Landart y Bustamante piden exención impositiva para los bomberos

Los concejales radicales del bloque Juntos por Villa María, Nora Landart y Gustavo Bustamante, presentaron ayer un proyecto mediante el que se propone que el Ejecutivo otorgue beneficios impositivos a los bomberos voluntarios de Villa María.

Puntualmente, la iniciativa pide eximir del pago de la Tasa de Servicios a la Propiedad que habita y de la contribución que incide sobre un rodado de su propiedad, y alcanza a los servidores que acrediten 15 años de servicio ininterrumpidos, estén o no en actividad; a quienes se encuentren en reserva efectiva y a la familia del bombero que haya perdido su vida en servicio.

“A los bomberos aún no se les ha reconocido la jubilación y reciben una pensión graciable vitalicia, que apenas alcanza el cuarto de un salario mínimo, vital y móvil, por tal motivo, el Estado municipal debe otorgar los beneficios a su alcance, haciéndolo extensivo a su familia, en el caso de fallecimiento en servicio”, dijeron los ediles.

“Esta pensión graciable vitalicia es mínima, hasta donde yo sé rondaba los 2.600 pesos, aunque no he encontrado el valor actualizado”, aclaró Landart.

“Hasta tanto se logre una jubilación, el municipio puede contribuir de esta manera. El plantel de bomberos debe rondar en 150 efectivos, no es algo que desestabilice las arcas municipales”, consideró la edil.

“Son personas que prestan un servicio voluntario, sin esperar una retribución a cambio y en su tarea se preparan para lo más difícil que es poner en juego la vida misma. Como reconocimiento a su tarea tranquilamente el municipio podría otorgarles el beneficio de eximirlos de esos impuestos. Es un gesto, no desestabiliza al municipio y se transforma en un reconocimiento material que trasciende lo simbólico, porque simbólicamente todos reconocemos la labor de los bomberos”, indicó.

“Los bomberos de Villa María son destacados a nivel nacional por su capacitación permanente y la infraestructura que han logrado para brindar un servicio eficiente y suficiente. Además, independientemente de la atención que brindan, hacen de su cuartel un espacio de formación integral para todas las personas que tienen una vocación bomberil”, argumentó.

“No es mucho, pero es un gesto para gente que vive al servicio de la comunidad, representa una retribución a la ininterrumpida disposición de servir a los ciudadanos sin esperar compensación alguna”, afirmó.

La intención de los ediles es que el proyecto se trate y apruebe apenas se inicie el período legislativo.

Print Friendly, PDF & Email