Las compras de granos bajan en los sectores exportadores

Las compras de granos de soja, maíz, trigo, cebada y sorgo por parte de los sectores exportadores e industriales retrocedieron 44,4% en lo que va de la actual campaña 2015-2016 respecto a igual período del ciclo anterior, según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El trabajo, que tiene como fecha de cierre el 30 de diciembre pasado, precisa que las compras abarcaron hasta el momento un total de 7,7 millones de toneladas, lo que representa una cifra sensiblemente inferior en relación a los 13,8 millones registrados durante igual lapso de la temporada 2014-15.

El informe fue elaborado en base a datos publicados por la Dirección de Mercados Agroalimentarios, dependiente del Ministerio de Agroindustria.

Las compras de soja, en lo que va de la campaña 2015-16, alcanzaron un volumen de 2,7 millones de toneladas, cifra que resulta inferior en un 2,8% al volumen registrado en diciembre de 2014.

Al momento de la publicación de este informe, la incorporación de lotes de siembra permitió elevar el área implantada al 96,5% de las 20.100.000 hectáreas previstas para el ciclo en curso.

En el caso del maíz, la campaña 2015-16 alcanzó al 30 de diciembre de 2015 un volumen comerciado de 2,4 millones de toneladas. Una cifra inferior al volumen registrado durante las últimas campañas, siempre con referencia en el mismo momento del año.

Con respecto al nivel registrado al mismo momento del año para la campaña 2014-15, las ventas fueron inferiores en 2,5 millones de toneladas, es decir en un 50,8%.

Con respecto al trigo, se verificó un descenso de un 59,7%   con respecto al promedio de las últimas cuatro campañas.

Al 30 de diciembre de 2015, las compras de girasol alcanzan un volumen de 2,6 millones de toneladas, y en comparación con las cuatro campañas previas, las ventas resultan inferiores en un 11,7%.

En tanto que la cebada cervecera presenta compras por 2,0 millones de toneladas, cifra inferior en un 9,9% con respecto al volumen promedio comprado de las últimas tres campañas.

 

Intención de siembra

La intención de siembra del maíz para la campaña 2015/16 aumentó a 3.100.000 hectáreas, un 8% por encima de las proyecciones de la previsión previa, según el informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. A pesar de esta mejora, el volumen de la superficie implantada se encuentra un 9% por debajo de la campaña 2014/2015.

Este incremento se debió a la incorporación de lotes tardíos en el norte y la resiembra de los terrenos afectados por el granizo y anegamientos en el centro del país, precisó la Bolsa porteña.

En base a esto, se estimó que tanto en las regiones del noreste como del noroeste argentino se implantaría una superficie 5% superior, respecto a la campaña anterior, mientras que el crecimiento en la zona centro sería producto de la resiembra del grano, en campos que en un principio, estaban destinados a la soja. De todas maneras, dichas proyecciones todavía son inferiores al ciclo 2014/15, cuando se sembraron 3,4 millones de hectáreas del cereal.

El área sembrada con trigo ocupó a la fecha el 89,4% de la superficie estimada, lo que totaliza 2,8 millones de hectáreas.

Por su parte, la siembra de soja alcanzó un progreso de 96,5% (19.400.000 ha) en base a la superficie proyectada, que era de 21.100.000 millones de hectáreas. Así, la oleaginosa de primera ocupó ya el 97% del área prevista, mientras que los lotes asignados a cuadros de segunda cubrió el 93,5%.

Debido a las reiteradas lluvias, las bajas temperaturas primaverales para la siembra temprana y las ocasionales caídas de granizo, el desarrollo de malezas resistentes se convirtió en el principal problema de la actual campaña, como así también, los excesos hídricos en la región del Litoral.

En cuanto al trigo, el avance de la cosecha se ubicó en el 94,4% del área apta y se mantuvo la estimación de producción en 10.100.000 toneladas. Producto de las buenas condiciones climáticas en el sur bonaerense, la trilla cobró fluidez y se recolectó 3,4 millones de hectáreas, con un rinde promedio de 30,2 qq/ha y totalizó 9,5 millones de hectáreas levantadas.

De estas manera, se registró un progreso intersemanal en la cosecha de 7,4 puntos porcentuales, aunque existió un retraso de 5,6 puntos en cuanto al ciclo anterior.

 

Print Friendly, PDF & Email