Yrigoyen, con temple y acierto

Argentino ganó 1 a 0 de local y extendió la serie a los penales, donde el campeón se recuperó, ganó 5 a 4 y avanzó a las semifinales

P50 F1Escribe Pablo Luna Broggi

Masticó bronca después del 1 a 0 final que arrojó el segundo partido y estuvo al borde de la eliminación en los penales. Pero, con un certero David Pauletti (clave al contener el cuarto y quinto penal, y anotar el suyo en un momento crítico) y el definitorio acierto de José Fernández, Yrigoyen festejó otra vez en el plano local, derrotó 5 a 4 en la tanda de penales a Deportivo Argentino y continúa con su afán de defender el título del Apertura.

Yrigoyen, con solidez en sus líneas, controló el primer período. Mostró una mejor versión colectiva y decisión para asumir la circulación de balón y sólo le faltó una mayor coordinación en ataque que le hubiera permitido otra puntada final en sus avances sobre el arco rival.

Argentino, con el transcurso de los minutos, fue emparejando el trámite. De igual manera, dependió mucho de las apariciones de Claudio “Lana” Díaz quien, pese a realizar un notable papel, le faltó mayor compañía de sus compañeros.

Por lo tanto, el 0 a 0 quedó muy claro en esa primera etapa, porque en su mayoría se vieron ataques con tiros débiles que fueron bien contenidos por los arqueros de ambos elencos.

De igual manera, la más clara fue del local, a los 35’. Un tiro libre en especie de centro de Díaz encontró a Carlos Jacobi, quien la bajó al medio para el ingreso en soledad de Gabriel Danna pero éste, con el arco frente a suyo, tiró desviado.

Los cambios repentinos (y obligados) hicieron mella en el funcionamiento de ambos; pero el panorama cambió por una acción muy polémica cuando sólo transcurrían segundos del segundo tiempo; es que, a los dos minutos, el árbitro Roberto Cejas cobró penal por un contacto (leve) de Adrián Peralta sobre Ramiro Cortez dentro del área rival; en la ejecución, “Lana” Díaz no perdonó y, con tiro rasante a la derecha de Pauletti, anotó el 1 a 0.

De allí en más, el partido cambió totalmente. La visita, muy nervioso por el fallo del referí, disminuyó su producción y el local empezó a tener control de la pelota, Márquez empezó a ganar por derecha y, con Fuente adentro de la cancha, ganó en peligrosidad.

Por lo que, el partido modificó la impresión que dejó el primer tiempo. De todas maneras, los arcos estuvieron aislados para ambos elencos al punto que, más allá de aquel gol de Díaz, prácticamente no se vieron más acciones de real peligro.

Por lo que, tras el pitazo final del referí, todo se resolvió en una definición de penales “para el infarto” y que tuvo como ganador a Yrigoyen, que será protagonista en las semifinales.

 

Print Friendly, PDF & Email