La noche de gala coronó un mes de festejos

La coronación de la Reina, La Callejera y Cacho le dieron brillo a la velada cabralense

La fondue de queso con tres cascadas fue la bienvenida a la Fiesta Nacional y una degustación obligada

La noche de gala de la 30º Fiesta Nacional del Producto Lácteo “coronó un mes de eventos que fueron muy bien recibidos por la gente”, definió el intendente Pablo Alcalino sobre la festividad que tuvo su momento culmine el sábado, y en el marco de los festejos por el 121º aniversario de Arroyo Cabral.

La plaza San Clemente se vistió de patio y platea mayor para recibir a unas tres mil almas que disfrutaron de los espectáculos y un entorno para compartir en familia y con amigos, con entrada libre y gratuita y nuevas comodidades.

A una cuadra del edificio municipal, la esquina de la plaza mostraba ya a los concurrentes su feria y en la otra esquina la fiesta convidaba uno de sus sabores: un stand de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Arroyo Cabral fue una suerte de portal de bienvenida y paso obligado a la a 30º edición de la Fiesta Nacional del Producto Lácteo.

Jésica (Primera Princesa), la flamante Reina Aylén y Ana (Segunda Princesa). A la derecha los stand de comidas de ravioles del Jardín de Infantes, el locro del Hospital y las pizzas del San José

El municipio dispuso tribunas a los costados del escenario, un patio con guirnaldas de luces, extensas mesas más sillas en el patio cívico y las instituciones hicieron una gran oferta gastronómica. Más allá, la feria “Construyendo desde lo local” y otros puntos de exposición y ventas que se fueron armando en torno a la plaza tan querida de los cabralenses.

El Jardín de Infantes El Jilguerito con ravioles, el Club Rivadavia con hamburguesas, la Escuela de Natación Arroyo Cabral con conos de papas fritas, la Escuela primaria Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield los súper sandwiches de milanesas, el Instituto Secundario San José las pizzas, los chicos y chicas de Un Trato por el Buen Trato ofertaron con un carrito las picadas preparadas en bandejas… Y los clubes Rivadavia y Colón, hamburguesas y choripanes, la bebida y más.

La puntualidad del comienzo de la grilla en el escenario tuvo a Bartolomé Giordano abriendo y dando la “Bienvenida” a la festividad y presentando a su implacable compañero en la conducción, Sergio Dellamaggiore, para dar paso a la apertura a cargo de la veinteañera Agrupación Folclórica Arroyo Cabral, dirigida por Gabriela Carrillo, quien de inmediato recibió una distinción de manos de autoridades municipales.

Acto seguido, el secretario de Ganadería, Olden Riberi, en representación del Gobierno provincial, hizo entrega de un cheque por 100 mil pesos al intendente Alcalino, a quien elogió: “Me dijeron que no te iba a encontrar porque andás entre las mesas e instituciones trabajando. Lo comprobé. Seguí así, vas por tu cuarto período, a vos no te voltea nadie”. Junto al secretario de Gobierno, Raúl Mariscalchi, recibieron el aporte y perpetuaron el instante con fotografías.

Siempre presente, el intérprete local Gustavo Russo, paseó por el escenario un variado repertorio para alistar al público.

La reina saliente y sus princesas se apostaron por última noche en el trono y las 11 postulantes fueron presentadas una a una, vestida “para cóctel” (informal). Le siguieron la treintena de reinas que año a año visitan la festividad devolviendo presencias.

La Callejera, a la medianoche casi, logró un impacto increíble en el público, ya que se lo compró desde un primer momento. Con la gente en el bolsillo, desarrolló un set pulcro y parejo, que no decayó en ningún momento y que terminó con la gente de pie respondiendo a las arengas que venían desde el escenario.

Llegó el turno, alrededor de la 1.10 del domingo, de Cacho Buenaventura y, se sabe, es un cheque al portador. El vínculo del cruzdelejeño con los cabralenses está intacto, y los 45 minutos de su actuación fueron un cúmulo de anécdotas y vivencias que hicieron que la carcajada esté presente de principio a fin. La ovación que despidió al eterno Cacho fue el termómetro de lo vivido.

Finalmente, ya cerca de las dos de la madrugada, se llevó a cabo la elección de las soberanas de la 30º edición de la Fiesta, resultando electa la local Aylén Pedrasa, secundada por Jésica Mariscotti y Ana Cruz Caspani, poniendo punto final a una noche inolvidable, por la multitud que se congregó y por la calidad de los espectáculos.

 

“El lugar indicado es la plaza”

Para el intendente Alcalino, “la fiesta coronó todo un mes de eventos que fueron muy bien recibidos por la gente”. En esa línea, mencionó la inauguración del auditorio municipal, dos semanas atrás, y el nuevo Parque Recreativo Integrador, además de actos de reconocimientos. “Salió todo a pedir de”, añadió.

Al hacer un balance un tanto inmediato sobre la noche de gala del sábado, el mandatario sostuvo que “salió todo muy bien, gustó mucho, la plaza estuvo colmada de gente y se disfrutó mucho los espectáculos. Creo que fue de las mejores en los últimos años”. Reconoció “una gran participación de las instituciones y los stand en la feria. Dependió mucho de la gente”. “Si bien se trajeron tribunas, se dispusieron mesas y sillas (1.400 asientos en total), se ocupó todo y muchos fueron dando vueltas… Creo que la plaza es el lugar indicado, más allá de todo. Hay que renovarse y ver los espectáculos, pero me parece incluso que va más allá de los números artísticos, a pesar que este año fueron muy buenos”, redondeó Alcalino, que ayer ya se reunía con su equipo para el primer borrador de un balance de la fiesta.

Print Friendly, PDF & Email