Menú del día: votos a la gallega

Rabolini en San Francisco con Martín Gill y Nora Bedano

Los candidatos presidenciales siguen en la ruta de seducir los votos obtenidos por el gobernador José Manuel de la Sota en las PASO. Así, la semana que pasó pisaron suelo cordobés la esposa de Daniel Scioli, Karina Rabolini, y los postulantes a la Presidencia Sergio Massa y Mauricio Macri

Rabolini en San Francisco con Martín Gill y Nora Bedano
Rabolini en San Francisco con Martín Gill y Nora Bedano

 

Escribe: NET
De nuestra Redacción

El gobernador José Manuel de la Sota se ha convertido en una figura clave en este camino sinuoso que lleva a las elecciones del próximo 25 de octubre.

Sin ostentar ningún título de “candidato”, el Gallego está en el pensamiento y en la palabra de los tres principales postulantes a sentarse en el máximo sillón de la Casa Rosada a partir del 10 de diciembre.

Lo habíamos anticipado ya en nuestra columna del pasado 24 de agosto, Córdoba es una provincia de vital relevancia en el plano de la política nacional y los candidatos con chances ciertas, Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, ya tienen en el menú del día un plato fuerte para el banquete de octubre: “votos a la gallega”.

De la Sota obtuvo en las PASO más de 600 mil sufragios en Córdoba y un total en todo el país que lo ubica con un millón cuatrocientos mil electores que lo prefirieron en las Primarias.

Un capital significativo, fundamentalmente para el gobernador bonaerense que aspira a ganar a primera vuelta y para el jefe porteño que apuesta todas sus fichas al balotaje.

Esta semana, el “creciente afecto” hacia los cordobeses quedó bien plasmado. Las tres fuerzas en pugna pisaron suelo cordobés y derrocharon elogios para el “corazón del país”.

El jueves, la primera en servir la mesa fue la esposa del gobernador de Buenos Aires, Karina Rabolini.

La primera dama estuvo en San Francisco, la cuna del vicegobernador electo Martín Llaryora.

La compañera de Scioli realizó diversas actividades, acompañada por los diputados nacionales de Villa María Martín Gill y Nora Bedano.

“La gente tiene ganas de seguir avanzando en este camino, sobre un camino seguro, con la presencia de un Estado que esté colaborando a través de herramientas”, expresó Rabolini a los medios detallando las virtudes de la continuidad del modelo iniciado en diciembre de 2003 por Néstor Kirchner y reforzado por Cristina Fernández de Kirchner.

Rabolini destacó que su marido tiene entre sus planes “la ayuda a las pequeñas y medianas empresas, ya que ayudan mucho a la economía pero también generan puestos de trabajo”.

“Lo que está haciendo Daniel ahora es hablar con los gobernadores de cada una de las provincias para escuchar los problemas de ellas y poder resolverlos en el futuro”, comentó.

Y luego, como al descuido tiró la frase de postre. “Scioli tiene buen diálogo con el gobernador electo Juan Schiaretti”.

La conquista de los cordobeses empezó a toda máquina. En este contexto, Gill y Bedano son dos dirigentes que no escatiman esfuerzos en buscar parte de los sufragios peronistas que apoyaron a de la Sota el pasado 9 de agosto.

Los dos legisladores han llevado a cabo un fuerte trabajo de campo, visitando el interior provincial y tratando de sumar a nuevos dirigentes al proyecto oficialista.

La finalidad del espacio del Frente para la Victoria es lograr un segundo lugar en un territorio que hasta el momento se está inclinando mayoritariamente por Macri y Massa.

La Rural, un escenario opositor

La segunda visita que tuvo la provincia con ansias de conquista fue la del candidato de UNA, Sergio Massa.

El escenario que juntó a Massa y al Gallego fue en La Rural de Río Cuarto donde el clima opositor se respira desde la distancia.

Precisamente, en ese contexto, el pasado sábado Massa aprovechó para golpear al Gobierno nacional y “endulzar” los oídos de los representantes del sector ganadero, agropecuario y comercial.

«Les vamos a devolver a los cordobeses la plata que el kirchnerismo les robó”.

Massa, con los cubiertos en la mano, derrochó elogios para el Gallego. «Córdoba tuvo dignidad y pudo frenar al kirchnerismo que se apropió de la plata del campo para comprar la voluntad de gobernadores feudales que usan la pobreza para conservar el poder», remarcó.

Marche un menú del día. El tigrense compartió la comida con el Gallego, Adriana Nazario, el productor Carlos Garetto y los candidatos delasotistas que lleva en su boleta.

El almuerzo del domingo, en el mismo ámbito, lo copó el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri.

“La Argentina que viene es una Argentina donde el que gobierna rinde cuentas y donde el que gobierna deja de tener conflictos con las provincias como, por ejemplo, el que tiene la Nación con Córdoba”, dijo ayer el candidato presidencial en Río Cuarto.

Junto a Macri estuvo el villamariense Darío Capitani, que según los rumores, podría ocupar un lugar en el Gabinete si el jefe porteño gana los comicios.

Obviamente, Macri también se “sintió cordobés”. “Yo creo en Córdoba desde el primer día que empecé a venir hace ya unos años atrás. Siempre se respiró un aire de cambio que reclamaba otro tipo de gobierno. Y espero que los cordobeses que estuvieron con (José Manuel) De la Sota nos acompañen ahora en esta elección final que va a terminar en el balotaje”, recalcó.

Fue un “derroche” de cariño el que recibió la provincia en pocas horas.

Entre bambalinas corrieron como un reguero los rumores de una supuesta reunión entre Macri, Massa y De la Sota. Los tres se encargaron de desmentirlo en forma contundente.

No fue todo. De la Sota fue uno de los nombres que tiraron, por lo bajo, para integrar el Gabinete de Scioli si llega a la Presidencia.

A pocos días de la primavera, los platos principales están preparados y en la lista de los preferidos sobresale: “votos a la gallega”, con mucho pimentón dulce y picante.

Amigos son los amigos

Feliz. Así está el intendente electo Martín Gill tras la asunción de las nuevas autoridades de la Universidad Nacional de Villa María. El exrector escribió en su Facebook: “Dos grandes amigos, comprometidos militantes y grandes personas, Luis (Negretti) y Aldo (Paredes), acaban de asumir la conducción de la querida UNVM. Desde 2007, cuando me tocó conducir la Universidad, hemos crecido en todas las dimensiones. Una nueva etapa se abre, y será sin dudas la del desarrollo de un proyecto que ya está consolidado”.

“Como si fuera poco todo lo que me pasó en este día, recibo de manos del maestro Armando Andruet la impresión del libro que publicamos juntos… Los astros están alineados”. Lo escribió el flamante rector de la Universidad Nacional de Villa María, Luis Negretti.

“Escuchar a (Sergio) Massa en entrevista exclusiva del noticiero de canal 10 (SRT-UNC), diciendo que Nación le roba a los jubilados de la Provincia entre otras barbaridades, y ver la complacencia de sus conductores, es demasiado. Y quedan algunas cosas muy claras!”. Palabras puestas en su muro de Facebook por el concejal justicialista Rafael Sachetto.

Print Friendly, PDF & Email