“El desafío central es darles la palabra a los niños y niñas”

El lunes pasado se desarrolló la primera reunión en pos de conformar este órgano. De todas maneras, las organizaciones territoriales vienen trabajando hace largo tiempo en el tema

 Lo remarcó Magalí Castro, una de las integrantes del Centro de Promoción Comunitaria de ese barrio. Indicó que el protagonismo infantil en temas que los incumben es una de las bases del trabajo territorial que desarrollan

El lunes pasado se desarrolló la primera reunión en pos de conformar este órgano. De todas maneras, las organizaciones territoriales vienen trabajando hace largo tiempo en el tema

Desde Pinceladas, el centro de promoción comunitaria ubicado en el barrio San Nicolás, Magalí Castro contó que se encuentran “muy felices” de cara a la inminente conformación del Consejo Municipal de Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, resaltó que “el desafío es grande” y reivindicó el paradigma del niño y niña como sujetos de derechos.

“Estamos muy felices de aproximarnos a la concreción de este proyecto que venimos elaborando desde hace más de un año con una red de organizaciones con las que tenemos trabajo y objetivos comunes vinculados a niños, niñas y adolescentes de la ciudad”, confió.

“Desde Pinceladas entendemos que estamos frente a una oportunidad muy valiosa, en primera instancia porque extiende los límites de la democracia, al involucrar de lleno en la elaboración de políticas públicas a las organizaciones de la sociedad civil y nos honra el buen recibimiento que ha tenido esta propuesta en el municipio, porque se trata del reconocimiento de la trayectoria de nuestra organización que desde hace tiempo, al igual que las otras que integran la red, trabaja en brindar oportunidades educativas, artísticas, recreativas y demás a muchos niños y niñas de la ciudad y a sus familias”, señaló Castro.

Recalcó que los preceptos de la nueva ley de protección de la infancia “han sido siempre un faro” para esta organización. “El quiebre del paradigma del niño-objeto de asistencia al niño-sujeto de derechos, es uno de los aportes fundamentales. La incorporación de la idea de la protección integral de todos los niños y no solo de atención de la carencia o necesidad, la corresponsabilidad de los distintos sectores de la sociedad en el bienestar de ellos y, lo más novedoso, la idea del protagonismo infantil en los temas que incumben a niños, niñas y adolescentes, convirtiéndolos en sujetos activos, con voz y participación real, son las premisas que marcan el rumbo de nuestro quehacer”, enunció la referente social.

Advirtió que estamos hablando de una ley que tiene más de 10 años, y que responde a un tratado internacional que tiene casi tres décadas, pero que pese al paso del tiempo “aún nuestras instituciones no se han aggiornado, y sus premisas aún no están culturalmente incorporadas”. Por eso, apuntó que “el camino es largo”.

Y precisó que justamente de eso se trata la necesidad de este Consejo, “de la adecuación institucional al Sistema de Protección que plantea la ley nacional, la que tiene sus correlatos a nivel provincial y local”.

Castro consideró que “el desafío es grande”, entre los que citó el lograr una participación integrada de todos los sectores, la capacitación de las organizaciones, la elaboración de un diagnóstico social que permita marcar objetivos a corto, mediano y largo plazo y “el desafío central: dar la palabra, convertir a nuestros niños y adolescentes en protagonistas de este proceso”.

Consultada sobre las preocupaciones actuales, habló de la deserción escolar, la amenaza de baja de edad de imputabilidad, la violencia intrafamiliar y el abuso sexual, “estos últimos dos como temas que atraviesan a todas las clases sociales”.

Y si bien sostuvo que estas problemáticas exigen la presencia del Estado, “también exigen que el Estado tienda redes con organizaciones territoriales que estén cerca del hogar y que puedan estar debidamente capacitadas para responder”.

 

Según lo que se dijo el lunes, el Consejo, una vez constituido, no busca ser un ámbito de ejecución de las políticas públicas, “pero sí un espacio de concertación de esas políticas”.

Aquel día se efectuó el primer encuentro de cara a esta conformación. Estuvieron representadas las siguientes instituciones: Comedor La Esperanza, CEPIA, Centro de Acción Cristiana, IPETyM Nº 99 Rosario Vera Peñaloza, IPET Nº 49 Abraham Juárez, Instituto San Antonio, Iglesia Evangelista, las escuelas Arturo M. Bas, Juan Bautista Alberdi y El Caminante, Colegio de Psicopedagogos, Asociación Civil Comunidad y Cambio, Fundación Trinitarios, Estrellas Amarillas, Biblioteca Eva Perón, Copa de Leche Pinceladas de Esperanza, Unidad Básica Partido Justicialista del barrio San Nicolás y la Municipalidad de Villa María.

La reunión se hizo en el Salón Blanco del Palacio Municipal y estuvieron el intendente Martín Gill y diversos funcionarios del Ejecutivo.

 

Entre las preocupaciones que tienen en este centro comunitario, se citó la deserción escolar, la eventual baja en la edad de imputabilidad y la violencia familiar.

 

Print Friendly, PDF & Email