“La manicomialización es considerada una privación de la libertad”

La defensora General de la Nación estuvo ayer en Villa María
La defensora General de la Nación estuvo ayer en Villa María
La defensora General de la Nación estuvo ayer en Villa María

“La ley de salud mental es de avanzada y seguramente faltan 20 años para que el proceso de aplicación esté concluido”, dijo Stella Maris Martínez, titular de las defensorías públicas de la Justicia Federal de todo el país.

En diálogo con la prensa -antes de integrar el panel sobre derechos- habló de las funciones de las defensorías indicando que además de la defensa penal, tienen desarrollada un área de acceso a la Justicia.

“Tenemos una comisión de control de Neuropsiquiátricos”, explicó; por lo que, si un usuario del sistema de salud mental fue maltratado o considera que la internación no respeta los derechos humanos del paciente, puede acudir a la Defensoría.

“Hay que señalar que tanto la Corte Interamericana de Derechos Humanos, como la Convención contra la Tortura, considera la manicomialización como una forma de privación de la libertad”, señaló.

“La mayoría de las personas que están internadas en los neuropsiquiátricos son enfermos psicosociales. Hay una mezcla de un deterioro mental con un problema social. Muchos están institucionalizados porque la familia no quiere o no puede tenerlo en su casa y porque el Estado se resiste a brindar apoyo para que el paciente pueda quedarse con su familia. En otros países, el Estado brinda ese apoyo y es más saludable y más saludable que juntar como en un armario a toda la gente que tenga un determinado problema”, señaló.

“Por supuesto que hay un número de personas que no tiene otra alternativa que la internación, pero la mayoría, se resolvería con apoyo a las familias”, agregó.

“Es un disparate pensar que una persona con un problema mental, sea privada de su libertad”, remarcó.

Quien quiera hacer una presentación para que actúe la comisión de la Defensoría, puede acudir en Villa María a la sede de 25 de Mayo 372.

Allí también atienden reclamos que tienen que ver con los derechos de acceso a medicación de obras sociales nacionales como PAMI o ProFe.

 

Criminalización del consumo de drogas

En otro tramo de la entrevista, habló del crecimiento en el consumo de estupefacientes: “No sé en Córdoba, pero en Buenos Aires hay un grave problema en los sectores en emergencia con el consumo de paco, que tiene un accesorio que deteriora las células cerebrales que convierte a los consumidores en verdaderos enfermos”, dijo.

“Pero la teoría nuestra es que la criminalización de la gente que consume es contraproducente, porque distrae los esfuerzos de las fuerzas de seguridad en perseguir a quien es víctima de la droga y no se persigue al traficante, que recibe muchísimo dinero con este tipo de actividad ilícita destruyendo a mucha gente. Es una discusión. Hay gente que dice que muerto el perro muerta la rabia, pero nunca eso surtió efecto. En mis 40 años en la Justicia, no vi que por criminalizar a consumidores se haya terminado con el narcotráfico y llegamos a los casos en que los jóvenes no son tratados porque no hay lugares provinciales públicos para ello”, concluyó la funcionaria judicial.

Print Friendly, PDF & Email