Entre otras cosas, la UCR pregunta sobre los 17 millones que costó el nuevo Poli

De acuerdo a la información oficial al momento de comenzar la obra de remodelación del Polideportivo, el costo era de 14 millones de pesos. La obra se inició en el verano y concluyó en octubre

Es uno de los ítems del documento que presentaron en el Concejo Deliberante en el marco del tratamiento de Presupuesto y Tarifaria. Critican el gasto para transparencia y lo que sucede con Deporte y Turismo

De acuerdo a la información oficial al momento de comenzar la obra de remodelación del Polideportivo, el costo era de 14 millones de pesos. La obra se inició en el verano y concluyó en octubre

La Unión Cívica Radical (UCR) fue muy crítica del proyecto de Presupuesto General enviado por Martín Gill al Concejo Deliberante, que va camino a su tratamiento en segunda lectura.

El centenario partido presentó su posición por escrito porque sus dirigentes llegaron a la Audiencia Pública del jueves cuando había finalizado (no hubo público y duró pocos minutos). En papel sostuvieron que a diferencia de Nación y Provincia, el municipio “decidió apretar el acelerador, gastar más y recaudar más”, señalaron que es obsoleto seguir presentando los presupuestos por programas y advirtieron que está expresado “en términos monetarios, resultando impactado de manera directa por los procesos inflacionarios y las variaciones del tipo de cambio, con la consecuencia que la información contenida sea de escasa relevancia para el análisis y la toma de decisiones”.

El radicalismo consideró que “se debe apuntar a complementar la información con la presentación de presupuestos físicos”, como, por ejemplo, la cantidad de metros de pavimento que se van hacer durante el año, para que la ciudadanía pueda “analizar las compras, lo que paga el municipio y cómo se utiliza”.

Por otro lado, apuntó que la cuestión no pasa por “destinar cifras millonarias en nombre de la transparencia y la modernización”, sino que “basta con cumplir las normas existentes, que no cuesta nada”.

Al hacer mención a la partida de 33 millones de pesos para la Política de Transparencias, Buenas Prácticas y Cumplimiento de Estándares Internacionales, el partido sostuvo que “en realidad la transparencia debería ser lo más barato, no tendría que tener costo, porque el respeto a las normas debería ser una cuestión cultural”.

“Es preocupante que se esté pensando en incrementar más el gasto, cuando no hay un control sobre el que ya se está ejecutando”, indicó en otro párrafo. En ese marco precisaron algunos gastos del Villa María Vive y Siente, que reflejan que hay “una larga lista de beneficiarios del dinero público que como mínimo tienen irregularidades impositivas”.

“Si se hubieran aplicado correctamente los procedimientos de compras y contrataciones, esas supuestas irregularidades no tendrían que suceder”, aclaró la UCR.

“No deja de llamar la atención lo gastado en agosto en concepto de seguridad privada por $2 millones, $350 mil en folletería e imprenta, artículos para peluquería $84.624, alquiler de pala cargadora para vertedero por $450 mil (¿mensual?)”, planteó el escrito en base a datos de la plataforma abierta.

 

Pérdida del Festival de Peñas

En otro párrafo, cuando se centran en los entes descentralizados, reflejan que según el balance, el Festival Internacional de Peñas de 2016 tuvo una pérdida de $3,1 millones, “de la cual se hizo cargo el municipio”. Y dispararon: “Esta es la forma que encontró la anterior gestión y esta continuó, de administrar el Festival, privatizar el área de Turismo y Deporte, que se financia con impuestos, pero se maneja como privado, es decir, evitando el control del Tribunal de Cuentas”.

“No existe una sola justificación para que esta sociedad administre fondos públicos como si fueran privados”, remarcó el comité.

En otro orden denunció que “se pueden detectar concursos de precios con volúmenes de compra incompatibles con las necesidades o la política de licitar obras públicas y luego otorgar ampliaciones de obras, en lugar de hacer una nueva licitación”.

En este sentido piden explicaciones por la remodelación del Polideportivo, para lo que se invirtieron $17,5 millones (“licitados por el IMI $15 millones, mientras que mayores costos a través del municipio superarían los $2,5 millones”). Además se hace mención a los casi $90 millones a pagar por juicios.

“También resulta de gravedad que a un mes y medio de que termine el año se solicite una ampliación de presupuesto por más de $300 millones, deberían responder cómo pretenden ejecutar ese monto en tan poco plazo o si en realidad estuvieron gastando sin presupuesto y ahora pretenden blanquear la situación”, advirtió la UCR.

Print Friendly, PDF & Email