Jóvenes estudiantes plantearon cómo sería una “república ideal”

En la materia Filosofía, los alumnos expresaron sus opiniones acerca de su visión del país (foto ilustrativa)

Alumnos secundarios elaboraron ensayos en base a “La República” del filósofo Platón. Los ideales, sueños y el análisis de la realidad social, económica y política, desde la perspectiva juvenil, invitan a la reflexión

En la materia Filosofía, los alumnos expresaron sus opiniones acerca de su visión del país (foto ilustrativa)
En la materia Filosofía, los alumnos expresaron sus opiniones acerca de su visión del país (foto ilustrativa)

Una utopía es una imagen ideal de la vida en una sociedad, que aún no ha sucedido en ningún lugar, una aspiración alejada de nuestra realidad cotidiana.La primera en ser esbozada en todos sus detalles la compuso Platón y es conocida como “La Republica”.

Partiendo desde estos conceptos, alumnos de sexto año del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia (especialidades Artes y Gestión Administrativa), elaboraron una serie de ensayos sobre cómo sería su república ideal en la materia Filosofía.

Con el acompañamiento de la docente Ana Barbero, los educandos demuestran cómo los jóvenes reflexionan acerca del país y sus realidades política, social y económica.

A continuación, las opiniones de los estudiantes que llaman a la reflexión y estimulan a observar lo que nos pasa y deseamos como país desde una perspectiva distinta.

“Una república ideal a nuestro modo buscaría la paz y la igualdad, no existiría la desigualdad laboral ni social, las personas cumplirían con sus deberes trabajando en lo que les gusta y no sólo por dinero. Los gustos no sean discriminados, la libertad coartada…” (Lucía, Fedra, Fausta, Milena y Sofía).

“Los cargos de diputados y senadores serían voluntarios y no remunerados, de esta manera los personas que los ejerzan en verdad tengan intención y anhelo de estar allí. Los bomberos serían pagos por arriesgar sus vidas en pos de salvar a otras.

Existirían escuelas donde no habría diferencia en la calidad educativa y a pesar de que el sueldo de los maestros sea pagado por el Estado, estos serían bien remunerados.

Los presos tendrían la obligación de trabajar y ganarían un sueldo y por último el sufragio sería voluntario de esta manera votarían las personas que en verdad tengan convicciones y ganas de hacerlo” (Lucía C., Brenda y Carolina).

“En mi república ideal, la educación es primordial para la formación de las personas, cómo dirigirse hacia los otros formas de expresarme. Basarse en el respeto por las ideas diferentes, aprender a justificar las ideas propias.

Desearía vivir en una sociedad sin discriminación por la religión, color, pensamiento. Una comunidad donde no haya violencia ni resentimientos con los otros donde lo desigual no genere rechazo porque es imposible pretender ser igual a otro” (Josefina).

“En nuestra república los hombres se relacionan para satisfacer sus necesidades haciendo, produciendo, trabajando en lo que les gusta y en lo que cada uno se destaca” (Camila y Gustavo ).

“Mi utopía consiste en una república que trabaje siempre por el“bien común”, para ello no harían falta personas iguales sólo personas justas que se relacionen entre ellos dando lo mejor, lo útil de sí. En mi utopía todos aprenden de todos, se escucharían y expresarían con respeto…todos diferentes trabajando como uno, ayudándonos y protegiendo al planeta Tierra” (Daniela).

“En nuestra república la sociedad está integrada por diversidad de personas, pero la gestión y administración social tiene que estar ocupada por personas cultas, inteligentes y con experiencia. Nos referimos a seres reflexivos, informados, con conocimientos varios y dispuestos a la resolución de conflictos a través del consenso. Y sobre todo que se caractericen esencialmente por la honestidad, que es para nosotros la integridad, lealtad a sus principios y desinterés por el reconocimiento personal, sólo así podremos tener una república justa, con inclusión y equidad, reconociendo lo que cada uno necesita” (Filippo y Mateo).

“En mi república, la urgencia sería reconocer y estimar las necesidades y lo que se requiere en el futuro para progresar, tanto en infraestructuras como en tecnologías. Tomar métodos persuasivos para despertar interés y conocimiento en la población sobre los objetivos del Estado. Los líderes deben promover valores de superación propia. La educación no sólo debe educar a los niños los padres tienen de aprender el arte de educar a sus hijos porque ellos son los que transmiten los valores principales para la vida el amor, el cuidado, sentirse parte de algo” (Joaquín).

“Mi república ideal es aquella que respete los valores personales, respete las costumbres para vivir armónicamente. La sociedad tendría libertad de hacer lo que los hace felices pero respetando las normas establecidas en base al respeto por la diferencia. Habría trabajo para los mayores y erradicaría el trabajo infantil y en negro” (María Victoria).

“Mi utopía es que los niños puedan vivir en paz y tranquilidad, puedan crecer jugando en las calles con sus amigos y estudiar en las escuelas. Poder trabajar y elegir a los gobernantes” (Lucía).

“La república ideal es aquella donde todos los niños reciban educación y tengan la posibilidad de acceder a los recursos para poder cumplir sus metas y satisfacer sus necesidades y de esta manera tener una vida digna” (Anita).

Print Friendly, PDF & Email