En las dos Villas recordaron el Día de la Diversidad Cultural

Noelia Mercaú, con los alumnos de primero a tercer grado de la Escuela Mármol

En escuelas y espacios públicos se realizaron actividades para conocer la cultura de los pueblos originarios

Noelia Mercaú, con los alumnos de primero a tercer grado de la Escuela Mármol
Noelia Mercaú, con los alumnos de primero a tercer grado de la Escuela Mármol

Ayer se conmemoró el Día de la Diversidad Cultural, lo que fue disparador de debates y acciones de concientización e información sobre los modos de vida de los pueblos originarios.

Una de esas actividades se llevó a cabo en la Escuela Mármol, donde Noelia Mercaú, estudiante de Sociología (está haciendo su tesis final de grado sobre “Salud indígena”) y descendiente de comechingones, dio una clase a los alumnos de los tres primeros cursos.

“Fue muy lindo, estoy agradecida de la escuela y las maestras que me convocaron”, expresó Mercaú a EL DIARIO.

Relató que comenzaron con una canción, “Doña Ubenza”, que trata sobre una anciana que vive en el monte y su relación con la naturaleza. “Después, tocamos un instrumento mapuche, el kultrun, utilizado por las machis de esa comunidad”, señaló.

“Fue una charla interactiva, hablamos de las comidas y la cultura y cómo es que en la naturaleza encontraron la forma de vestirse, alimentarse y satisfacer sus necesidades”, planteó.

“Con mi sobrina repartimos unas bufandas con los colores de la bandera wiphala y eso fue el disparador para explicar que los cuadraditos fueron resultado de estudios matemáticos y lo que significa cada color”, señaló.

Sobre ese punto, hay que señalar que “el rojo es el planeta Tierra, la expresión del hombre andino; el naranja es la sociedad y la cultura, la preservación y procreación de la especie humana; el amarillo es la energía y fuerza, expresión de los principios morales; el blanco es el tiempo, la expresión del desarrollo de la ciencia y la tecnología, también del arte y el trabajo intelectual; el verde es la economía y la producción andina, riquezas naturales de la superficie y el subsuelo, la flora y fauna; el azul es el espacio cósmico, el infinito, la expresión de los sistemas estelares y los fenómenos naturales; y el violeta es la política y la ideología andina, la expresión del poder comunitario y armónico”, explicó.

“En definitiva, tratamos de revalorizar la palabra como medio para trasmitir la cultura de nuestros ancestros”, concluyó Mercaú.

 

Desde la Agrupación Cacique Pincén hicieron una muestra en el Parque Yrigoyen
Desde la
Agrupación Cacique Pincén hicieron una muestra en el Parque Yrigoyen

En Villa Nueva

Por otra parte, desde la Agrupación Cacique Pincén realizaron una pequeña muestra de elementos aborígenes en el Parque Hipólito Yrigoyen. José Fernández explicó que “después de más de 10 años tratando de hacer un monumento que represente a los pueblos originarios en Villa María sin conseguirlo, vamos a comenzar a gestionarlo en Villa Nueva”.

Print Friendly, PDF & Email