«La verdad es que no está bueno estar encerrado en la casa»

“Dentro de la casa hay roces, situaciones de conflicto y persecuciones psicológicas”, confesó Romanella

Es de Ticino, vivió en Villa María y participó del ciclo de Telefé junto a su novio David Kasner

“Dentro de la casa hay roces, situaciones de conflicto y persecuciones psicológicas”, confesó Romanella

La pareja de David Emery Kasner y Romanella Pucci fue la primera eliminada del ciclo televisivo “Despedida de solteros”, que se emite por Telefé.

La joven ticinense que residiera en Villa María (estudió Educación Física en La Santísima Trinidad) habló con EL DIARIO sobre la experiencia de estar encerrados y distanciados en casas separadas durante varias semanas para participar de un reality show que suplantara en la grilla del canal a Gran Hermano.

Incluso, se utilizó el mismo inmueble (modificado para la ocasión) del otrora programa que observaba a cada instante los movimientos de los participantes dentro del predio minado de cámaras.

“Dentro de la casa hay roces continuamente, situaciones de conflicto y persecuciones psicológicas (incluso hubo un caso de violencia de género, en la pareja de Matías y Yanina, posteriormente eliminada, que fuera difundido por los medios). La verdad es que no está muy bueno estar adentro”, confesó Romanella.

“Es difícil jugar porque depende mucho de lo que haga tu pareja y como no estás en contacto, no sabés cómo van los votos de la casa de arriba (el programa divide a los concursantes en ‘un loft en el cielo’ y ‘un PH en la tierra’). Es mucho más complejo que un Gran Hermano”, comentó. “Es feo estar encerrado. Te manejan los horarios para la comida, cuándo tenés que bañarte; vivís como un complejo de hámster. Pasarla bien, la pasás un poco, tomando sol, tirándote en pile. Pero todos están pendientes de que vos tires alguna para que salten y puedan votarte en la próxima gala”, contó quien admitió: “No fue un buen medio para conseguir casarse”.

 

Cómo se conocieron

Consultados sobre cómo decidieron entrar al programa, Romanella recordó: “Era un domingo, estábamos mirando la tele porque llovía y vimos la publicidad. Dijimos ‘probemos’ y mandamos un video dos días antes de que se cierren las inscripciones. Al día siguiente ya se pusieron en contacto con nosotros. Fue 15 días antes de que empiece el ciclo. En ese momento no le podíamos decir a nadie, ni a nuestros familiares, que se enteraron casi poco tiempo antes de que entráramos a la casa”, contó.

La historia de David y Romanela se remonta a ocho años atrás, cuando se conocieron en Status Disco, de Ticino, cuando ambos tenían 19 años. El se encargaba de la locución y la animación y ella bailaba arriba de la pasarela. Durante la semana ella era empleada de comercio y él vendía agroquímicos y se desempeñaba como concejal ad honorem.

“Estuvimos un año y medio de novios, tres años y medio separados, después un año y medio de vuelta de novios, 10 meses separados y ahora hace cinco o seis meses que regresamos juntos. Ahora nos queremos casar, definitivamente”, acotó Romanella.

 

Print Friendly, PDF & Email