En Las Perdices faltó lo mejor

Las motos esperan la decisión resguardadas en una estación de servicio (foto capturada de Internet)
Las motos esperan la decisión resguardadas en una estación de servicio (foto capturada de Internet)
Las motos esperan la decisión resguardadas en una estación de servicio (foto capturada de Internet)

La fiesta que estaba preparada se vio interrumpida por un furioso temporal que se abatió en gran parte de la jornada de ayer.

Las Perdices era el escenario elegido para ser el punto de partida del primer tramo especial cronometrado del Dakar 2016 y las condiciones meteorológicas obligaron a cancelar la etapa.

Las Perdices se llenó de visitantes para esperar el paso y la largada del Dakar  (foto Twitter ‏@fabricio_gaston)
Las Perdices se llenó de visitantes para esperar el paso y la largada del Dakar
(foto Twitter ‏@fabricio_gaston)

La primera moto debía partir a las 8 horas y pocos minutos antes, desde la web oficial del Dakar se anunció: “Abrimos el hilo de noticias breves con información meteorológica”. Y luego, confirmando lo que estaba previsto señaló: “Las precipitaciones no han sorprendido, cierto, pero sí su intensidad, lo que ha obligado a la organización a posponer media hora la salida de la especial. Las primeras motos están llegando en estos momentos al punto de salida de la especial, así que podrán tomarse un respiro más largo de lo previsto. En un principio, estaba programado que el primer piloto partiese a las 8 hora local”.

La selfie de los motociclistas, entre ellos el boliviano Chavo Salvatierra, que la subió a Twitter, la española Laia Sanz y otros pilotos, en la cafetería de la estación de servicio YPF de Las Perdices
La selfie de los motociclistas, entre ellos el boliviano Chavo Salvatierra, que la subió a Twitter, la española Laia Sanz y otros pilotos, en la cafetería de la estación de servicio YPF de Las Perdices

Casi media hora después se volvió a anunciar un nuevo retraso en la salida. Y en un nuevo comunicado se señalaba: “El primer piloto debería partir a las 9 horas. Por el momento, las condiciones de la pista acaparan toda la atención. A raíz de las precipitaciones, algunas zonas de la especial estarían cortadas por ramblas y cursos de agua en formación.

Cabe recordar que el sector cronometrado de hoy (por ayer) será distinto en función de las categorías. Los coches y los camiones deberán recorrer 258 kilómetros, mientras que las motos y los quads tendrán ‘solamente’ 227 kilómetros por delante. La salida será común, pero a partir del kilómetro 121,6, las motos y los quads se incorporarán a su recorrido específico. Después de algo más de 23 kilómetros, se volverán a reunir con los coches y camiones, que a su vez darán una vuelta más larga para afrontar sus últimos 18 kilómetros de especial”.

A las 9.58 horas, un nuevo parte señaló: “Las condiciones climáticas evolucionan un poco en la zona de la especial, pero de momento no parecen del todo favorables para permitir la salida en el sector cronometrado, a pesar de que la lluvia en sí ha cesado.

Los pilotos continúan llegando al punto de reunión designado en la zona de reabastecimiento para motos y quads”.

Casi a las 10.30, cuando la mayoría de los autos comenzaban a transitar por Villa María y Villa Nueva, el director de la prueba, Etienne Lavigne, confirmó que la etapa se había anulado.

“A causa de las malas condiciones meteorológicas en el trazado de la especial y en el tramo final de la etapa, se hacía imposible que los helicópteros despegaran para garantizar la seguridad de los pilotos a lo largo del recorrido.

De hecho, se ha tomado la decisión de hacer converger a todos los vehículos en un enlace hacia Villa Carlos Paz. Las motos y los quads viajarán en convoy, los coches irán por libre y los camiones emplearán la ruta reservada a los vehículos de asistencia”. 

 

Espectadores

Varios miles de fanáticos habían llegado desde la noche del sábado y en las primeras horas del domingo a Las Perdices y zonas cercanas, por donde debía transitar la prueba.

Muchos de estos se ubicaron en distintos caminos rurales y fueron sorprendidos por el fuerte diluvio y en varios casos provocó que algunos rodados quedaran empantanados.

Algunos arroyos y ríos por donde debía transitar el Dakar en su primera jornada de competencia se desbordaron y dejaron, en algunos tramos, hasta medio metro de agua sobre el terreno.

Los caminos anegados y el compromiso por la seguridad para los pilotos motivaron la decisión final de cancelar el tramo.

 

Vendedores y pilotos

En Las Perdices, donde llovió hasta cerca del mediodía de ayer casi 45 milímetros, se había montado un importante de seguridad y a la vez para atender a los miles de visitantes.

Entre los que sufrieron el temporal y sus consecuencias estuvieron los vendedores que habían instalado puestos de venta de choripán, sándwiches, tortas y bebidas y vieron como el fenómeno climático empañaba su emprendimiento.

Algunos fanáticos que eligieron quedarse más cerca de los puntos de referencias para los participantes pudieron verlos de cerca. Los pilotos de motos y cuatriciclos se quedaron en la Estación YPF usada como referencia para reagrupamiento y reaprovisionamiento y compartieron alguna infusión a la espera de la definición. En el lugar se pudo ver a varios rostros conocidos, entre ellas la española Laia Sanz, piloto de motos e hija del español Carlos Sainz, excampeón mundial de rally.

 

Rumbo a Carlos Paz

A partir del anuncio, se decidió que los participantes viajaran hacia Villa Carlos Paz donde hoy comenzarán el especial número 2, que finalizará en Termas de Río Hondo.

Print Friendly, PDF & Email