“Todo depende de nuestra actitud”

Los viajantes asistentes al Seminario junto al capacitador Jorge Cordero

Los «Riesgos del trabajo de los viajantes vendedores» fue la temática abordada en la propuesta formativa que estuvo a cargo del docente capacitador Jorge Cordero. Medio centenar de afiliados asistieron a la actividad con recomendaciones para los profesionales

Los viajantes asistentes al Seminario junto al capacitador Jorge Cordero
Los viajantes asistentes al Seminario junto al capacitador Jorge Cordero

Tal como lo viene realizando en forma periódica, la Asociación Viajantes Vendedores de la Argentina (AVVA) propició recientemente en la sede de la Asociación de los Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) una jornada de capacitación que se centralizó en el tema «Riesgos del trabajo de los viajantes vendedores» que dictó el docente capacitador Jorge Cordero.

Medio centenar de afiliados siguieron con particular interés la disertación que abarcó recomendaciones que «tienen estrecha relación con la actividad individual, atendiendo al lenguaje, la personalidad, las actitudes, las emociones y los estados de ánimo que contribuyan al éxito de quien pretende potenciar sus ventas, de modo que no se frustren las posibilidades y se transformen en fracasos».

La habilidad y el dominio de «interpretar las señales que nos manda nuestro cuerpo, armonizando gestos y movimientos que alimenten la buena impresión del entrevistado le darán al viajante vendedor herramientas que eliminen los riesgos de la inseguridad, la incertidumbre y la pérdida de control».    

 

Conclusiones

De las valiosas enseñanzas prodigadas por el especialista convocado por los viajantes se pueden rescatar las conclusiones que reflejan los siete valores de los vendedores más exitosos.

Cabe destacar que los principios enumerados son la modestia y humildad, tomar el trabajo muy en serio y ser responsables de los resultados que obtienen, orientación hacia el logro, hambre de conocimientos e información, sociabilidad basada en el respeto, estabilidad emocional y personalidad orientada a la acción.

“Hubo un día en que comprendí que mi único enemigo era yo mismo… Ese día fue cuando empecé a ganar todas las batallas”, se remarcó como frase que refleja con certeza el espíritu de la capacitación desarrollada en la Asociación de Viajantes Vendedores.

 

Print Friendly, PDF & Email