Enfermedades respiratorias son la principal causa de muerte en Villa María

Bossio, rodeado de funcionarios de Salud locales

Escribe Iván Wielikosielek ESPECIAL PARA EL DIARIO

Lo dijo el flamante secretario de Salud Humberto Jure y lo confirmó Alejandra Rodríguez, del Observatorio de Salud. Jure reunió en la Asistencia Pública a referentes de los 13 Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) con Juan Carlos Bossio, especialista en Epidemiología del Instituto Nacional “Emilio Coni”. La idea es implementar programas para mejorar los indicadores locales

Bossio, rodeado de funcionarios de Salud locales
Bossio, rodeado de funcionarios de Salud locales

Dentro de las políticas que ha propuesto el intendente Martín Gill en salud, una de las más importantes es el énfasis puesto en el trabajo comunitario -señaló Humberto Jure, flamante secretario de Salud de Villa María- Por eso es que nos hemos reunido con Juan Carlos Bossio, jefe de los programas de Salud del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Emilio Coni”, “porque las enfermedades respiratorias (ER) son la mayor causa de muerte en Villa María, muy por encima de las enfermedades cardiovasculares”.

Respecto a la invitación de Bossio, Jure remarcó: “Necesitamos que las acciones que desarrolle nuestro equipo de trabajo sean monitoreadas, evaluadas y normatizadas desde Nación para lograr el mejoramiento de todos los indicadores sanitarios locales. Por eso se hizo esta reunión con los distintos CAPS y su coordinadora, Rosana Tuninetti, más representantes de Salud Mental y el Hogar de Ancianos, para que entre todos reciban y trabajen las nuevas consignas. Es el primer comunicado importante a nivel salud de esta gestión para que se haga uso de esa información desde un espacio comunitario”.

Por su parte, Juan Carlos Bossio especificó que “como jefe de Salud y especialista en Epidemiología, nos dedicamos a distintas ER como la tuberculosis, la enfermedad obstructiva respiratoria crónica (EPOC) y distintos tipos de neumonías. Y estamos trabajando fuertemente los programas nacionales con las provincias. Queremos que sean aplicados por todas las redes del servicio de salud que dependen de nuestra jurisdicción y hacer un seguimiento exhaustivo. Es lo que acabamos de acordar con Jure. La idea es monitorear juntos los resultados y si logramos disminuir los episodios de ER, eso se va a traducir en un buen ejemplo de programa para multiplicarlo a lo largo del país”.

 

Números alarmantes

En cuanto a estadística se refiere, Alejandra Rodríguez, a cargo del Observatorio de Salud de Villa María confirmó que “en 2013 y 2014 la principal causa de muerte en Villa María, en todos los grupos etarios, han sido las ER, seguidas de las enfermedades cardiovasculares y luego del cáncer, a contrapelo de lo que pasa en el resto del país donde el factor cardiovascular es la principal causa de deceso”.

Sobre esta extraña estadística nacional, Celeste Frías, de la dirección de Capacitación y Protocolo de Trabajo, explicó que “se debe a muchos factores. En primer lugar a que ha disminuido la vacunación contra la gripe. Pero también a nuevas cuestiones ambientales como el cambio climático. Hay que tener en cuenta los factores individuales como las enfermedades de riesgo de cada uno, como el asma, diabetes, cardiopatías, renales e inmunosupresiones que te van a ubicar dentro de una población más vulnerable. Las infecciones respiratorias, por otro lado, han aumentado más allá de las semanas epidemiológicas estimadas y eso ha producido una mayor circulación viral en un período de tiempo más largo que el normal”.

Acerca de los factores protectores contra las ER, Frías señaló “la vacunación, el buen peso, la buena alimentación y un ambiente de trabajo saludable” como ítems muy beneficiosos.

A la hora de pensar una solución a corto plazo, Frías enfatizó que “si bien no hay soluciones inmediatas y milagrosas, nos hemos propuesto alcanzar en un ciento por ciento la cobertura de vacunación en la ciudad teniendo en cuenta todos los grupos etarios, desde el que nace hasta el adulto mayor. Creemos que, en cierto modo, se habían descuidado a los jóvenes y adolescentes, quienes normalmente no eran una población en riesgo. Queremos llevar a cabo la vacunación no sólo desde los CAPS, sino también desde los colegios, las cárceles y las fábricas, informando a la población de forma permanente”.

Print Friendly, PDF & Email