Los padres de Micaela analizan denunciar al Hospital Pasteur

La carta que Ramón entregó a El Diario, antes de adelantar que analizan denunciar al Pasteur

En los próximos días denunciarían al centro de salud por mala praxis por el fallecimiento de su hija, el pasado martes. Aseguran que podrían ir en contra del Hospital Villa Nueva también

La carta que Ramón entregó a El Diario, antes de adelantar que analizan denunciar al Pasteur
La carta que Ramón entregó a El Diario, antes de adelantar que analizan denunciar al Pasteur

“Para la pérdida de un padre o una madre uno está preparado, pero para la pérdida de un hijo no. Es un dolor irremediable, irreparable”.

Las palabras son de Ramón Hugo Giménez, quien es el papá de Micaela Del Valle Giménez, joven que el pasado martes, a sus 23 años, falleció en el Hospital Regional Pasteur tras permanecer un día en la Unidad de Terapia Intensiva, donde -según pudo averiguar EL DIARIO- había llegado con una alta infección. Hacía dos semanas, Micaela había dado a luz a Lázaro Jesús.

Ramón habla en nombre de él y de su señora, Mónica del Valle Rocha, cuando advierte que están analizando denunciar al Hospital Pasteur por mala praxis. “Esto no puede quedar así. Hay muchas incógnitas y lo que quiero es que se sepa la verdad. Temo que esto haya sido una mala praxis”, contó en la Redacción de este medio al cual llegó para acercar una carta, y agregó: “Estamos viendo también de denunciar al Hospital Villa Nueva”.

El papá de Micaela narró algunas situaciones que son las que lo llevan a tomar esta decisión: “Mi señora me dijo que le habían sacado casi un litro de pus, si en dos días no se puede generar. Tengo entendido, no soy facultativo, que una herida de una cesárea, por ejemplo, de una vaca, si se presenta roja o caliente es porque hay infección interna y la doctora me dijo que mi hija estaba muy, muy sanita, entonces cómo pasó algo así. También una doctora me dijo que era un germen que se produjo entre la piel y la carne”.

Ramón repite, una y otra vez, que “queremos tener un porqué, queremos saber qué pasó”. “A nosotros no nos convenció ni nos dejó tranquilo lo que nos dijeron sobre la muerte de mi hija”.

Según lo que este medio pudo averiguar en su momento, y que se publicó en la edición del jueves, Micaela había tenido apendicitis durante el embarazo y días antes de dar a luz sufrió un golpe, además de que el parto estuvo caracterizado por un cuadro de tensión alta. El embarazo fue controlado por una médica del Hospital Villa Nueva, mientras que dio a luz en el Hospital Regional Pasteur por cesárea. Precisamente a ese nosocomio llegó el lunes con un shock séptico, aunque no hubo comunicación oficial del centro asistencial. Sobre las causas de su muerte no hubo versión oficial.

“Mi señora alcanzó a escuchar que una doctora le dijo a otra que por qué no habían entregado el cuerpo antes, si hacía desde las 9 de la mañana que estaba muerta, y a nosotros nos la entregaron a la 13.30, toqué el cuerpo y ya no tenía temperatura, a las 13.30 cuando me avisaron que había muerto”, afirmó el papá.

“El manejo que hicieron de esto no me gustó nada, porque si tenés alguna información la tenés que dar, la doctora nos dijo que estaba bien, cómo pasó esto entonces”, reclamó.

“Uno queda mal, pero queremos que esto no vuelva a suceder a otras personas. Que se hagan bien las cosas y que no usen veterinarios porque no somos animales.

Este fue un golpe muy grande, que no esperás. No se actuó bien en este caso.

Vamos a ver con un abogado qué es lo que hacemos, pero hoy tengo un nieto sin madre, a quien le quitaron la posibilidad de criar a su hijo y esto no puede quedar así”, cerró Ramón, conteniendo las lágrimas.

Print Friendly, PDF & Email