La mitad de los presos no tiene condena

La cárcel del barrio Belgrano tenía en el último registro 552 presos. Cuenta con capacidad para 586

De los más de 500 detenidos en la Unidad Penitenciaria Nº 5 ubicada en el barrio Belgrano de esta ciudad, la mitad no tiene condena

La cárcel del barrio Belgrano tenía en el último registro 552 presos. Cuenta con capacidad para 586
La cárcel del barrio Belgrano tenía en el último registro 552 presos. Cuenta con capacidad para 586

Desde el año 2003, cuando se comenzó a llevar registro del sistema penitenciario en todo el país, hasta 2014, cambiaron muchas cosas en la sociedad, pero hay un dato que no se modifica: aproximadamente la mitad de los detenidos no tiene condena, es decir, que todavía no tenían una sentencia de la Justicia para determinar si son inocentes o culpables.

Concretamente en la cárcel de Villa María, en el año 2003, el 43,7% estaba sin condena. En 2014, el porcentaje se elevó levemente: 46,7%. Esa cifra es inferior al promedio provincial, que supera el 55%.

El informe fue relevado por el Observatorio Integral de la Región (OIR), que depende del área de Extensión de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), en base a datos del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena.

Otro dato interesante que surge del estudio es el de la población en la Unidad Penitenciaria Nº 5. En este punto, se puede decir que hubo evolución, dado que, mientras en 2003 había una sobrepoblación que prácticamente duplicaba la capacidad de alojamiento de la cárcel local, en 2014 las cifras son negativas porque hay más “camas” que internos.

Cabe agregar que los detenidos en Villa María representan el 8,7% de los presos alojados en las cárceles de la provincia de Córdoba.

 

Jóvenes y pobres

El informe del Sistema Nacional da cuenta que en todas las cárceles de la provincia de Córdoba, incluida la de Villa María, el 59% de los privados de su libertad tiene menos de 34 años. La franja etaria que más llena las cárceles es la que va de los 25 a 34 años, precisamente, pero también sorprende la cantidad de chicos detenidos y que apenas tienen 18 años cumplidos.

En lo que hace al género, la amplia mayoría son varones y sólo el 4% de la población carcelaria está integrada por mujeres.

Otro dato que refiere a cuál es el perfil de los presos es el que se refiere al nivel de intrucción. Sólo el 10% terminó el secundario, la mitad apenas logró concluir los estudios primarios y hay un porcentaje que no tiene ningún tipo de instrucción (3%).

La necesidad de completar los estudios es visiblemente una demanda de los privados de libertad, dado que según los datos, el 52,5% participa de algún programa educativo, tanto formal con la asistencia a clases del Nivel Primario y secundario, o informal. También hay un porcentaje que realiza carreras terciarias o universitarias dentro de las penitenciarías de Córdoba.

En lo que hace al perfil laboral, sólo el 7% de los detenidos trabajaba a tiempo completo. El 58% lo hacía a tiempo parcial o en “changas” y el 35% estaba desocupado, según los datos de 2014, que son los últimos de los que dispone el sistema.

En lo que hace a condenas, sólo el 18% tiene penas que van desde los 12 años en adelante. El grueso de la población condenada es a páginas de entre tres y nueve años de prisión.

Finalmente, hay que señalar que el 60% de los presos no es reincidente y que ese mismo porcentaje no tuvo sanciones disciplinarias

Un total de 199 son los presos en las cárceles de Córdoba detenidos por causas federales. En ocasión en la que se debate la construcción de una penitenciaría nacional en la ciudad de Oliva, es importante señalar que es escasa la población carcelaria de Córdoba detenida por delitos que no se juzgan en la provincia.

 

LAS CIFRAS

60% de los detenidos tiene entre 18 y 34 años.

10% de la población carcelaria termino el secundario.

7% de los presos tenia un trabajo a tiempo completo.

60% son convictos primarios, es decir, no reincidentes.

18% tiene penas que superan los 12 años de prisión.

Robo, el delito más mencionado

Según las estadísticas del año 2014, el delito con mayores menciones es el de robo y también el robo en grado de tentativa. Le siguen los delitos contra las personas, las violaciones y el hurto. Recién en quinto lugar aparecen los infractores a la ley que reprime el narcomenudeo y, en último lugar, los delitos contra la administración pública. Esto muestra claramente que los “ladrones de guante blanco”, son una excepción dentro de la población carcelaria de la provincia de Córdoba.

Print Friendly, PDF & Email