“Doy lo máximo, no me gusta perder”

Hoy llega a Ameghino y se suma a los entrenamientos. El ala pivote fue goleador de la edición anterior del Torneo Federal. Ayer dialogó con EL DIARIO, luego de cerrar su vínculo con el equipo villamariense

Marcelo Piuma, es la flamante incorporación de Ameghino. Figura del Torneo Federal y antes de la Liga B, durante 12 años ha pasado por diferentes clubes y se ha convertido en figura.

Antes de llegar a esta ciudad, EL DIARIO dialogó con el jugador nacido en Chacabuco, hace 32 años.

“Cerré hace un rato con Ameghino, mi representante me llamó y me dijo que estaba todo cerrado”, le dijo ayer a EL DIARIO en la tarde de ayer, el jugador Marcelo Piuma, flamante incorporación del “León”.

“Como siempre, a todos los clubes que llego, lo hago con las mejores expectativas, de dar lo máximo. Siempre doy lo máximo. No me gusta perder. Si bien llego casi a la mitad de la fase regular, quiero poder aportar para lo que el equipo necesite, para estar lo más arriba posible y entrar a los play offs, que debe ser el primer objetivo”, le dijo a EL DIARIO el jugador.

“Todavía no hablé con nadie del club, sólo lo hice con mi representante que me informó que cerró la negociación con Ameghino. Estaba la posibilidad de ir a Olimpo de Bahía Blanca, para jugar TNA, pero finalmente arreglé con el club de Villa María”, destacó Piuma.

“Mañana (por hoy) viajó para allá, supongo que estaré llegando pasado el mediodía. Yo soy de Chacabuco, cerca de Junín y creo que por la distancia estaré llegando luego del mediodía. Y por la noche me sumaré para entrenar con el plantel”, le contó a EL DIARIO.

“Cuando surgió esto de fichar en Ameghino estuve buscando datos de la ciudad. Nunca jugué en un club de Córdoba, no conozco Villa María, pero recuerdo haber jugado contra clubes de esa provincia. Viajarán conmigo mi mujer y mi hijo, ambos están de vacaciones. En verano me acompañan a donde juego. Mi mujer estudia psicología y mi hijo terminó jardín”.  

“En cada club donde juego me voy solo, pero en verano ellos me siguen. No conozco nada del club y de la ciudad. Ahora iba a entrar a mirar algo por Internet”, agregó.

“El año pasado con Olimpo de Bahía Blanca ascendimos, tuve la suerte de ser el goleador del torneo. Este año me fui a Central Entrerriano, donde me desvinculé hace unos días. No busqué irme de Central, no busqué irme de un equipo, salvo que esté mal, que no cobre. Con el club es una larga historia, hubo muchos problemas, entonces busqué mi salida. Las cosas pasan por algo, en esa situación, irme fue mi elección. Pero ya fue. Ahora solo pienso en Ameghino”, destacó el jugador.

“La verdad que he perdido la cuenta de los años que llevo en la categoría. Empecé con 19 ó 20 años, ahora tengo 32… Sí, hace 12 años que juego en esta categoría. Llego a Ameghino para dar lo mejor de mí. En los recesos juego en otros lugares, el año anterior jugué en Paraguay, en Cerro Porteño, donde fui campeón”, añadió.

“Jugar al básquet es lo que me gusta. Disfruto de dar lo mejor a cada club al que llego, espero en Ameghino dejar un buen recuerdo.

El jugador tiene su look propio. “Nunca me gustó ser igual a todos. Pero tampoco ando llamando la atención”, señala que el fornido jugador, con varios tatuajes en su cuerpo y algunos aros. “Debo tener 40 tatuajes, o por ahí. Ya perdí la cuenta. Siempre trato de dar lo mejor, con todo lo que tengo, por lo que soy. Creo que llamo más la atención por mi carácter”.

“En el club donde juego doy todo, es mi trabajo, quiero que me vaya bien, cuando uno se va que deje un buen recuerdo”, destacó.

“La mayoría de los clubes en los que jugué fue durante la Liga B, y ahora el Torneo Federal. He jugado durante los recesos en otras ligas, en la Patagonia, en Rosario, la Liga de Junín. Tuve muchas ofertas de equipos del TNA, pero ya me acostumbre a esta categoría; económicamente me rendía más que jugar TNA. Si hubiera sido más chico seguramente lo intentaba, o tal vez decía pruebo para ver que pasa. Pero me quedé con el Federal, estoy acostumbrado a esta división”.

“Llego a Villa María mañana (por hoy), voy a entrenar por la noche, el jueves y el viernes jugaré ante Anzorena. Ojalá me vaya bien como viene pasando y dejar a Ameghino en lo más alto. No es que vengo de un año malo, sino que son cuatro o cinco años seguidos en los que soy goleador o estoy en las primeras posiciones, por eso hablo de esta manera. Soy ala pivote, juego de 4, por ahí jugaba de 5, hago un poco de todo, lo único que no me falta es personalidad”.

Print Friendly, PDF & Email