El perchero solidario no pierde vigencia, y la necesidad tampoco

Una situación observada en el Hospital Pasteur dejó certezas sobre dos cosas que hablan por sí solas. Primero, el perchero solidario que está instalado en uno de los hall centrales del centro de salud estaba repleto de ropa, mayormente de invierno, a punto tal que se tuvo que agregar una mesa a un costado para seguir depositando prendas.

Lo segundo tiene que ver con la cantidad de gente que se puede observar haciendo uso del mismo. Por ejemplo, durante la última asamblea que realizaron los trabajadores del SEP, que duró aproximadamente una hora, días atrás, un periodista de este medio pudo observar al menos unas diez personas hacer uso del perchero. Se acercaron, buscaron, y llevaron alguna de las tantas ropas que allí estaban. La solidaridad sigue vigente en la ciudad, como así también la necesidad de muchos.

Print Friendly, PDF & Email