Los lectores también escriben

Mirtha Seveso de Layús
Mirtha Seveso de Layús
Mirtha Seveso de Layús

Adiós a una amiga

Mirtha Elida Seveso de Layús, su nombre está ligado a la fundación de la Alianza Francesa en nuestra ciudad, también a la enseñanza permanente del idioma francés y a su colaboración en los diferentes actos culturales de nuestra ciudad. Mirtha Layús,   así la conocíamos. La noticia angustió el animo de cuantos éramos sus amigos.

Fue el 27 de septiembre, cuando nuestra “Patria chica” celebraba el 148º aniversario de su fundación, ocurrió que esta señora, la amadora de la lengua romántica decidió emprender la marcha en procura de otros horizontes. Tal vez algún lugar a la luz de cierta estrella para continuar con su docencia.

Quizás percibió la señal de irse a ese hemisferio que sólo los ángeles saben que existe. Porque Dios quiere que sólo ellos y los seres llenos de bondad transiten la misma senda tomados de la mano.

Se fue la gran amiga de todos. Esa que habitaba desde hacia años en nuestro afecto.

La mujer activa, sonriente, generosa que entregaba permanentemente el sello de su bonhomía, de su cordialidad y de esa tarea de servir a sus amistades y a la cultura de la ciudad.

Así convivimos con ella. Esa es la huella que dejó su paso esta vida y esa es la imagen que vivirá en nuestro recuerdo.

Mirtha Layús. Volvemos a nombrarla, una de las profesoras de idioma francés más valiosa de nuestro tiempo y de nuestra ciudad.

Sus 77 años de vida apenas le alcanzaron para cumplir tan importante obra que constituye una valiosa aportación al conocimiento de esa lengua romaniza que un día ya tan lejano se originara en la antigua Galia.

Setenta y siete años de vida. Años que fueron alegría para sus hijos, toda su familia y sus amistades.

Años para animar en su presencia el diálogo amigo nutrido con las exquisiteces que poblaran su alma generosa.

Mirtha su fue. Pero trataremos de consolarnos haciendo de cuenta que está de viaje, aunque sea un viaje largo, pero nada más que eso…

Esperándola para que nos transmita con su palabra dulce el verdadero idioma francés. Ese que ella conocía tanto.

Puqui Charras        

 

Our revoir, Mirtha

Mirtha Seveso de Layús, fallecida recientemente, fue profesora de Francés y directora de la Alianza Francesa de Villa María durante más de cincuenta años, durante los cuales se celebró el 14 de julio, Día de la Revolución Francesa, cada año con diferentes y originales eventos culturales.

Organizó ciclos de cine-café los domingos, en la sede de la Alianza, proyectando éxitos del cine francés.

Bajo su gestión la Alianza auspició la presentación de renombrados cantantes, artistas y pintores quienes difundieron la cultura gala. Se realizaron tours culturales a Buenos Aires y Uruguay.

Siendo cónsul de Francia en Córdoba Patrick Picard visitó la Alianza Francesa de Villa María, a quien se le hicieran conocer todas las instituciones más relevantes de la ciudad.

Con su afán de difundir la cultura francesa participó como invitada en varios programas de radio y televisivos locales.

El renombrado “Bululú Théatre” actuó en la ciudad en dos oportunidades auspiciado por la Alianza.

Bajo su Dirección se impuso el nombre de Francia a una calle de Villa Nueva y el de Jacques Cousteau a una isla en el río Ctalamochita. Recibió infinidad de premios y reconocimientos por su interés en la difusión de la lengua y la cultura francesas en la ciudad.

Independientemente de los logros culturales que Mirtha aportó a la ciudad y región sus familiares, alumnos y amigos queremos destacar al ser humano detrás del ser intelectual. Era poseedora, Mirtha, de la humildad de los grandes, sin ego innecesario ni egoísmos inútiles. Sin competir, compartiendo con una calidez y paciencia que merece ser destacada, así como su ética y su desinterés económico a la hora de dar, ya se tratara de conocimientos, datos, etcétera. Un ser afectuoso que, sin ninguna duda, deja un espacio vacío.

La súbita muerte de Mirtha nos deja una gran nostalgia. Y… ¿qué es la nostalgia? Es el amor que no se va. Cristina Pablos

 

Reclamo de justicia

Los hijos de Antonia Manuela Parra, fallecida el 18 de octubre de 2009 después de realizarse una videoendoscopía para control en el Sanatorio Cruz Azul de Villa María y haber sufrido una perforación de esófago que a posteriori le provocara la muerte, caso caratulado como homicidio culposo, seguimos en espera de una resolución de la Justicia al cumplirse este próximo 18 de octubre, seis años de su deceso que también, como este año, coincidiera con el “Día de la Madre”.

El caso tramitado ente la Fiscalía de Primer Turno (Expediente “R” 18/09) fue iniciado el 3 de diciembre de 2009 y se encuentra desde esa fecha estancado en esta instancia, desconociéndose los motivos por los cuales no sigue su curso legal, cuando todo hace suponer que a esta fecha tendría que encontrarse ya en la Cámara del Crimen para su resolución, siendo que ya hay profesionales imputados por homicidio culposo.

Entendemos que la Justicia debe llegar a tiempo. El paso de los años sin resolución efectiva nos hace pensar que no la hay o que no existe. Y no hace más que darle la oportunidad de escaparse a los que no han cumplido en la vida con su deber.

Pedimos y exigimos justicia a tiempo.

Ramonda, Ana María

DNI: 12.388.051

Ramonda, Roberto César

DNI: 12.840.157

Ramonda, Nelso Domingo

DNI: 11.679.505

Print Friendly, PDF & Email