Inicio Locales Llenos de donaciones, partió misión a una comunidad wichi

Llenos de donaciones, partió misión a una comunidad wichi

0
Llenos de donaciones, partió misión a una comunidad wichi
La misión humanitaria convivirá con la comunidad wichi de la zona de Laguna Yema, en Formosa

Estarán en Laguna Yema, Formosa, hasta el próximo lunes

Se trata de docentes y estudiantes pertenecientes al Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas de la UNVM. Se entregarán medicamentos, alimentos no perecederos y útiles escolares, a la vez que se hará eje en la atención primaria de la salud

Anoche después de la una de la madrugada desde la sede del Rectorado, partieron a Formosa en misión humanitaria trece alumnos y profesores de la Universidad Nacional de Villa María. El destino es la comunidad wichi de Laguna Yema, ubicada a 30 kilómetros del río Bermejo y 380 kilómetros de la capital provinciana.

Estarán llegando hoy entre las 17 y las 18 y desde ese momento vivirán junto a la comunidad hasta el próximo lunes 19, arribando a la ciudad el 20.

Los estudiantes que participarán en la Misión Humanitaria son Agustina Piboleau, Natalia Bartolussi, Camila Santangelo, Julieta Dolman, Leandro Santang, Guillermina Budano, María Lisa León, Rocío Sánchez, Natalia Bogliotti, alumnos de las carreras de Medicina, Terapia Ocupacional, Nutrición y Enfermería.

El cronograma de actividades se efectuará a través de la coordinación de dos profesionales del área de salud: el médico Pedro Trecco y la licenciada en Nutrición, Ivana Valeria Torres.

Horas antes de viajar, Torres manifestó a EL DIARIO que las donaciones que se juntaron en la Dirección de Salud desbordaron los consultorios: “Juntamos dos consultorios llenos. Son de 3×3 metros y están hasta el techo. Ropa es lo que más han donado y después hay útiles escolares, medicamentos, golosinas, juguetes y algunos elementos de cocina. La gente se ha mostrado tremendamente solidaria. Villa María es solidaria por naturalez”, destacó la licenciada.

El viaje es una actividad extracurricular impulsada por el Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas: “Es una misión de carácter científico pero fundamentalmente humanitario”, destacó Torres.

 

Dos ejes fundamentales

“La idea del proyecto es colaborar para poder garantizar un derecho como es el derecho a la salud para todos. Trabajar de manera transdisciplinaria lo que se busca es que este objetivo se logre a través de la participación. Mi área, la de nutrición, lleva muchos interrogantes”, señaló Torres.

El equipo buscará insertarse en la cultura wichi y averiguar sus costumbres, hábitos, cómo manipulan los alimentos, técnicas de cocción que utilizan, si son agricultores, si trabajan la tierra o si reciben subsidios o hacen trueques: “Es muy amplio el trabajo que pensamos hacer, sobre todo con las terapistas ocupacionales”.

Desde Medicina, lo que se busca específicamente es hacer atención primaria de la salud.

Se realizará un Análisis de Situación en Salud (ASIS) con la finalidad de dar solución de manera progresiva y efectiva a los problemas sanitarios que aquejan a la comunidad, que vive en una región donde la enfermedad del Chagas es endémica.

El ASIS, por lo tanto, se concretará mediante un control clínico de niños y adultos, la realización de electrocardiogramas, control y valor nutricional y su correlación con los datos antropométricos, valoración sobre su estado habitacional y ocupaciones de la vida diaria de los pobladores.

“Nos vamos a traer muchos interrogantes resueltos que nos van a ayudar en un diagnóstico para realizar acciones específicas en una próxima visita, programada para agosto”, afirmó.

Por último, Torres quiso hacer extensiva la invitación a misiones futuras a todo aquel interesado en participar.

 

Print Friendly, PDF & Email