La juventud está más despierta que nunca

Los chicos asumieron la actividad con total compromiso y responsabilidad

Estudiantes de la institución participaron del encuentro junto a  más de 400 chicos. Los villamarienses recibieron tres importantes distinciones

Los chicos asumieron la actividad con total compromiso y responsabilidad
Los chicos asumieron la actividad con total compromiso y responsabilidad

Un total de 21 alumnos del Instituto San Antonio simularon ser durante el último fin de semana embajadores de los países miembros y representar a los diplomáticos en los diferentes órganos de la ONU.

La asociación Puentes Enteros, de la ciudad de San Francisco, es la encargada de organizar el encuentro al que llegan adolescentes de distintas provincias del país como Santa Fe, Entre Ríos, San Juan y del interior de Córdoba.

Se trata de una simulación de lo que es las Naciones Unidas, adaptado a chicos de la escuela secundaria. “Nosotros participamos desde 1999 y siempre llevamos alumnos de cuarto, quinto y sexto año, pero pueden participar desde segundo en adelante» explicó la directora de la institución, María Elena Vezzaro.

Gabriela Piaggio y Roxana Camacho, profesoras de la escuela y responsables de llevar adelante la preparación de los chicos, en diálogo con EL DIARIO comentaron: «Es decisión de ellos trabajar en este proyecto y en este momento, que se dice que la juventud es apática a ciertas cuestiones, que logren comprometerse con responsabilidad y participar es muy bueno y enriquecedor».

Se representan todos los órgano de Naciones Unidas, desde la Asamblea General, que es el más numeroso porque es donde están todos los países presentes, hasta el Consejo de Seguridad, El Consejo Económico y Social, la Sala de Embajadores, el Consejo de Derechos Humanos y la Conferencia Especial.

Cada órgano trata temas diferentes de política internacional, que varían año a año. En esta oportunidad algunos de los temas fueron refugiados, migraciones y terrorismo. Los países que representaron estos alumnos fueron Venezuela, República del Congo y Canadá.

 

La palabra de los chicos

En conversación con este medio, los alumnos le comentaron a la cronista lo felices y entusiasmados que estaban por haber vivido esta experiencia: «El interés siempre estuvo, pero esta posibilidad fue la que nos motivó a ponernos a estudiar y trabajar y lograr esto, la emoción es indescriptible, no se puede expresar en palabras, se formó un vinculo de unión, el grupo que se formó es increíble».

Al ser consultados sobre cómo llevaron adelante la enorme tarea que los esperaba, explicaron: «Nos centramos primero en la información general y después nos enfocamos en buscar y representar los ideales y la mirada que tendría cada país que nos tocaba. Debíamos representar los ideales que tenían los distintos gobiernos y defender desde la postura de cada país, lo más parecido a lo que pasa en la realidad».

Otro de los chicos agregó: «Teníamos que buscar la defensa sin dejar de lado los argumentos, fundamentos coherentes y principalmente basarnos en documentación oficial para expresar nuestro punto de vista. Tuvimos que encontrar en las Constituciones lo que buscábamos defender. Es decir, estudiar el marco jurídico que sustentaba todo lo que decíamos».

Los alumnos se prepararon durante meses para este momento, con el constante apoyo de sus profesores, a los cuales agradecen «la libertad con la que nos dejaron trabajar». Todos coinciden en que estos encuentros «te abren la cabeza» y te dan la posibilidad de «formar un pensamiento crítico». Todos estudiaron e investigaron distintas posturas sobre un mismo hecho, aprendieron a trabajar en equipo, a dialogar y debatir entre ellos.

«Eramos 400 jóvenes interesados por política internacional, por la diplomacia, por el diálogo y éste fue un espacio que se prestó a la charla para interactuar con personas con tus mismos intereses».

Antes de finalizar, quisieron dejar su mensaje: «Para los chicos que tengan posibilidad de participar del modelo de Naciones Unidas, la verdad es que es una experiencia fundamental para el desarrollo personal y grupal. Te da herramientas, además de la construcción crítica y el trabajo en equipo, te enseña cómo transmitir las ideas con respeto, saber que hay distintas posturas y eso no quiere decir que una sea cierta y otra no».

Los profesores quisieron destacar el aporte del colegio que «ha hecho una inversión económica muy grande”.

Los alumnos que participaron en la delegación Canadá fueron Francisco Audicio, Camila Gazzoli, Marikena Broggi, Constanza Albarracín y Virginia Pellegrini. Los miembros de la delegación de la República del Congo son Agostina Damiani, Francisco Olivero, Martina Torres, Agostina Tambutto, Abril Guarino, Agustina Barea y Julieta Fantini. La Delegación Venezuela estuvo compuesta por Agustín Poncio, Julieta Boretti, Tobías Romero, Tomás Silvano, Tomás Rodríguez, Francisco Moreno, Camila Bono, Facundo Olave y Lucila González. Esta última delegación recibió varios premios al finalizar el encuentro.

Agustín Poncio, Embajador de Venezuela, tuvo el premio a mejor embajador de todos los países. El mejor Consejo de Seguridad también lo obtuvo Venezuela, donde estaban Tomás Silvano y Julieta Boretti y también recibieron una distinción como mejor delegación en conjunto. Además de las mencionadas, los profesores que acompañaron fueron Andrés Moreno y Franco Marusich.

 

Print Friendly, PDF & Email