Llevan diez días pidiendo al Gobierno respuesta habitacional

Los vecinos que acampan en el terreno de calle Jorge Newbery se mostraron unidos y adelantaron que harán protestas si no les brindan una solución habitacional a sus familias

Las 40 familias remarcan que les cuesta mucho pagar un alquiler y que viven en situaciones precarias

Los vecinos que acampan en el terreno de calle Jorge Newbery se mostraron unidos y adelantaron que harán protestas si no les brindan una solución habitacional a sus familias
Los vecinos que acampan en el terreno de calle Jorge Newbery se mostraron unidos y adelantaron que harán protestas si no les brindan una solución habitacional a sus familias

“¿Sabés lo que me da tristeza? Que aquel que se maneja en auto tiene la posibilidad de un techo, y yo que ando en bici y me rompo el lomo laburando, no tengo nada. Hace 11 años que estoy anotado en la lista que tiene el municipio”.

Cansado, entre desilusionado y a la vez expectante por lo que puede ocurrir a raíz de la movilización ciudadana, el hombre dialogaba ayer al mediodía con EL DIARIO en los terrenos ubicados en Jorge Newbery 3300 de barrio Las Playas, adonde el último domingo de 2015 llegaron unas 40 familias que no tienen vivienda con la intención de poder tener su hogar.

Ese campo se transformó en los últimos 10 días en el símbolo de la fuerte necesidad habitacional de la ciudad. Allí pasaron la noche de fin de año y recibieron el 2015 en diversas carpas, y allí también sortearon las tormentas de los últimos días.

Ayer hubo alarma ante una falsa versión de desalojo y el anuncio vecinal de que si el Gobierno no brinda respuesta concreta a su pedido, se movilizarán hasta que haya una solución.

“Nos llamaron desde el municipio y veremos cómo sigue todo. La vivienda digna es un derecho y nosotros somos muchos: hay cuatro o cinco personas en una misma vivienda, o lo que ganan no alcanza para poder pagar un alquiler. Estamos desesperados”, expresó otro hombre a EL DIARIO.

“Lo bueno es que todos estamos unidos. Las decisiones se tomaron en conjunto y si bien hay coordinadores, no hay nadie que encabece”, contó Matías, quien vive en inmediaciones de este terreno con su hermano, su cuñada y sus seis sobrinos. “La casa tiene dos habitaciones, la cocina y un baño precario afuera. Alquilamos y con lo que ganamos no nos alcanza para nada”, aseguró.

Detalló que todos los de su grupo familiar son changarines y ganan poco. Además, en la vivienda “se nota mucho el frío y la lluvia”, lo que perjudica especialmente a los seis hijos de su hermano.

“Tengo hijos, pero no pueden estar en mi casa porque ya somos demasiados. Mi hermano me dio la oportunidad de que esté yo”, confió y remarcó que “los alquileres en esta zona no bajan de los 2.500 pesos, imaginate en el centro”.

“Está difícil conseguir changas y también poder cobrar, porque la gente está atravesando una situación dura”, graficó.

Por su parte, Nadia Brossard, del Movimiento Socialista de Trabajadores, explicó que “la Municipalidad está tratando de acordar con los supuestos propietarios de este terreno, hay uno de ellos que tiene documentación pero no hay sucesión hecha y otro que tiene en posesión parte de estas tierras”.

“La gente necesita un lugar para vivir y por eso están acá, pero saben que no podrán seguir en este terreno porque no está urbanizado y porque el conflicto terminará siendo con privados y no con el municipio”, explicó.

La dirigente recalcó que la comuna debe resolver el problema habitacional existente en numerosos sectores de la población.

En tanto, reunidos en asamblea los ciudadanos expresaron su malestar por gastos en que incurre el Ejecutivo, como el de la organización del show de fuegos artificiales del próximo viernes, “y no nos da respuesta a lo que pedimos”.

“Ninguno quiere un regalo, sino la posibilidad de acceder a un pedazo de tierra para construir nuestro techo”, subrayó un joven.

 

Policías y solidaridad

Ayer nuevamente hubo un patrullero en cercanías del predio, que está apostado desde hace días por decisión de la cúpula de la Policía.

Mientras, diversos integrantes del Partido Obrero se hicieron presentes en el barrio, se solidarizaron con los ciudadanos y cuestionaron al oficialismo por su política en la materia.

 

Print Friendly, PDF & Email