«Edificio fantasma»

p2 f1
El edificio ubicado en San Juan 462

Hola estimada/os lectora/es: quien les escribe es el «Edificio fantasma»; sí, sí, una propiedad horizontal que junto con el aniversario de nuestra ciudad cumplo mis primeros quince años de vida útil.

Fui construido por el Ministerio de Infraestructura de la Dirección Provincial de la Vivienda bajo el Gobierno de José Manuel de la Sota, como ustedes podrán observar ellos cambiaron para bien y yo con quince años de vida estoy cada vez más desmejorado y sigo peleando para tener una identidad.

Ahora entiendo por qué en abril de 2009 me llamaban «Edificio fantasma» en los periódicos locales y pusieron una foto mía diciendo «el Edificio de la discordia».

Les cuento que en ese tiempo José Manuel de la Sota le pidió prestado el dinero para construirme a Jaime Pompas, presidente del Banco Social de Córdoba, cosa que cuando me estaba construyendo esta entidad desapareció y me adoptó el Banco de la Provincia de Córdoba que, porque puedo darme cuenta en quince años, tampoco pudo darme una identidad.

Me pusieron un 27/09/2000 «Edificio San Juan» creo que debe ser porque estoy enclavado en la calle San Juan y me pusieron un número: 462; de adonde lo sacaron, no sé, me acuerdo ese día cuando José Manuel y otras autoridades provinciales junto al actual intendente de nuestra ciudad Eduardo Accastello, les entregaban a cada adjudicatario (54) las llaves de sus unidades habitacionales, también escuché en el discurso del “Gallego” que dispuso por decreto bajarles un 40% el valor de la cuota y les dijo una frase que jamás olvido «Con lo que ustedes paguen se construirán nuevas viviendas» y yo me puse contento porque iba a tener más hermanos horizontales.

Pero tampoco les dio a ellos su identidad propia, las escrituras, entonces hace quince años que se conocen con un número y una letra.

Pasaron gobiernos provinciales, José Manuel de la Sota, Juan Schiaretti, gobiernos municipales, Eduardo Accastello, Nora Bedano y ninguno hizo nada para que esta gente tuviera su identidad, pueda ser que ahora entre el “Gringo” Schiaretti y los dos Martín le den una solución a esta gente.

Además no solucionándoles el problema escritural a esta gente, no pueden acceder a una personería jurídica y accionar legalmente contra los que no abonan las expensas comunes porque para que sepan hay gente que hace más de diez años que vive gratis, porque no abona las expensas y hace uso de los espacios comunes igual que los que abonan las mismas en tiempo y forma y es por este motivo que no me pueden poner lindo, hacerme arreglos y pintarme para que yo me pueda lucir ante las otras propiedades horizontales.

Les cuento también por lo que puedo escuchar todos los días que hay algunos que no pagan las expensa, no porque no puedan, lo hacen porque no quieren y si pagaran todos sería menos lo que les tocaría abonar a cada uno en dicho concepto.

No están todos los que hace 15 años recibían las llaves, algunos claudicaron y se fueron, me abandonaron, se cansaron de tanta injusticia.

Yo veo que hay gente que pueden pagar pero no lo hacen de caprichosos que son, deciden invertir en otras cosas materiales, comprar electrodomésticos nuevos, vehículos cero kilómetro y viajes.

Y no es gente de bajos recursos porque perciben buenos ingresos mensuales de 11 mil hasta 30 mil mensuales y no pagan y gente que está jubilada o retirada de empleos de la provincia que también perciben esos montos mensuales no pagan.

Como también hay adjudicatarios, comerciantes, jubilados, autónomos, desocupados, etcétera, etcétera, que están al día con sus expensas.

Desde la Administración se les ha brindado las miles de posibilidades para que se puedan poner al día y regularizar la deuda con planes de pago largos y accesibles para ellos pero así mismo por lo que escucho no pagan.

Yo sé que de tanto viajar a Córdoba los integrantes del Consejo de Administración a reunirse con autoridades de la Dirección de la Vivienda lograron rescatar mis planos y poder iniciar ante Catastro los trámites pertinentes.

Sé además que hace unos días llegaron más de 10 cartas documentos que le enviaron a los morosos desde la Dirección Jurídica Notarial de la Dirección de la Vivienda, intimándolos por diez días hábiles administrativos para que regularicen el pago de expensas comunes, caso contrario la repartición procederá a utilizar medios legales cómo el de desadjudicación de la vivienda y posterior desalojo de la misma.

Por otra parte, no podrán escriturar con el beneficio de gratitud previsto por la normativa vigente.

Dejo en vuestras manos mi preocupación. No quiero más pasar desapercibido. Quiero que me vean con mis once pisos a tres cuadras de la costanera y a sólo tres calles de las nuevas plazas que están a un paso del centro de mi ciudad.

G.S.
DNI 14.753.954

Print Friendly, PDF & Email