Médicos locales se capacitaron para rehabilitar personas con discapacidad

El consultor de la OPS Mauricio Zepeda junto a Marité Puga, responsable de la Dirección de Inclusión Sanitaria, reflexionaron acerca de la actividad que se brindó en el auditorio de la Secretaría de Ciencia y Tecnología

Los profesionales villamarienses del Hospital Pasteur que integran equipos de salud de la Red de Centros de Rehabilitación participaron de un evento formativo que hizo eje en liderazgo y gestión hospitalaria, dictado por Mauricio Zepeda, consultor de la Organización Panamericana de la Salud

El consultor de la OPS Mauricio  Zepeda junto a Marité Puga, responsable de la Dirección de Inclusión  Sanitaria, reflexionaron acerca de la actividad que se brindó en el auditorio de la Secretaría de Ciencia y Tecnología
El consultor de la OPS Mauricio
Zepeda junto a Marité Puga, responsable de la Dirección de Inclusión
Sanitaria, reflexionaron acerca de la actividad que se brindó en el auditorio de la Secretaría de Ciencia y Tecnología

Profesionales villamarienses participaron de una capacitación sobre “Liderazgo y profundización en gestión hospitalaria”, dirigida a equipos de salud que trabajan en la Red de Centros de Rehabilitación de la Provincia.

El taller fue dictado por Mauricio Zepeda, psicólogo, máster en Discapacidad y consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud (CIF).

Como referentes del Centro de Rehabilitación que funciona en el Hospital Regional Pasteur, los doctores Diego Andreotti y Gabriel Talei estuvieron presentes durante la instancia formativa que se extendió por tres jornadas en la capital provincial.

Cabe recordar que la provincia de Córdoba cuenta con 10 centros de rehabilitación que integran una red especializada en la prevención, detección y recuperación de las personas discapacitadas. Sus características los convierten en únicos en Latinoamérica y les permiten trabajar en un área sensible, de manera absolutamente gratuita, con mecanismos articulados y multidisciplinarios para enfrentar el problema.

Los centros dependen de la Dirección General de Inclusión Sanitaria del Ministerio de Salud y funcionan en la ciudad de Córdoba en los hospitales Misericordia, Pediátrico y de Niños; y en el interior en Laboulaye, Cruz del Eje, Villa Dolores, San Francisco, Villa María, Río Cuarto y Unquillo. En promedio, brindan unas 130 mil prestaciones anuales.

 

Nuevos desafíos

En el marco de la actividad de capacitación, Zepeda destacó el crecimiento de la Red y los nuevos desafíos que se plantean en consecuencia: “La Red ya está funcionando, se conoce en los hospitales, tiene difusión, hay cobertura; pero ahora nos interesa la calidad, plantearnos objetivos superiores; como la integración social de la persona con discapacidad. El crecimiento ha sido un poco vertiginoso porque no hay experiencias como esta en la región como la que hay aquí en Córdoba: centros de rehabilitación ligados a los principales hospitales de referencia regional y a centros comunitarios. La necesidad de capacitarse en gestión surge ahora que los desafíos son mayores”.

Junto con Marité Puga, responsable de la Dirección de Inclusión Sanitaria del Ministerio de Salud de la provincia, reflexionaron también sobre la evolución histórica del concepto de discapacidad. “Desde la época de los espartanos, donde al niño que nacía con alguna dificultad se lo mataba al instante, a una etapa más moderna donde a la persona con discapacidad se la ocultaba o se la trataba desde la lástima, hoy se ha llegado afortunadamente a otra visión, a saber que son personas con derechos”, describió Puga.

Actualmente se reconoce que la discapacidad forma parte de la condición humana, porque casi todas las personas sufrirán algún tipo de discapacidad transitoria o permanente en algún momento de su vida. “La discapacidad no es algo que le pasa a otro, que miro con simpatía, es algo que nos pasa a todos. Cuando hablamos de una persona con discapacidad como un sujeto de derecho, eso implica el despliegue de otras actividades, implica que no trabajamos sólo desde un modelo médico, sino desde un modelo médico social”, remarcó Puga.

En el mismo sentido, Zepeda afirmó que la discapacidad es una variable transversal, un tema que atraviesa a distintos servicios de salud y también a otras áreas del Estado y de la comunidad. Allí cobra especial importancia el trabajo en red: “Cambia el concepto de discapacidad y también cambian los modelos de atención. La estrategia de la Red es la apropiada porque un centro o un hospital no pueden resolver todas las aristas de la discapacidad: integración escolar, inserción laboral, apoyo familiar. La comunidad también es un actor fundamental del trabajo en red. Hay que trabajar con las organizaciones, tener un despliegue en el terreno, buscar los recursos que están en ese territorio a disposición de la estrategia de intervención”.

Frente a estos desafíos, capacitar a los equipos en gestión y liderazgo se torna importante, porque se requiere del compromiso tanto de quienes tienen cargos ejecutivos como del resto del equipo: “Se trata de un liderazgo colaborativo, no es solamente actuar por la autoridad que confiere un cargo, todo el equipo se empodera de un rol y de ejercer acciones para aumentar la efectividad de las intervenciones. Trabajar sobre liderazgo -en lugar de simplemente sobre estructuras jerárquicas- abre otras posibilidades, genera otras motivaciones, captura el compromiso de la gente. El sector público, y sobre todo el área de salud, necesita líderes que puedan contener, convencer, persuadir, enseñar, y eso va más allá de una jefatura”, explicó Zepeda.

Al respecto, recordó que hace dos años, cuando la Red daba sus primeros pasos, ya había sido convocado por la Dirección de Inclusión Sanitaria para brindar una capacitación similar sobre trabajo en equipo, que se completa con esta segunda etapa, enfocada en gestión administrativa, gestión estratégica, manejo de recursos humanos, ejercicio de liderazgo, entre otros.

 

Print Friendly, PDF & Email