Española, de principio a fin

En duelo de villanovenses, el “Gallego” venció por 2-0 a Alem y logró un muy buen triunfo en la “Leonera”. Marco Mancilla, apenas iniciado el partido, y el juvenil Nicolás Castillo, en la parte final del partido, marcaron los goles

 

P51 F1
Nicolás Castillo fue la gran figura del “Gallego”, que hizo pata ancha en la “Leonera” y venció por 2-0 a Alem
P51 F2
Todo Alem se retiró cabizbajo ante la caída sufrida en la “Leonera”

Escribe Diego Pellegrini (h)

La tarde fue de Asociación Española. En el “derby” villanovense, el conjunto “gallego” derrotó a Alem por 2 a 0 en un partido que le perteneció de principio a fin.

Deslucida actuación del local que en dos fechas todavía no conoce la victoria y parece extrañar horrores las bajas de Porporatto, Coria y Figueroa. El equipo no ataca y le cuesta convertir.

Entonces, ante este panorama el conjunto dirigido por Franco Herrera supo presionar desde el minuto cero para empezar a inclinar la balanza a su favor.

El local nunca entendió a qué jugar, irresoluto con el balón cayó rápidamente en la trampa del visitante, quien desde ese momento comprendió cómo atacar para sacar diferencia.

Ahogado Alem, perdió la pelota ante la marca de Matías Valle, el ataque continuó en los pies de Nicolás Castillo, quien tras intentar la asistencia encontró solo en el área a Marcos Mancilla, para que el nueve marque el 1 a 0.

Este lapso del encuentro le dio a Española la posibilidad de encontrar la tranquilidad desde la ventaja mínima, obligando a su rival a jugar para que realice el desgaste.

Y en esa faceta, el “Tricolor” fue cuando falló, ya que, a pesar de que tuvo algunas chances de gol, nunca contó con fútbol. Cabezazo de Nicolás Pedernera cerca, bolea de Ricardo Juárez y frentazo infernal de Ledesma, para que “Guille” Arcas la descuelgue del ángulo, fueron las posibilidades de empate para un Alem timorato desde todo punto de vista.

A este panorama poco alentador de Alem se le sumó la temprana lesión muscular de su emblema Cristian Agosto, quien fue reemplazado por Julio Martínez en el lateral izquierdo.

Española lucía ordenado en el inicio del complemento, pero claramente retrasado en el campo, lo que entonaba a un rival con ganas de empatar encabezado por la enjundia de Pablo Fernández, poniendo en peligro la victoria parcial.

Guilhen y Marín a la cancha, para buscar piernas frescas en la visita, en una tarde pesada que pasaba factura desde lo físico. En Alem, Rivera intentó con Bustamante y el juvenil Dante Alvarez, tratando de encontrar el juego perdido por los suyos. Y algunas posibilidades tuvo el “León”.

Dos en los pies de Maximiliano Le Roux, una afuera y la otra detenida por Arcas, más otra posibilidad de Alvarez, que frenó nuevamente el uno rival.

Así se daba el segundo tiempo, con Alem atacando y Española esperando para sorprender con alguna contra.

Brian Verón remató, pero tapó David Formosa y en la siguiente lo perdió solo sin arquero Mancilla, quien increíblemente falló lo que era el segundo del visitante.

Pero a cinco minutos del final, cuando se jugaba el momento del “matar o morir”, un pelotazo largo encontró en soledad al juvenil Nicolás Castillo, quien supo definir ante la apresurada salida de Formosa. El delantero la colocó por arriba del arquero, decretando el 2 a 0 que terminó sellando el clásico a favor de Asociación Española.

El local no entendía nada, ya que se caía la ilusión del empate, mientras que en el visitante era toda algarabía por la primera victoria del campeonato y la primera en la era Herrera. De esta forma, en el duelo de villanovenses se terminó hablando en “gallego” en plena “Leonera”.

 

La figura

Nicolás Castillo

Con solo 19 años, se cargó el partido al hombro y participó en los dos goles. Primero con una asistencia, para el 1 a 0, y luego con una gran definición sellando el encuentro. Realizó un gran desgaste por todo el frente de ataque. Mención especial para Guillermo Arcas, con un par de atajadas espectaculares.

 

El árbitro

Alexis Carranza

Supo llevar el partido por carriles normales, a pesar de cometer algunos errores. En líneas generales cumplió y acertó tanto con las amarillas. Estuvo atento a las circunstancias.

Print Friendly, PDF & Email