Los lectores también escriben

APDH Nacional y de Villa María, ante hechos de la actualidad

Señor director:

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos repudia enérgicamente a través de este medio la ola de despidos masivos que se están produciendo en distintos organismos del Estado nacional, provinciales y entes autárquicos, en clara violación al principio de estabilidad del empleo público de quienes pertenecen a planta permanente y/o a los procedimientos legales establecidos para el resto de las relaciones laborales de trabajadores de la administración pública.

El dictado del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) presidencial Número 254/15, que pretende ejercer un ilegal e ilegítimo “derecho de revisión” de actos administrativos pasados en autoridad de cosa juzgada administrativa, y que en su mayoría generaron derechos adquiridos a los trabajadores, junto a las distintas normativas y resoluciones dictadas, son actos administrativos que, disfrazados de legalidad, dictados “manu militari” violan el derecho humano al trabajo

Como organismo defensor de derechos humanos ratificamos nuestro compromiso con la defensa del trabajo como un derecho garantizado en el Pacto de Derechos Económicos Sociales y Culturales, entre otras normas internas e internacionales.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos -con 40 años de lucha en la promoción, defensa y protección de los derechos humanos- advierte con profunda preocupación que el nuevo Gobierno, a menos de un mes de asumir, avanza contra los derechos civiles y políticos, con represiones a los trabajadores y contra los derechos económicos, sociales y culturales, con despidos masivos en todas las áreas del Estado nacional, otros provinciales y municipales ligados ideológicamente al Ejecutivo que encabeza el presidente, que dejan a miles de familias sin sustento, como consecuencia del dictado de normas inconstitucionales, violatorias de la división de poderes y reñidas con el respeto al Estado Democrático de Derecho.

Solicitamos a los medios de comunicación la difusión de esta documento.

Muchas gracias.

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Junta Central y Delegación Villa María

 

 

ATE denuncia “la guerra sucia” de un intendente

Señor director:

Solicitamos espacio en ese medio para informar que el conflicto de los trabajadores municipales de Unquillo, causado por el despido y cesación de alrededor de 250 compañeros, ha mostrado la veta autoritaria, la vocación por la ilegalidad y el desprecio por la cosa pública del intendente Jorge Fabrissin.

En un nuevo hecho que busca amedrentar a los trabajadores y a sus dirigentes gremiales, Fabrissin mandó volcar una montaña de tierra y escombros frente a la casa del compañero Alejandro Murúa, coordinador del cuerpo de delegados de ATE de Unquillo y secretario de Interior del Consejo Directivo Provincial. Se trata de la obvia respuesta a la instalación de la carpa de protesta frente a la sede municipal con la que los trabajadores expresan su repudio al intendente y reclaman la inmediata reincorporación de los despedidos.

El compañero Murúa, acompañado por otros municipales que le acercaron su solidaridad, realizó la exposición policial pertinente a los efectos de que la Policía y la Justicia estén al tanto de la situación y prevengan futuros amedrentamientos sobre los bienes de Murúa y la integridad del compañero y su familia.

De no detenerse, estos atropellos profundizarán la pérdida de la paz social.

Mientras, Fabrissin niega cualquier posibilidad de diálogo para canalizar los reclamos de los trabajadores para buscar una salida al conflicto, que ya va a alcanzar el mes de duración con paro general en el municipio. En tanto, los vecinos sufren la falta de servicios públicos, los estudiantes de la escuela de artes reclaman la reapertura, avanza el proceso de tercerización y privatización de los servicios y la presencia policial se impone como un estado de represión.

El Consejo Directivo Provincial de ATE repudia el accionar de Fabrissin y reclama el fin de las agresiones a los trabajadores municipales de Unquillo.

María Liliana Salerno

Secretaria General

ATE-Córdoba

 

Escrito con siete

tintas de colores

Señor director:

Con mi familia venimos de vivir uno de nuestros momentos más gratos, como es la celebración del cumpleaños número 15 de nuestra hija.

La verdad es que toda la tensión pevia por el cuidado de los detalles para que todo saliera bien, valió la pena.

Fue una fiesta muy linda, las compañeras y los compañeros se portaron bárbaro y se divirtieron de la mejor manera y sin consumir ni una sola gota de alcohol.

Pero yo escribo estas líneas para hacer público nuestro agradecimiento a la gente del local Siete Tintas, donde hicimos la celebración, porque ellos también cuidaron los detalles que corrían por su cuenta. Todos, absolutamente todos: comida, música, luces, etcétera. Y otro que no es menor en los tiempos que corren: los responsables del local nos respetaron a fines de diciembre el precio que habíamos acordado de palabra en el mes de julio, con todo lo que pasó en la economía en el último mes. Nos enseñaron que es de buena gente ser agradecido y en función de ello es que escribimos esta carta.

Muchas gracias por el espacio. Atentamente.

Sonia. I. P.

DNI 17.145.329

Print Friendly, PDF & Email