En marzo se dio el pico de personas atendidas en la Oficina de Empleo

En enero de 2016 se había atendido a 414 vecinos. En enero último se recibió a 1.107 personas. El crecimiento de la demanda es notable, pese a que la oficina no da empleo

Se observó la mayor demanda desde el cambio de gestión ocurrido en diciembre de 2015. Además, desde la oficina dijeron a EL DIARIO que en verano se notó que los que buscaban empleo son villamarienses, a diferencia de temporadas anteriores en que el grueso era gente que estaba de paso

En enero de 2016 se había atendido a 414 vecinos. En enero último se recibió a 1.107 personas. El crecimiento de la demanda es notable, pese a que la oficina no da empleo

En marzo pasado se registró el número más alto de personas atendidas en la Oficina de Empleo de la Municipalidad de Villa María desde los cambios de gobierno en diciembre de 2015.

Dicho mes se atendió a 1.107 vecinos, más del doble que en enero de 2016. Y por segunda vez desde el cambio de gestión la cifra pasó la barrera de las mil personas.

Así lo reflejan las estadísticas oficiales según los números que fueron subidos a la plataforma de datos abiertos del municipio. Las mismas revelan que los meses de mayor demanda en la dependencia local el año pasado fueron agosto, con 1.080 atenciones; noviembre, con 938 y septiembre, con 911.

Lo ocurrido el primer trimestre de 2017 es muy ilustrativo de la situación social porque si se lo compara con lo registrado en 2016, los números dan cuenta del panorama actual: en enero hubo 910 atenciones, en febrero bajaron a 677 y en marzo se dio el pico de 1.107. Solo en agosto pasado se había superado los mil ciudadanos atendidos.

Pablo Paris, el coordinador de la oficina, confirmó que estos altos valores responden a una mayor necesidad de fuentes laborales. “En enero siempre baja la demanda en la ciudad, pero este año fue el doble que el año anterior”, ilustró.

“En verano, antes se notaba que venían personas de otros lugares, que estaban de paso, y ahora se observó que los que buscaban son villamarienses”, advirtió.

Los que más se acercan a la dependencia son los jóvenes de 18 a 24 años y especialmente las mujeres.

Consultado sobre el nivel de instrucción y capacitación con el que llegan al lugar, Paris contó que “un porcentaje alto de vecinos no terminó el secundario, pero también vienen personas que cuentan con estudios de Nivel Superior” y, en este marco, dijo que a los primeros desde la oficina se los deriva a los distintos Centros de Enseñanza de Nivel Medio para Adultos (CENMA) para que completen el secundario.

Paris aclaró que en la oficina no consiguen trabajo para la gente, sino que se ayuda a la ciudadanía a buscarlo.

Lo que sí implementan son diversos programas. Una de las herramientas más importantes es la del entrenamiento laboral en diferentes empresas de la ciudad.

“Es algo muy parecido al Primer Paso, comprendiendo cuatro horas diarias en una empresa, de lunes a viernes, en un horario que puede darse entre las 6 y las 22 y por el que perciben 3.600 pesos”, especificó.

En este contexto, en marzo se sumaron 63 vecinos a dicha iniciativa, llegando así a un número de 180.

Todos se desempeñan en empresas y comercios de rubros variados como panaderías y pastelerías, locales de venta de indumentaria, venta de repuestos de motos, locales de decoración, estudios jurídicos y contables, farmacias y perfumerías, jugueterías y librerías y negocios de informática, entre otros. Las prácticas laborales comprenden 20 horas semanales (4 horas de lunes a viernes).

“Dura seis meses y de esta forma se da una posibilidad de tener el primer acercamiento al empleo”, remarcó Paris.

Los beneficiarios pertenecen a programas provenientes del Ministerio de Trabajo de la Nación, como Jóvenes, Progresar o el Seguro de Capacitación y Empleo.

 

Mayor número de historias laborales

También marzo pasado fue el mes en que se efectuó la mayor cantidad de historias laborales nuevas en la Oficina de Empleo.

Las estadísticas muestran tanto la cantidad de personas atendidas como las historias laborales. Lo primero refleja la cantidad de vecinos que acudieron a la oficina, tanto para evacuar dudas como para conseguir asesoramiento y conocer cuánto se cobra en los programas de empleo o qué hay a disposición.

Por el otro lado, las historias laborales dejan plasmadas diversas circunstancias de la persona que está en busca de una fuente laboral.

“Se toman los datos personales, experiencia, trayectoria, qué ha hecho la persona, si ha asistido a cursos de capacitación y demás”, especificó Pablo Paris.

En marzo se hicieron 218 historias, el pico desde el cambio de gestión. El mes que le sigue fue noviembre, período en el que se armaron 215 historias. Más atrás está enero de 2017, con 178; julio de 2016, con 173 y octubre, con 161.

Esto es un termómetro de la situación actual.

 

Print Friendly, PDF & Email