina Muñoz. Estará entre rejas hasta, por lo menos, mediados de abril de 2019

Un vecino de Oliva fue condenado ayer a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo tras ser hallado culpable de vender cocaína en su vivienda particular.

Luis Sebastián Guillen fue declarado autor penalmente responsable de “comercialización de estupefacientes”, a raíz de un hecho ocurrido en octubre del año pasado en aquella ciudad del Departamento Tercero Arriba.

Guillen, de 35 años, fue detenido luego que la Policía interceptara a un circunstancial “cliente”, quien acababa de comprarle dos envoltorios termosellados que contenían 2,3 gramos de clorhidrato de cocaína cada uno.

En rigor de verdad, los investigadores policiales habían realizado una tarea de seguimiento y avistajes frente al domicilio del sospechoso a raíz de una serie de denuncias sobre la venta de drogas en el lugar.

En esas circunstancias, el personal comisionado abordó a un hombre a poco de abandonar la casa de Guillen, quien admitió que había comprado allí los envoltorios que contenían cocaína.

Con esa prueba, los policías allanaron el inmueble, detuvieron al acusado y secuestraron otras dosis de la misma droga, pero en pequeñas cantidades, lo que se conoce como “narcomenudeo”.

 

Qué dice la ley

La Ley Federal de Estupefacientes Nº 23.737 prevé una pena de cuatro a 15 años para quien comercialice ese tipo de drogas.

Al respecto, el artículo 5 de dicha norma legal establece que “será reprimido con prisión de cuatro a 15 años y multa (…) el que, sin autorización o con destino ilegítimo… c) comercie con estupefacientes o materias primas para su producción o fabricación, o las tenga con fines de comercialización, o las distribuya, o las dé en pago, o las almacene o transporte”.

Luis Guillen recibió el mínimo de la pena prevista por la “ley de drogas”, pero se lo declaró reincidente porque registra antecedentes por otros hechos delictivos cuando era joven.

En 2001, cuando tenía 20 años, fue condenado en la ciudad de Córdoba por un “homicidio en riña”. Pero al año siguiente, en los Tribunales de Villa María, se lo declaró culpable de un “robo calificado por uso de arma” cometido con anterioridad y se le impuso una pena de seis años y ocho meses, unificada en nueve años con la sanción que le aplicado por el crimen.

Guillen recuperó la libertad a mediados de 2010 y se mantuvo “limpio” hasta octubre del año pasado, cuanto volvió a ser detenido por vender cocaína en su casa.

El juicio sustanciado en la víspera en la Cámara del Crimen de Villa María fue presidido por el vocal Félix Martínez y contó con la participación del fiscal Francisco Márquez y de la defensora oficial Silvina Muñoz, mientras que Gabriela Sanz fue la secretaria actuante.

Como consecuencia de haber sido declarado reincidente, Guillen no podrá acceder el beneficio de la “libertad condicional”, por lo que prácticamente deberá completar la sanción impuesta. A lo sumo, podría ser excarcelado seis meses antes del cumplimiento total de la pena si se le otorga la “libertad asistida”.

Si prospera esa instancia, saldrá del Establecimiento Penitenciario Nº 5 a mediados de abril de 2019.

 

Print Friendly, PDF & Email