“Hay que enfocarse en lo que se viene, que es la parte más linda”

“Gracias a Dios, se logró clasificar; ahora vamos por todo”, remarcó el entrenador rojinegro

El DT de Colón expresó que “sabía que no iba a ser fácil clasificar” por el fixture que les tocó, aseguró que Rivadavia “logró un merecido primer puesto” y que para los cruces están “más vivos que nunca”. Y en referencia a la situación de su capitán Lucas Morre, opinó: “No soy el Tribunal ni la Liga para definir esto. Es nuestro emblema, nuestra voz dentro del vestuario y ayudará desde el lado que le toque”

“Gracias a Dios, se logró clasificar; ahora vamos por todo”, remarcó el entrenador rojinegro

“Sabíamos que iba a ser difícil para nosotros”. Así empezó el diálogo con EL DIARIO el entrenador de Colón Martín Conti con la tranquilidad de obtener el primer objetivo: clasificar, finalizando con plena satisfacción una semana muy particular y una fase clasificatoria ultracomplicada, con duros rivales en su grupo y que, además, se le sumó cruces interzonales precisamente con los clasificados de la Zona D.

Es decir, deportivamente, fecha a fecha fue un examen para el DT rojinegro, sin poder tomarse un respiro. Por lo que del 1 a 1 ante Juventud que le brindó el punto para clasificar, fue un desahogo, volver a cero y enfocarse en nuevos desafíos: los playoffs.

“No nos sobró nada, tuvimos un montón de ausencias que por ahí se notaron”, explicó tras el 1 a 1 con Juventud y que resume la compleja fase clasificatoria que animó Colón y así lo resumió el propio entrenador: “Cuando miré el sorteo que nos tenía en el interzonal con San Lorenzo de Las Perdices y Ticino, donde al final perdimos tres de cuatro partidos, entendí que el fixture nos obligaba a jugar un mano a mano con Alem, Unión y Rivadavia, que después se cortó, sacó muchos puntos y logró un merecido primer puesto”.

“Entonces sabíamos que no iba a ser fácil clasificar. Al final pasamos y estamos más vivos que nunca”, agregó, y apuntó que “por algo debe ser que somos el último de la tabla de ocho y por eso no nos podemos permitir elegir a un rival, pero creo que cualquiera se preocupa en jugar contra Colón porque el domingo que viene vuelven tres jugadores cuyas ausencias se notan, no por quienes los remplazan, sino por la jerarquía que tienen”.

En otro punto de la charla, hizo referencia a lo sucedido en la semana por las declaraciones de su capitán, Lucas Morre, y manifestó: “No me fijo en eso. Me dedico a mirar a mi equipo, a que el jugador se enfoque en el partido y no tanto en el arbitraje o lo que pasa afuera, algo que muchas veces no son datos menores. No fueron cosas lindas las que hemos vivido con algunos arbitrajes, aunque uno tiende a creer que por ahí no son tardes buenas de ciertos árbitros y que uno debe hacer las cosas dentro de la cancha para lograr las metas. Gracias a Dios se logró el objetivo de clasificar. Y, lógicamente, ahora vamos por todo”.

Por lo tanto, a continuación pidió “enfocarnos en volver en lo futbolístico, en volver a creer que la verdad está dentro de la cancha y a saber que tenemos que mejorar, tenemos un montón de falencias, como también virtudes, pero sabemos que el campeonato ahora está en cero, que nadie tiene ventajas sobre nadie y que, lógicamente, iremos a buscar a quien sea”.

También aseguró que “han sido adversos varios factores en este campeonato y, sin embargo, seguimos de pie” y que “en la semana charlaré bastante con los jugadores, enfocando lo que se viene, que es la parte más linda”.

Y volviendo a la situación del Zurdo, dijo que están “a pedir de lo que marque el Tribunal y de la defensa que haga. Creo que él es lo suficientemente inteligente y hombre para explicar lo que quiso decir, a su modo y con sus palabras. Lógicamente, uno lo quiere adentro de la cancha. Yo como técnico siempre me fijo en qué jugadores tengo a disposición y, a partir de allí, armo el equipo que se pueda”.

Puntualizó que “él es nuestro capitán, nuestro emblema y nuestra voz dentro del vestuario, pero ayudará desde el lado que le toque. No soy el Tribunal ni la Liga para definir esto. Soy alguien que dirige y hoy me toca llevar adelante a Colón desde mi lugar”.

Y, para más, aseguró: “Han pasado cosas que no nos han gustado, aunque debo decir también que por cuestiones ajenas a lo que es el juego logramos la clasificación porque si Alem no hubiese perdido tres puntos en los escritorios, hubiese clasificado y nosotros quedábamos afuera. Entonces uno tiene que ver que por ahí no todo lo malo es tan malo y no todo lo bueno es tan bueno. Prefiero seguir pensando que la verdad está dentro de la cancha”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email