Los ocupantes de un terreno en Las Playas piden que el municipio actúe

Estas escenas se observaron en diciembre y enero en el predio de barrio Las Playas, ubicado en la última cuadra del sector, casi en las afueras de la ciudad. Las familias advierten que les es urgente conseguir un techo

Le demandan al intendente Martín Gill que atienda la necesidad de vivienda y subrayan que no se cumplió el acuerdo con el dueño de las tierras y la Municipalidad

Estas escenas se observaron en diciembre y enero en el predio de barrio Las Playas, ubicado en la última cuadra del sector, casi en las afueras de la ciudad. Las familias advierten que les es urgente conseguir un techo
Estas escenas se observaron en diciembre y enero en el predio de barrio Las Playas, ubicado en la última cuadra del sector, casi en las afueras de la ciudad. Las familias advierten que les es urgente conseguir un techo

Familias que en el verano se asentaron en un terreno de barrio Las Playas en reclamo de tierras para construir sus hogares presentaron un escrito en el municipio demandando la intervención del Gobierno ante el problema habitacional existente y la falta de avances en el acuerdo sellado tiempo atrás.

La nota ingresó al Palacio de calle Mendoza y Sobral “ante la falta de respuesta de las autoridades” de la comuna.

Son 40 familias “que desde diciembre venimos luchando por el derecho a la vivienda propia, como lo establecen tanto la Constitución Nacional como la Provincial”, indicó uno de los portavoces del grupo.

En tanto, Misael Ogas, del Partido Obrero, señaló que “en las últimas semanas hemos escuchado al municipio plantear que se asignarán 700 lotes para el Plan Lo Tengo y si no había terrenos disponibles los compraría, lo que es una impostura: no le da solución a 40 familias, pero comprará 700 lotes”.

El militante del partido de izquierda sostuvo que “se debe poner en funcionamiento el banco de tierras y la expropiación de los terrenos necesarios para darles solución a las familias”.

El predio ocupado en diciembre se encontraba abandonado y en desuso. Las familias decidieron instalarse previo a las fiestas de fin de año y un mes después se llegó a un acuerdo en el que la Municipalidad se haría cargo de la urbanización de los terrenos, y quien aparentemente se presentaba como dueño y que planteó después derechos posesorios sobre esas tierras iba a ceder los derechos de 10 mil metros cuadrados.

A cambio se debía abonar un monto de 90 mil pesos por lote. Cada familia, según estos vecinos, pagó mil pesos a la hora del contrato.

Lo que ahora señalan es que el municipio no ha concretado ninguna obra en el lote y “el supuesto posesor no firmó con las familias el contrato de cesión de derechos posesorios, por lo que procedimos a enviarle una carta documento, exigiendo que se cumpla el acuerdo”.

Ogas remarcó que este caso “no es un hecho aislado en la ciudad, en la que hay 10 mil familias que padecen la necesidad de vivienda”, en el marco de alquileres que “superan el 50% del salario promedio, a lo que hay que sumarle las elevadísimas tarifas, haciendo imposible la adquisición de un terreno y mucho más imposible la construcción, garantizando un negociado inmobiliario terrible, y alejando de la posibilidad de los trabajadores el derecho a la vivienda”.

 

Print Friendly, PDF & Email