Los lectores también escriben

Plaza Centenario, el escenario donde los visitantes vivieron el mal momento, según denuncian en la carta enviada a nuestro medio
Plaza Centenario, el escenario donde los visitantes vivieron el mal momento, según denuncian en la carta  enviada a nuestro medio
Plaza Centenario, el escenario donde los visitantes vivieron el mal momento, según denuncian en la carta enviada a nuestro medio

Periodistas que se sintieron maltratados

El 26 de octubre pasado tres periodistas de la editorial emprendieron un viaje en motocicleta por la provincia de Córdoba eligiendo como primer destino Villa María, Córdoba.

Una vez llegados, decidieron parar en la plaza de José Ingenieros y Buenos Aires para emprender un paseo a pie a fin de recabar información para la redacción de las crónicas sobre Villa María.

Viendo que había cuatro motocicletas estacionadas en la plaza y otras tantas sobre la vereda frente al Banco Francés, decidieron dejar las motocicletas en una de las esquinas de la plaza.

Al regresar, se encontraron con dos inspectores de Tránsito, quienes les informaron que iban a realizar la multa por encontrarse las motos mal estacionadas. Ante el reclamo de que había otras motos en igual situación, los inspectores llamaron a dos inspectores más, a dos policías y a dos supervisores.

Empezó entonces un insólito acoso verbal y psicológico en plena plaza principal de Villa María y ante la vista del pueblo entero.

Los inspectores pretendían secuestrar las motocicletas argumentando que los seguros estaban vencidos, cuando las tres motocicletas contaban con los seguros al día; luego pretendían llevarse las motocicletas por falta de cascos, cuando las mismas estaban estacionadas; luego solicitaron al policía que detuviera a uno de los periodistas argumentando que “pretendía escaparse” apenas por conectar su celular al cargador de la moto a fin de mostrar la vigencia de su seguro.

El policía en cuestión se paraba a centímetros de los periodistas haciendo rechinar las esposas en pose amenazante.

Los inspectores de Tránsito, por su parte, tomaron 40 minutos en redactar las multas, buscando claramente poner nerviosos a los periodistas a fin de tener una excusa para el accionar policial.

Lamentamos profundamente el accionar del inspector Osvaldo Colazo, legajo 9.860, y de los otros inspectores que con él se encontraban, así como el de los policías y supervisores, que en lugar de realizar sus tareas con amabilidad, idoneidad y ecuanimidad, arruinaron la posibilidad de hacer llegar turismo a Villa María.

Desde ya, muchas gracias por su amable atención al publicar la presente en la sección de los lectores.

Ed. R. Bandini

Editorial Steadman Thompson

 

 

¿El ser humano vive o vegeta?

Hay científicos que creen que pueden crear vida, pero pocos se paran a pensar que sin la sustancia base de la vida, no se puede crear ninguna forma de vida.

El ser humano puede matar, pero no crear vida; mata a seres humanos, destruye la naturaleza y maltrata al planeta Tierra, pero en algún momento habrá un cambio, pues tal y como el ser humano es hoy día, no puede existir a la larga, es decir, dejará de estar sustentado por el Espíritu del Creador, que también es la vida sobre la Tierra.

El ser humano visto en general ha suprimido la voz de su conciencia.

Debido a su falta de conciencia destruye aquello que le estorba para así disfrutar y vivir sin impedimentos eso que él llama vida. Pero la mayor parte de la existencia del ser humano transcurre por carriles estrechos, es decir, con estrechez de miras en la forma de pensar, hablar y obrar.

Cada cual piensa sólo en sí y quiere sólo para sí, los demás le dan igual.

Una y otra vez transcurre todo según el mismo esquema, siempre pensamientos y palabras iguales, centrados en la materia, egocéntricos e intelectuales.

La realidad del Espíritu que lo traspasa todo es excluida. Pero esto no tiene nada que ver con la vida, es un mero vegetar.

Esta es la causa de la indiferencia y de la dejadez en lo que concierne al pensar, al investigar y a la búsqueda más profunda de Dios.

Maximiliano Corradi

DNI 27.090.991

Print Friendly, PDF & Email