El Sub-15 y una alegría Nacional

Juan Sebastián Frías traslada el balón para el combinado de la Liga Villamariense que no pudo quebrar el cero del tanteador, pero luego festejó a lo grande en los penales

El seleccionado juvenil de la Liga local consiguió una histórica clasificación al campeonato Nacional organizado por el Consejo Federal de AFA. Luego de igualar sin tanto, derrotó por penales a su par de la Liga Chacarera de Catamarca

Juan Sebastián Frías traslada el balón para el combinado de la Liga Villamariense que no pudo quebrar el cero del tanteador, pero luego festejó a lo grande en los penales

Escribe: Daniel Rodríguez

“No podía adivinar ninguno… No me tuve tanta confianza”, dijo humildemente Luciano Piola. El “1” estaba nervioso y respondió solo por educación a la prensa. Habló con EL DIARIO mirando de reojo a todos sus compañeros del seleccionado Sub-15 de la Liga Villamariense. Ellos estaban cantando y festejando en el círculo central. “Vení, Lucho” se llegó a oír y él salió volando rumbo al encuentro. No es para menos, todos lo querían celebrando y tenerlo cerca para abrazarlo. Es que sus manos retuvieron el último penal, el que le dio la victoria al local (la tanda terminó 4 a 3 a favor del combinado local). Haciendo historia y luego de un 0 a 0 con sabor a poco, la lotería de los doce pasos dio a un vencedor.

“Salimos de Valle Viejo a las nueve de la mañana”, comentó a este medio un papá mientras esperaba ansioso por la salida de los once catamarqueños a la cancha.

Durante el primer tiempo el encuentro fue más bien de trámite trabado y difuso. Los seleccionados medían sus fuerzas y muy pocas pelotas eran las que se filtraban como para dejar entrever un posible gol tempranero. El combinado villamariense daba espacios para que su rival ingresara por las bandas y a veces parecía complicarse con pelotas que podrían tranquilamente ser reventadas para evitar compromisos.

Para una jugada netamente de peligro hubo que esperar hasta 15’, donde Piola achicó inteligentemente a Matías Bazán luego de un pase filtrado de Ronald Tapia. El propio Tapia se presentaba como un jugador de peligro por el elenco Sub-15 de la Liga Chacarera, ya que el “9” mostraba su físico y técnica al momento de ir al choque en cada una de las jugadas.

Por el lado de los locales, González insinuó un poco atacando por la puerta del área y también lo hizo Montes, quien tuvo varias ocasiones de peligro aunque no pudo encontrar manera de resolverlas. En medio de eso y en un bostezo prolongado se fueron los primeros 40’, con propios y extraños a la espera de una mejoría.

Ya en el segundo tiempo la historia parecía cambiar favorablemente para el visitante. Es que los dirigidos por José Mohamed saltaron a la cancha con un esquema más ofensivo, o al menos eso se presumía. Al encontrarse con dicha cuestión, el seleccionado dirigido por los hermanos Moretti empezó a responder golpe por golpe, aunque fue en una cuestión más bien tímida. El nerviosismo comenzaba a ser partícipe en cada balón dividido. En jugadas destacadas, Emanuel Montes se perdió un mano a mano frente al bueno de Ever Coronel, en tanto también sobresalieron dos pelotas que quedaron boyando en el área, pero que ninguno pudo conectar.

Para ser más claros aún, la llegada de una jugada de peligro se hizo presente a los 26’ del segundo tiempo cuando, luego de una serie de cabezazos en el área catamarqueña, dejaran “mansita” la pelota para que nuevamente Montes sacara un derechazo que el arquero visitante pudo despejar por arriba del travesaño.

Podían pasar cientos de minutos más, pero la historia parecía no tener intención de variar. Esta misma cuestión fue la que hizo que la definición de disparos desde el punto del penal sea la elegida para dirimir dicha paridad. Con buenos disparos, con algunos desvíos y con una la lúcida actuación de Piola (ver “Los penales”) el Sub-15 local pudo sonreír.

“Se nos volvió a dar” dijo sonriente Rubén Moretti, rememorando los anteriores penales y agregó: “Dejamos la vida en cada pelota, ante un equipo que tiene mucho hambre de crecer”. En tanto, afirmó que la victoria “es un regalo para Villa María, para que crean en el futuro y en los chicos”. Luego de lo dicho, todos terminaron con las camisetas al viento, con la idea de un pronto viaje, en medio de la algarabía y la sencillez que la adolescencia trae y que tanto nos congoja.

 

Los penales

Liga Villamariense (4):

Marcaron: Isaías Candiotto, Lautaro Barrenechea, Gabriel Caudana, y Federico Barbieri. Falló: Emanuel Montes.

 

Liga Chacarera (3):

Convirtieron: Tapia, Segura y Villafañez. Fallaron: Olivera y Agüero.

 

La figura

Luciano Piola

El arquero villamariense brindó seguridad durante los minutos de juego. En tanto, supo interpretar el perfil de cada lanzador en la serie de penales y llevó nuevamente al seleccionado a lo más alto.

 

 

El árbitro

Oscar Santillán

El colegiado oriundo de Cañada de Gómez tuvo un buen desempeño. Pedagógicamente evitó que el partido se calentara y dejó fluir el juego. En algunas jugadas, donde se metió un poco de más, cobró para no generar polémica.

Print Friendly, PDF & Email