Fray Luis Beltrán y la artillería del General José de San Martín

El día 7 de septiembre se conmemora el Día del Trabajador Metalúrgico, esto surgió en homenaje a Fray Luis Beltrán, impulsor del rol protagónico que debiera tener la riqueza mineral del país para prestar servicios valiosos, en pos de la independencia.

Fray Luis Beltrán nació en la provincia de Mendoza el 7 de septiembre de 1784. Tenía conocimientos de Química, Matemáticas y Mecánica, fue designado por el General San Martín como jefe del Parque de Artillería del Ejército de Los Andes.

Fue uno de los primeros en entender que la riqueza mineral del país podía prestar servicios valiosísimos en la lucha por la independencia, favoreciendo la fabricación de armas como fusiles y cañones.

La actividad metalúrgica se ha forjado en una de las principales del país a lo largo de las décadas, razón por la cual también dio origen y un rol protagónico dentro de la esfera gremial a la Unión Obrera Metalúrgica, que el día de su nacimiento celebra el Día del Trabajador Metalúrgico.

La visión de Beltrán fue continuada por el General Manuel Nicolás Aristóbulo Savio, quien nació en 1892 y murió en 1948.

Savio remarcaba: “O sacamos hierro de nuestros yacimientos o renunciamos a salir de nuestra situación exclusiva de país agrícologanadero, renunciando a alcanzar una mínima ponderación industrial con todas las consecuencias que eso implicaría para el futuro de la Nación”.

El mismo general fue autor de un Plan Siderúrgico Nacional convertido en Ley Nacional el 13 de junio de 1947 y que permitió que se creara Somisa, que llegó a convertirse en la segunda acería argentina.

Savio, entre otras funciones, llegó a presidir el Directorio de Somisa. Murió en 1948 y su legado fue tomado por diferentes corrientes del pensamiento industrial del país.

“La del acero es una industria básica sin cuyo desarrollo no puede considerarse que un país ha alcanzado su independencia económica. Incluso se comprueba la verdad opuesta: cuando menor es el desenvolvimiento de esta industria, mayor es la dependencia que se tiene del extranjero, con las graves consecuencias que de estas circunstancias se derivan”, dijo Savio en 1946, en una de sus expresiones más recordadas.

Print Friendly, PDF & Email