El Festival del Aeroclub afianza su éxito

El fin de semana volvió a convocar a una gran cantidad de público y la participación de pilotos y aeronaves de distintos puntos del país

Una gran fiesta se vivió durante el pasado fin de semana en el marco de la edición 2015 del tradicional Festival Aéreo del Aeroclub que se concretó en las instalaciones de la institución ubicada sobre la ruta provincial Nº 3.

Un gran marco de público acompañó el desarrollo de las distintas actividades, estimándose que más de cinco mil personas participaron entre sábado y domingo.

Se contó con la presencia de pilotos, aviones y helicópteros de Puerto Madryn, Río Negro, Paraná, Rosario, Córdoba, Marcos Juárez, Villa María y otras localidades de la región. Hubo más de 40 aviones y 15 helicópteros que le dieron un marco y jerarquía importante al festival.

Uno de los atractivos principales fue la presencia del caza de origen ruso L-29 que realizó exhibiciones y además la gente pudo concretar vuelos de bautismo. Esta aeronave es la única en su tipo en Sudamérica.

Hubo momentos especiales con la acrobacia aérea a cargo de Sergio Víctor Marihnas de Bell Ville, Emanuel Astesano de Cañada Rosquín y Luis Ricotti de Leones. Además, uno de los aviones del Plan del Manejo del Fuego de Córdoba concretó maniobras demostrativas, al igual que la gente del paracaidismo con distintos saltos de exhibición.

 

Más pequeños

La muestra de aeromodelismo fue muy visitada por el público, lo mismo que la recorrida por el Paseo de Emprendedores y Artesanos, que sigue incorporando stands año tras año. A la vez hubo carrovelismo, rugby y hockey.

La Agencia Córdoba Cultura tuvo a cargo una actividad teatral cultural para los niños y la profesora Melina López junto a instructores nacionales protagonizaron junto al público presente una clase abierta de zumba.

 

Gratificados

En el cierre de la jornada de domingo se entregaron distintos regalos y se sorteó el ciclomotor 0 km, que con el número 1685 favoreció a la vecina bellvillense Etelvina Deolinda Paricia.

Satisfacción en la organización por la respuesta del público de pilotos y aeronaves y los fondos ingresados son para la continuidad de las tareas edilicias y de infraestructura, para una institución que sigue reponiéndose de las consecuencias sufridas en los últimos dos años por las situaciones climáticas.

Edgard Figueres, flamante presidente de la Comisión Directiva del Aeroclub Bell Ville expresó: “Estamos muy conformes con la edición, el clima y la gente nos acompañó y esto nos hace trabajar con mayor esfuerzo para un festival que debe seguir creciendo y que ya es una fecha tradicional en la ciudad. Agradecer también a las empresas, instituciones, Municipalidad de Bell Ville y Gobierno de Córdoba por la colaboración, a cada uno de los que trabajaron y dejaron su aporte para que este festival siga creciendo”.

Desde la institución ya se piensa y trabaja con miras a la edición 2016.

 

Print Friendly, PDF & Email