“Don Osvaldo”: un fenómeno que excede lo musical

El fervor juvenil registrado en enero pasado, seguramente resurgirá desde la tarde del sábado
El fervor juvenil registrado en enero pasado, seguramente resurgirá desde la tarde del sábado
El fervor juvenil registrado en enero pasado, seguramente resurgirá desde la tarde del sábado

Mañana a las 21 se producirá el regreso al escenario del Anfiteatro local del grupo “Don Osvaldo”, heredero del mítico conjunto “Callejeros”.

Se espera que como en anteriores ocasiones, la actuación de la banda del Pato Fontanet convoque a miles de seguidores que llegarán desde alejados puntos del país, en especial del Gran Buenos Aires, donde se están fletando transportes desde varias localidades para traer a los fans, cuya sola presencia a lo largo de la costa del río es ya un espectáculo, que completan entre otros, los vendedores del merchandising osvaldero.

Servirá el show para la presentación del disco “Casi justicia social”.

“Don Osvaldo” ya había actuado el sábado 10 de enero de 2015 en el mismo multitudinario recinto.

El disco “Casi justicia social”, es el mismo nombre que tenía la banda originalmente, que generó más de una polémica por su elección y el malestar de los familiares de las víctimas de Cromagnón.

El álbum fue grabado entre los meses de junio y agosto de 2015 en los estudios Romaphonic por el ingeniero de sonido Eduardo Herrera y masterizado en los estudios Sterling Sound, de Nueva York, por el técnico Greg Calvi, quien acredita trabajos con celebridades como Keith Richards y Bruce Springsteen.

La placa incluye 15 temas de la autoría de los distintos integrantes de la banda y fue producida por Don Osvaldo en forma independiente.

La banda debutó en vivo en 2014.

No se venderán entradas en la puerta , por lo que se recomienda no concurrir al show sin entrada, “ya que eso sólo favorece a las complicaciones de seguridad y a los oportunistas de la reventa o venta de entradas falsas”, se reiteró.

El show empezará puntual, y para un ingreso tranquilo y en paz, pidieron llegar con tiempo. Las puertas estarán abiertas desde las 18.

En recientes declaraciones a La Voz del Interior, el promotor del show en Villa María, José Palazzo, dijo que luego de la tragedia de Cromagnón, “el rock se asustó, no estaba preparado para llevarse puestas a 194 personas y que todos tuvieran un grado de responsabilidad (por más que unos tengan responsabilidad directa). La palabra rock tenía responsabilidad en esta tragedia o en esta negligencia, tiene un responsable que se llama rock nacional, sus productores, sus músicos, todos. Es mentira que los músicos paraban los recitales cuando había bengalas, es mentira que decían “acá no toco porque acá no hay salida de emergencia”. Los músicos que tocaron en Cemento, los que tocaron en cualquier parte, saben que nadie dimensionó una catástrofe de esta envergadura. Como Callejeros había empezado a crecer, y tuvieron picos de soberbia propios de tener 21 años y ser exitosos, es lógico que aceptaran tocar en Cromagnón después de haber llenado un estadio. La responsabilidad de Callejeros es no haberle dicho a Chabán “no puedo tocar en Cromagnón después de meter 18 mil personas porque va a quedar gente afuera”. Esa es la única responsabilidad que les veo a ellos. Y al rock nacional, del que soy parte, le veo la responsabilidad de no haber hecho un mea culpa de eso, todos salieron cagando porque nadie sabía qué decir en ese momento, era más fácil decir estos son unos giles. Pero la realidad es que tirando la basura a seis pibes no ganamos nada y me pareció injusto».

Print Friendly, PDF & Email