“Las grandes ya son poco sustentables”

Messa (a la derecha) junto a Matías Juan, quien lleva adelante la “franquicia” local

La FM cordobesa arrancó como un sueño de estudiantes, se colocó entre las más escuchadas de la capital provincial y se expandió al interior. En octubre desembarcó en Villa María y apunta “a una franja universitaria”, según su propietario 

Messa (a la derecha) junto a Matías Juan, quien lleva adelante la “franquicia” local

Está en Córdoba, pero también es de Villa María. Se trata de FM Gamba, una radio que se encuentra entre las líderes de audiencia en la capital provincial y que, mediante una serie de modificaciones para esta zona, se instaló en el dial villamariense con una estrategia diferente.

Con copetes que sostienen la presencia en nuestra ciudad y hasta informaciones de la zona, la FM cordobesa desembarcó en octubre sumando más música pop y rock, apuntando a un mercado que ya ganó en la urbe más grande de la provincia.

“Gamba cumplió siete años y nació en mi casa, cuando éramos estudiantes”, contó Federico Messa, uno de sus propietarios.

“Estábamos todos por debajo de los 30 años, yo me acababa de recibir y buscamos algo nuevo, que no sea para competir, pero sí atender a ese público entretenido y dinámico que tiene Córdoba desde su gran cantidad de universitarios”, agregó.

“Estamos en una ciudad tan cosmopolita que la idea siempre fue la de generar un producto apto para todos los oídos, pero de ese target universitario”, amplió.

Así, mientras Córdoba se vio casi “colapsada” de una radio AM que ganó el espectro en toda la provincia (Cadena 3), cierta franja etaria que se quedaba estudiando en el departamento o deseaba escuchar un divertimento diferente optó, en gran parte, por la radio de estos jóvenes, que fueron por más.

“Una parte de la ciudad estaba desatendida por los medios tradicionales y eso nos permitió explotar; hoy estamos en Villa María, Río Cuarto y San Francisco”, contó Messa.

Con la FM bien posicionada (se encuentra entre las más escuchadas de la capital), los dueños de Gamba se adaptaron a los tiempos que corren, mejoraron los formatos y expusieron distintas plataformas.

Después llegó la hora de expandirse. “Armamos una especie de repetidora, como si fueran franquicias, y trasladamos a las plazas los formatos”, indicó Messa.

Claro que en cada una de las ciudades, Gamba tiene su pequeño “tinte local”.

“La estrategia de desembarco involucra contenidos en cadena desde la mañana y hay un soft que regula contenidos de manera sistemática”, explicó el propietario.

En esa búsqueda, encontraron la propuesta de otro joven, en este caso villamariense (Matías Juan), que posibilitó el desembarco en el dial (90.5) y encabezó la “franquicia” en esta ciudad.

Al mismo tiempo, otro villamariense, Alejandro Tavarone, conduce uno de los programas más importantes de la jornada.

Messa dice que Villa María sedujo “por el crecimiento de universitarios en su población”.

“La propuesta nuestra encaja porque no tenemos programas aislados, sino que funcionan como una continuidad a nivel conceptual y cada programa tiene su control desde la dirección y producción general, entonces la radio tiene una coherencia vertical”, comentó Messa.

Consultado sobre qué significado tienen para ellos pelearle a los “grandes” con una radio más universitaria, Messa fue claro. Más allá de la belleza de su estudio, sabe que no se puede apostar más allá de lo que se puede dar, sino dar pasos firmes sobre el terreno que ostenta.

“Las grandes se volvieron poco sustentables, no sólo en Córdoba, sino en todo el país”, aseguró.

No obstante, los jóvenes propietarios no se quedaron allí. También Gamba organiza eventos (en los últimos meses se introdujo en shows internacionales) y “fabrica contenidos y experiencias”, según su dueño.

“De a poco, somos parte de la cultura, generando cosas nuevas”, aseguró.

Print Friendly, PDF & Email