Los gremios llamaron a resistir las medidas “macristas”

Los panelistas invitados debatieron sobre diferentes temas propuestos por la organización del evento

El eje central del encuentro tuvo como objetivo principal analizar el contexto actual de los trabajadores y el movimiento obrero ante las políticas sociales y económicas impulsadas por el Gobierno de Mauricio Macri

Los panelistas invitados debatieron sobre diferentes temas propuestos por la organización del evento
Los panelistas invitados debatieron sobre diferentes temas propuestos por la organización del evento

En esta ocasión la convocatoria tuvo como principal objetivo analizar el contexto actual de los trabajadores y el movimiento obrero ante las políticas sociales y económicas que impulsa el Gobierno nacional de Mauricio Macri.

Un centenar de personas se hizo presente en la sala del Espacio INCAA local para presenciar el “678”
Un centenar de personas se hizo presente en la sala del Espacio INCAA local para presenciar el “678”

Para ellos fueron convocados el titular local de la Confederación General de los Trabajadores (CGT), Edgardo Garmendia, Mario García, secretario general del Centro Empleados de Comercio (CEC), Guadalupe Vázquez, del gremio de empleados judiciales, Carlos Andrada, dirigente de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), y el abogado Elías Achad, especialista en Derecho Laboral, mientras que el periodista Juan Montes auspició de moderador del encuentro.

 

“No es cierto que el pueblo no se equivoca”

La reunión se dividió en cuatro bloques temáticos, que estuvieron marcados por la reproducción de disparadores audiovisuales que fueron preparados por representantes del Pucará. El primero de ellos fue denominado “Situación laboral en la República Argentina” y al respecto Carlos Andrada fue contundente al manifestar que “estamos hoy en esta situación porque mayoritariamente la clase trabajadora votó al Gobierno que tenemos. Voy a ser sincero y quizás duro al recordar que en la provincia de Córdoba de cada diez personas siete votaron a Macri y si tuviera que hablar del sector docente no sé si no son más de ocho los que le dieron su voto”.

“Que este gobierno esté en el poder y que haya sido elegido por gran parte del pueblo trabajador, es una reflexión que tenemos que hacer porque ha sido un error no menor”, aseguró.

Acto seguido indicó que “muchos trabajadores no visualizaron que en las elecciones presidenciales se enfrentaron dos modelos claramente diferentes, uno de inclusión y otro capitalista”.

“La clase trabajadora de este bendito país mayoritariamente ha votado a alguien que gobierna sin importarle las necesidades puntuales que tienen los trabajadores y a eso lo vamos a pagar muy caro porque ya empezamos a retroceder. Hay que hacer una dura y profunda autocrítica, porque se ha cometido un gran error a elegir a este presidente. Yo no he votado a Macri, pero soy trabajador y dirigente gremial”, sostuvo.

A la vez señaló que “creo que nos tenemos que organizar en estos espacios de debate y saber que no son tiempos de avanzar, sino de resistir. Los sectores más vulnerables, o sea los que más necesitan de una educación digna y al alcance de sus necesidades, van a ser los primeros que empiecen a pagar los platos rotos”.

“El modelo de Macri es un modelo de exclusión en el que la fuerza del capital prima por sobre la fuerza del trabajador y cuando hay desempleo se regulariza el sueldo. Dan vergüenza el ministro de Economía y el presidente que tenemos. Eso de que el pueblo no se equivoca no es cierto”, terminó.

 

“Temores en la masa judicial”

Por su parte, Elías Achad manifestó que “hay que apostar a que la clase dirigente y la sociedad argentina salgan del estado de shock en el que entraron luego de la derrota electoral que sufrió el proyecto nacional dirigido por Cristina Fernández de Kirchner”.

“Entiendo que las perspectivas que se avecinan son las de tener que resistir fuertemente un proyecto político que viene arrasando con todo lo institucional de una manera realmente aberrante”, expresó.

También aseguró que “desde el primer día del actual Gobierno, y aun antes, se ha puesto de manifiesto una clarísima persecución a los jueces, muchos de estos honestos y trabajadores, que desde el macrismo suponen fueron simpatizantes al kirchnerismo”.

“Hoy vemos claramente que los ataques contra algunos jueces son personales, pero que empiezan a generar algunos temores en la masa judicial”, disparó.

A continuación dijo que “si tengo una ventaja sobre los demás integrantes de este panel, es que soy el más viejo de todos y esta es una etapa que ya la vivimos en el pasado, por ejemplo, con los jueces que se sometían a los dictámenes de la Fábrica Militar en Villa María durante la época de la dictadura”.

“El problema que vemos es que, si bien todavía no se ha avanzado sobre la legislación laboral en su normativa, no es lo mismo la interpretación judicial cuando un juez se siente absolutamente libre para poder resolver que cuando está acosado y sometido a todo tipo de presiones”, opinó.

 

“Un momento muy complicado”

Antes del inicio del “678”, Guadalupe Vázquez dialogó con EL DIARIO y en la ocasión indicó que “venimos de un modelo de consumo, donde se inyectaba dinero al mercado para que la gente pudiera elevar su nivel de vida a través de la compra, lo que hacía que la industria nacional fuera muy progresiva, y pasamos a otro modelo en el que se promete una baja inflación a costa de secar el mercado con distintas técnicas, por ejemplo elevando las tazas de los plazos fijos, poniendo techo a las negociaciones paritarias”.

“Eso va a generar que la gente no tenga poder adquisitivo y no pueda comprar. Por acto reflejo, a menor demanda la oferta va a bajar y va a descender el nivel de inflación, pero a costa de generar pobreza. Tenemos que entender eso porque lamentablemente son los cuatro años que se vienen”, manifestó.

En otro orden señaló que “el salario es un costo y cuando se trata de reducir costos hay que achicar en salarios. Así se genera la distorsión de ‘no me pidas aumento, porque es aumento o el puesto de trabajo’ y eso va a generar en los trabajadores un gran nivel de presión y extorsión a la hora de sumirse a situaciones de trabajo muy complejas, no solamente en lo salarial”.

“A los trabajadores les recomiendo que no aflojen. Estamos en un momento muy complicado en el que la negociación paritaria se va a trabar en algún punto. A eso lo sabemos todos los gremios y tenemos que tratar de que las paritarias no tengan techo y que el Gobierno afronte los costos de esta inflación desmedida”, aconsejó a sus pares.

Para concluir expresó que “sabemos que en los 12 años del anterior Gobierno hubo inflación, pero también sabemos que el poder adquisitivo de los trabajadores se ha elevado”.

“Si pudiera darle un consejo a Macri, le diría que ponga el ojo en los trabajadores porque realmente el consumo de productos internos genera trabajo y uno entra una rueda en la se produce el famoso círculo virtuoso, del que tanto hablaba Néstor Kirchner, donde el trabajador con poder adquisitivo consume y genera puestos de trabajo”, acabó.

 

“El verdadero INDEC son las góndolas”

Edgardo Garmendia también dialogó con este matutino para decir: “Creo que todavía en la ciudad y la zona no nos ha tocado el tema de despidos, pero estamos hablando con los compañeros de todos los gremios, hasta con la gente de la CTA y de ATE, porque creemos que el movimiento obrero de Villa María y Villa Nueva debe estar unido y organizado”.

“Tenemos la intención de presentar en pocos días un documento dirigido a los intendentes Martín Gill y Natalio Graglia, para que se eleven a nivel provincial y nacional, donde queremos dejar asentado y plasmado que los trabajadores de este sector estamos unidos, organizados y en estado de alerta por los despidos masivos que están sufriendo los empleados públicos”, adelantó.

A la vez señaló que “2016 será un año complicado para las negociaciones paritarias debido a las condiciones que estamos viviendo. Eso es curioso porque en campaña Macri dijo que las paritarias iban a ser libres y ahora aparecen algunos techos del 20% o 25%”.

“El verdadero INDEC de los trabajadores son las góndolas y nosotros vamos a tratar de negociar las paritarias de acuerdo al costo de la canasta familiar”, destacó.

Por otra parte señaló que “al Gobierno le diría que los trabajadores no tienen que pagar el costo de estas medidas y recetas antiguas que quieren implementar para poder llevar adelante el país y bajar la inflación”.

“Habiendo despidos, hambre y empobrecimiento la gente sufre y siempre sufren los que menos tienen. Se debería apuntar a poner en práctica medidas económicas destinadas a los menos pudientes, pero hasta el momento no hemos visto ninguna señal al respecto porque las medidas que se tomaron son a favor de los que más tienen, como por ejemplo los grandes empresarios y el campo”, redondeó.

 

Print Friendly, PDF & Email