Jóvenes que sólo piden poder circular

Los jóvenes participaron con una murga acompañados por alumnos de otras instituciones

Alumnos de la ex-Escuela Especial Nº 20 estuvieron en la Peatonal repartiendo folletos y desarrollando una actividad de concientización por la cantidad de dificultades que encuentran en las veredas al momento de transitar

Los jóvenes participaron con una murga acompañados por alumnos de otras instituciones
Los jóvenes participaron con una murga acompañados por alumnos de otras instituciones

 

Sin darnos cuenta, como ciudadanos, podemos estar entorpeciéndole el camino a otro. Eso es lo que quisieron hacer saber los alumnos de la Escuela “Clotilde María Sabattini” (ex-Especial Nº 20), quienes ayer en la Peatonal llevaron adelante un proyecto en el que pretenden visualizar los obstáculos que hay en la vía pública y que dificultan su circulación.

Con murga, panfletos y muchas sonrisas, los jóvenes charlaron con la gente que por allí transitó durante toda la mañana, acompañados por alumnos del IPEM 147 y de la Santísima Trinidad.

Laura Samuel, trabajadora social de la institución, indicó que “es un tema que surgió dentro de la escuela, lo tomó el centro de estudiantes, y lo abrió a la comunidad para concientizar de la necesidad de que se cumpla la ley y que dejen de ubicar obstáculos en la vía pública, que para una persona común no significa nada, pero para las personas con discapacidad les entorpece su libre circulación”.

Según indicó, las personas abordadas no toman de mala forma que se les haga notar que se suelen cometer errores que los afecta. De hecho, recordó que “nosotros cuando repartimos en el barrio Trinitarios nos encontramos que había muchas personas que estaban padeciendo también esa situación, porque ese barrio está compuesto por personas mayores y que permanecían en sus casas sin poder transitar con seguridad su propio barrio porque se encontraban con veredas rotas, macetas, autos, escombros”.

“Todo ese relevamiento que hicimos en el barrio lo llevamos al centro vecinal para que ellos lo canalicen donde corresponde”, mencionó. Cuando la escuela hizo llegar estas dificultades a la Municipalidad, no recibieron una respuesta convincente. “Nos dijeron que ellos tienen un plan de accesibilidad pero a largo plazo y que es muy costoso, a esas cuestiones inmediatas que nosotros planteamos no nos pudieron dar respuestas”, contó.

“Nosotros pedimos que tal vez se hiciera un estacionamiento para motos o arreglen algunas rampas o que obliguen a los ciudadanos a que saquen los escombros de la vereda, pero no hemos obtenido respuesta”, señaló.

La jornada fue especial para los chicos, “porque a ellos les encanta, en las aulas lo hablamos continuamente y ellos son partícipe de todo, de la elaboración, los diseños de los folletos, de la murga, realmente lo pasan bien”.

 

Print Friendly, PDF & Email