Incentivan a producir trigo de calidad

Desde ACA Tío Pujio informaron que la entidad está impulsando bonificaciones para los productores que apuesten a producir trigo de calidad. Para ello, ofrecen un paquete integral que incluye el asesoramiento en todo el proceso

Desde la oficina de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) de Tío Pujio, Paulo Schiavi y el agrónomo Alberto Córsico adelantaron el programa de incentivos que están implementando en la región para fomentar la producción de trigos de calidad que se diferencien por una mayor aptitud panadera.

“Esto abre más posibilidades al productor, que lo puede comercializar en el mercado local. El trigo de menor calidad tiene como único destino la exportación y está expuesto a situaciones mundiales, como, por ejemplo, el trigo que produzcan en otros países”, dijo Schiavi.

Por ello, lanzaron una propuesta que incluye bonificaciones en el precio para los productores que opten por una propuesta integral, que no sólo incluye las semillas y los fertilizantes; sino también el asesoramiento profesional y el acompañamiento en todo el proceso.

“Tenemos concretamente dos propuestas: una que incluye las semillas y los fertilizantes y otra, para el que tenga semillas de ACA de producción propia. En esos casos, el paquete es con los fertilizantes”.

Además, “a quienes opten por la propuesta integral, ofrecemos un análisis de suelo que pueda determinar exactamente cuánto nitrógeno necesita”, agregó, enumerando otra beneficio que incluyeron en ésta iniciativa.

“También impulsamos la trazabilidad del cereal. Esto es, que cuando llega el trigo cosechado, nosotros sabemos de qué lote es, qué producto usó y todo lo que puede resultar de interés para la continuidad de la producción”, planteó.

 

Beneficios agronómicos

Córsico abordó los beneficios para los suelos y la producción.

“Por enumerar los más importante, te digo que es de vital importancia en el esquema de rotación para interrumpir los ciclos de las malezas resistentes”, dijo.

“Al alternar una gramínea, como el trigo; con una leguminosa, como por ejemplo la soja, se alteran los ciclos tanto de las malezas como de los insectos y se posibilita su mejor control”, señaló.

La segunda ventaja está también relacionada al control de esas “malas hierbas”.

“El trigo representa una competencia con la maleza, especialmente, el yuyo colorado, que llegó para quedarse al menos por varios años. Si dejás el campo sin cultivos, se desarrollará más y será difícil combatirlo cuando llegue el tiempo de la soja. En cambio, con el trigo sembrado, se disminuye notablemente”, precisó.

Y la tercera ventaja agronómica, tiene que ver con el beneficio para las zonas que tienen las napas altas. “El trigo consume agua y por eso, permite mejorar las condiciones de los suelos en las zonas anegadas o de mucha humedad”, destacó.

Finalmente, Schiavi remarcó que “muchos productores suelen plantear que al hacer trigo sobre soja, ésta última puede rendir menos quintales. Pero hay que medir varios factores económicos, y no sólo hacer la cuenta por quintales”.

 

Print Friendly, PDF & Email