El “Canario” volvió a ganar, abrió las alas y despegó

A festejar. Rivadavia se impuso cómodamente ante Echagüe de Paraná. El animo está en alza

Rivadavia venció 3-0 a Echagüe de Paraná y redondeó un fin de semana perfecto con dos victorias impecables. El equipo villamariense sumó su tercer triunfo en el torneo

A festejar. Rivadavia se impuso cómodamente ante Echagüe de Paraná. El animo está en alza
A festejar. Rivadavia se impuso cómodamente ante Echagüe de Paraná. El animo está en alza

Mejor imposible. Un 3-0 contundente y demoledor. Superó a Echagüe de Paraná y de esta manera toma aire en el campeonato de la Liga Argentina A2 de Vóley.

Rivadavia ganó los dos compromisos que disputó este fin de semana (el sábado fue 3-0 frente a Libertad de San Jerónimo) y ahora mira el torneo con otros ojos.

Fuerte en casa. Rivadavia ganó tres compromisos en su gimnasio. El equipo local se ilusiona
Fuerte en casa. Rivadavia ganó tres compromisos en su gimnasio. El equipo local se ilusiona

Si bien el rival de anoche exhibió menos dificultad que Libertad, Rivadavia fue práctico y la victoria nunca corrió riesgos. Echagüe fue menos exigente y el dueño de casa supo sacar provecho de esa situación.

El primer set comenzó con dos errores en el servicio para el “Riva” (Giraudo y Rodríguez), pero rápidamente inclinó el peso de juego. Si bien llegó a estar 14-15 abajo al término del segundo tiempo técnico, mostró una notable capacidad de recuperación que pudo verse durante todo el encuentro. En 23 minutos, el equipo de Ambrosini se quedó con el parcial por 25-20.

Ya en el segundo set se mostró mucho más cómodo y a gusto con el partido. La gran cantidad de errores no forzados que registró Echagüe, algunas desinteligencias y finalmente el desequilibrio anímico, condujeron al equipo visitante a carecer de recursos para torcer la historia.

Matías Giraudo dejó en claro que es un jugador de otro nivel por su multiplicidad técnica y funcional en el equipo: el armador tiene recepción, bloqueo, saque de potencia y además aparece como un gran motivador en el grupo.

En el tercer set Rivadavia salió decidido a terminar el partido. Mantuvo la calma, nunca se desesperó y aguantó los tiempos que el parcial fue poniendo sobre la escena. Marcó una gran diferencia en 24 minutos: 25-19, y a la bolsa.

Con su segunda victoria en fila, el ánimo está en alza y las ilusiones crecen. Si bien vencer a Libertad fue un golpe de actitud, era importante no caer ante Echagüe. El “Canario” volvió a ganar, abrió las alas y despegó.

 

Síntesis

Rivadavia: Nahuel Camacho, Flavio Raczakowski, Matías Giraudo, Tomás Rodríguez, Emanuel De Zárate, Damián Villalba e Ignacio Ambrosini (LIB). Entrenador: Cristian Ambrosini.

Echagüe: Denis Peres, Gonzalo Lapera, Guillermo Lovato, Franco Giorgi, Franco Cáceres, Pablo Bernardi y Daniel Sciannamea (LIB). Entrenador: Ariel Echagüe.

También jugaron: Nicolás Pussetto, Marco Soncini y Leandro Schiro (Rivadavia); Nazareno Kranenborg, Giuliano Viale, Gonzalo Aciar y Mariano Rivero (Echagüe).

Parciales: 25-20 (23’); 25-18 (25’) y 25-19 (24’).

Arbitros: Pablo Ochoa (San Luis) y Marcelo Ricca (Córdoba).

Estadio: Instituto Rivadavia.

Rivadavia volverá al ruedo la semana próxima:

 

Weekend 4 y 5

El 7 de febrero a las 20.30 visitará a Rosario Central, rival al que venció en el debut del campeonato, mientras que el 13 del corriente será local de Morón, con quien perdió de visitante y ahora buscará poder obtener un triunfo en casa.

 

Print Friendly, PDF & Email