Inicio Policiales Elevaron a juicio una causa por bullying, pero la Defensa de las acusadas se opuso

Elevaron a juicio una causa por bullying, pero la Defensa de las acusadas se opuso

0
Elevaron a juicio una causa por bullying, pero la Defensa de las acusadas se opuso

El fiscal Gustavo Atienza elevó a juicio una causa penal que se les sigue a tres jóvenes que están acusadas de haberle ocasionado “lesiones psíquicas” a una excompañera de la escuela, quien habría sido víctima de “conductas violentas, intimidatorias y denigrantes” desde marzo de 2013 hasta hace pocas semanas.

Sin embargo, la Defensa de las imputadas, ejercida por el abogado Eduardo Luis Rodríguez, se opuso a la medida procesal, por lo que será la jueza de Control, Edith Lezama de Pereyra, quien deberá dirimir la cuestión, confirmando o rechazando el decreto de citación a juicio.

Por lo pronto, Atienza acusó a Natalia Dekimpe, Dalila Hiotidis y María Valentina Dold, todas de 20 años, como presuntas coautoras del delito de “lesiones leves” en perjuicio de V. A. P., de la misma edad, por una serie de hechos de acoso psicológico, también conocido como bullying.

De acuerdo a la resolución dictada por el instructor de la causa, los episodios denunciados por la víctima se produjeron “en diferentes circunstancias de tiempo y lugar, ya sea en el Instituto del Rosario (establecimiento educativo al que las cuatro jóvenes asistieron hasta fines de 2013), como en su domicilio particular, tanto personalmente como a través de mensajes de texto a su teléfono celular o en las redes sociales”.

Según la acusación, Dekimpe, Hiotidis y Dold hostigaron a su compañera de curso “de manera constante y reiterada, en forma individual o conjunta, a través de conductas violentas, intimidatorias y denigrantes”.

Como el bullying no está tipificado por el Código Penal de la Nación, el fiscal Atienza consideró que el proceder de las imputadas encuadra en la calificación legal de las “lesiones leves”, un delito excarcelable que es castigado con prisión de un mes a un año.

A su entender, las tres jóvenes ocasionaron un “daño en la salud psíquica de la víctima” como consecuencia de haberla sometido sistemática y reiteradamente a expresiones “humillantes, degradantes y discriminatorias” durante más de dos años y medio.

Print Friendly, PDF & Email