“Fuimos muy contundentes”

Puli Herrera volvió a poner un equipo en los playoffs del torneo doméstico. “Ahora se viene la otra parte, que es la más difícil”, reconoció

El técnico de Sportivo Pozo del Molle recalcó la solidez defensiva y la eficacia en ataque como los puntos altos de su equipo para ser el mejor de la fase regular. Y con vistas a los cruces remarcó: “Ahora es a todo o nada”

Puli Herrera volvió a poner un equipo en los playoffs del torneo doméstico. “Ahora se viene la otra parte, que es la más difícil”,
reconoció

Bajo la conducción de Franco Herrera y una acertada elección de refuerzos, Sportivo Pozo del Molle, en su segundo año compitiendo en la Liga Villamariense, protagonizó su mejor etapa clasificatoria al punto que se erigió el mejor de todos, acumulando 30 puntos, siendo la valla menos vencida y teniendo al goleador del campeonato, José Ledesma, quien resultó toda una grata sorpresa.

El Rojo volvió a instalarse entre los ocho mejores después de dos campeonatos de ausencia, habiendo logrado la clasificación en su primer torneo en el marco del fútbol villamariense. Y mucho de ello tuvo que ver la continuidad en el trabajo a Herrera, después de un primer semestre que no fue óptimo.

De todos modos, los directivos le ratificaron la confianza al joven entrenador que, como ya lo logró en su paso por Española, logró introducir a un equipo en los playoffs y con la premisa de seguir superando peldaños.

Ante esto, el técnico remarca la “contundencia” que mostraron sus dirigidos en todas las líneas en diálogo con EL DIARIO, tras la victoria ante San Lorenzo de Las Playas, y avisa que “ahora viene la hora de la verdad”, el momento de “capitalizar” el notable campeonato que se realizó en la fase regular.

-¿Imaginabas este cierre de la etapa clasificatoria al comenzar el campeonato? Porque realmente resultó muy buena.

-Seguro que uno siempre se imagina lo mejor en cada inicio de campeonato, pero realmente fuimos muy contundentes. A veces tuvimos partidos malos, aunque estuvimos muy firmes en todas las líneas, sobre todo en la parte defensiva, y eso hizo que agarrarán confianza los de adelante y teniendo al goleador del campeonato, hace que todo sea más fácil. Ahora se viene la otra parte, que es la más difícil.

-Ganaron nueve partidos, empataron tres y recibieron solo cinco goles. Todo esto, de cara a lo que viene, son aspectos muy alentadores, más allá de que es otra cosa ahora…

-Siempre hablamos entre nosotros de que la solidez y experiencia que tenemos atrás hacen que los jugadores que tenemos adelante jueguen con mayor confianza y te agrego otra cosa, de los cinco goles que recibimos, dos lo hicimos nosotros en contra y otro fue de penal, así que eso habla por sí solo de la firmeza que tenemos y esperamos mantenerlo en los cruces, donde es a todo o nada.

-Hay muchas maneras de clasificar por la ventana en la última fecha, con pocos puntos y otra cosa es llegar jugando, ganando y teniendo una convicción de equipo. ¿Sentís eso a la hora de afrontar los cuartos?

-Sí, lo siento así. Fuimos creciendo porque ganar te va dando confianza y la confianza hace que por ahí juegues agrandado, en el buen sentido de la palabra, y que sea más fácil que se den los resultados.

-¿Qué virtudes le has encontrado al equipo además de la notable obtención de puntos, que es notable?

-Que estamos firmes en todas las líneas. Somos sólidos atrás, en el medio tenemos jugadores de buen pie, por más que a veces nos costó hacer rodar la pelota por el estado de las canchas o el hecho de haber jugado varios partidos con mucho viento y la contundencia arriba. Eso hace el resumen de todo.

-El domingo, por momentos y por el rival se sacó el pie del acelerador, pero ahora hay que cambiar el chip de ganar o ganar para seguir subiendo peldaños.

-Les dije a los chicos que estos partidos con equipos que por ahí no suman mentalmente son los más difíciles porque te juegan desordenados y, sin darte cuenta, bajás un poco el acelerador en una etapa normal, imaginate ya clasificados, y por eso nos costó los primeros 15, 20 minutos hasta que hicimos pie y una vez que hicimos el primer gol se hizo un poco más sencillo. Y ahora viene la verdad, lo bueno que hicimos es capitalizarlo, darles importancia a las transiciones en el campo de juego y seguir siendo contundentes adelante para poder seguir creciendo cada vez más.

Print Friendly, PDF & Email